avatar
El periodista Martín Eduardo Peregrino Rojas ha sido absuelto en dos de los cinco procesos administrativos que, según denunció, fueron usados como medios de hostilización laboral en represalia a la difusión periodística de informaciones relacionadas con la Dirección Regional de Salud (DIRESA) y Gobierno Regional (GORE) de Cajamarca.
Martín Peregrino lleva doce años publicando informes periodísticos como independiente en el portal web Otra Prensa y cinco años trabajando en el área de patrimonio de la DIRESA Cajamarca. Desde hace dos años viene siendo hostigado y maltratado por funcionarios de la entidad regional por difundir, a través de la web, hechos irregulares en dichas entidades de gobierno.
El 21 y 22 de enero del 2020 el medio digital informó que una mujer embarazada y su bebé fallecieron durante el proceso de parto por negligencia médica citando documentos y declaraciones de la familia de la víctima. Según declaró Peregrino a la Oficina de Derechos Humanos de la Asociación Nacional de Periodistas del Perú (ANP), la documentación citada en el informe le fue proporcionada por el esposo de la víctima.
Esto generó que la DIRESA le abriera un proceso administrativo por aprovechamiento de funciones, acusándolo de haberse valido de su condición de trabajador para obtener los documentos que presentó en dicho informe periodístico. En esta instancia el periodista fue absuelto al no hallársele las responsabilidades imputadas y constatar que la información recabada no pudo haber sido extraída de los archivos de la DIRESA.
El trabajo del periodista no solo motivó que recibiera represalias institucionales, también le generó anticuerpos en su entorno laboral. Peregrino manifiesta que, arbitrariamente, en octubre del 2020 le quitaron el bono CAFAE que le correspondía recibir.
Según relata, el malestar de las autoridades llegó al punto de, en diciembre del 2020, enviar a un funcionario del GORE Cajamarca para ofrecerle un cambio de área y publicidad para la página web bajo la condición de que no difunda informaciones sobre el GORE o la DIRESA. Dicha propuesta fue rechazada.
La mañana del 14 de enero del 2021 se acercó la directora Ejecutiva de Gestión de Recursos Humanos de la DIRESA, Flor de María Mendoza Torres, a la oficina de Martín Peregrino para reclamarle que la noche anterior hiciera un comentario a la publicación en Facebook de dicha entidad.
El mencionado comentario expresaba “la tuvieron que asustar con sacarla para que se ponga a trabajar”, sin hacer alusión alguna a la persona en cuestión. Sin embargo, esto generó que Mendoza Torres se acercara a gritarle a Martín Peregrino, quien -al ver la exasperación- comienza a grabarla hasta que la funcionaria se abalanza para intentar arrebatarle el celular. Al no lograrlo le presiona el brazo derecho con fuerza, hiriéndole con las uñas.
A partir de los comentarios vertidos en redes sociales le abrieron otro proceso administrativo disciplinario, esta vez por faltamiento de palabra; el mismo que prescribió por falta de pruebas y vencimiento de plazo. Asimismo, el Ministerio Público abrió investigación preliminar a Mendoza Torres por la presunta comisión del delito contra el cuerpo y la salud.
Entre otras cosas, el periodista informó -mostrando las pruebas documentarias que respaldaban sus versiones- sobre la compra irregular de 60 mil pruebas rápidas obsoletas, contratación de personal fantasma, problemas en las contrataciones públicas, incumplimiento de promesas, entre otros.
Según Martín Peregrino, a raíz de ello la DIRESA, a través de sus abogados, le iniciaron tres nuevos procesos administrativos por faltamiento de palabra en los que solicitaban la destitución del periodista, los procesos presentados llevan el mismo tenor en su formulación. Dichos procesos se sustentan formalmente en comentarios que el periodista realizó en redes sociales cuestionando los hechos y funcionarios implicados en los destapes en Otra Prensa.
En paralelo altos funcionarios le han cursado cartas notariales solicitando la información sensible que reveló en las notas, sin observar el principio de confidencialidad y resguardo de fuentes.
El tercer proceso en mención, que sigue en curso, fue interpuesto por la vicegobernadora de Cajamarca, Angélica Bazán Chávarry, quien además de exigir la destitución de Peregrino Rojas solicitó garantías ante la Prefectura de Cajamarca imputándolo de ser un potencial agresor bajo la figura de violencia psicológica luego que realizara informes periodísticos sobre la funcionaria.
En otro proceso el ex gerente general del GORE Cajamarca, Alex González Anampa, exigió la destitución del periodista, tras las denuncias periodísticas que lo involucran en hechos irregulares. La primera instancia sancionadora declaró fundada la denuncia, sin embargo, gracias a la oportuna actuación de la defensa de Martín Peregrino pudo seguir trabajando. La segunda y última instancia de SERVIR revirtió el fallo y le dio la razón al hombre de prensa.
Asimismo, el quinto proceso administrativo disciplinario por faltamiento de palabra que le han abierto surge a partir de denuncias periodísticas que implican al gobernador regional de Cajamarca. Al periodista lo acusan de comentarios difamatorios por redes sociales; sin embargo, éste demostró notarialmente que los perfiles que difundieron dichos comentarios eran falsos y no le correspondían. Este proceso actualmente está paralizado.
La Asociación Nacional de Periodistas del Perú – ANP exige el cese del hostigamiento contra Martín Eduardo Peregrino Rojas. Es inadmisible todo tipo de represalia a consecuencia de su labor periodística. Los procesos disciplinarios en el ámbito laboral no pueden convertirse en intentos de mordaza a la difusión de información sobre asuntos de interés público.
Asimismo, la ANP hace un llamado urgente a la Autoridad Nacional del Servicio Civil (SERVIR) para que se apersone, evalúe el caso y tome las acciones correspondientes a fin de contribuir al bienestar integral del trabajador de la DIRESA Cajamarca Martín Peregrino.
  • Compartir:

Leave a Comment