avatar
La Asociación Nacional de Periodistas del Perú rechaza el anuncio del presidente de la República quien advierte que iniciará acción penal contra la producción periodística del programa “Panorama” tras la difusión de un reportaje que recoge declaraciones del exsecretario general de Palacio de Gobierno, Bruno Pacheco, que a decir del primer mandatario tiene el “único fin de engañar y manipular a la ciudadanía”.
Pretender imputar a los periodistas por lo testificado por terceras personas, es una práctica frecuente de quienes desde el poder político o económico anhelan silenciar denuncias periodísticas. El último caso, con características similares terminó en un desistimiento. Si el presidente de la República considera afectado su honor por las revelaciones de parte hechas por el exsecretario general de Palacio de Gobierno, debe ejercer su derecho a réplica o, en su defecto, dirigir la acción penal al responsable de las acusaciones, a quien sorprendentemente no hace mención alguna.
Criminalizar al “mensajero” no es una alternativa legítima. Servir como vehículo para la propalación de declaraciones de terceros, de por sí, no hace a los periodistas responsables de su contenido. La veracidad o no de esos dichos deberá ser determinada por el sistema de justicia del país.
De lo que sí es responsable el periodismo, y lo demandamos de manera continua desde esta institución gremial, es ser fiel a sus esenciales principios éticos.
La ANP, desde hace décadas, denuncia la instrumentalización sistemática de la ley penal contra quienes tienen la responsabilidad de informar. Procurar que los periodistas, «para no hacer el juego» a quienes persisten en petardear la democracia en el país, se eximan de entrevistar o recoger declaraciones de quienes denuncian presuntos hechos de corrupción a todo nivel, es sentenciar al periodismo al silencio.
Lima, 1 de agosto 2022
COMITÉ EJECUTIVO NACIONAL
  • Compartir:

Leave a Comment