Matriz Histórica
Del Gremio De La Prensa
Domingo, 8 diciciembre 2019


La protesta social enciende el mundo

BOGOTÁ/MADRID.- De Hong Kong a Chile, pasando por el Líbano, Irak, España, Colombia o Haití, las protestas sacuden el mundo, con millones de personas en las calles por diferentes razones, aunque con un denominador común: el descontento social.

La falta de derechos democráticos, la subida de los precios de productos y servicios básicos, las altas tasas de desempleo, el asesinato de líderes sociales o las discrepancias políticas son las principales y diversas motivaciones que han movilizado a las sociedades de medio mundo, en su mayoría sin tener en cuenta el sexo, edad o ideología política.

Estas reivindicaciones cuentan con un amplio respaldo popular en las calles, con multitudinarias marchas pacíficas, pero también con disturbios violentos, toques de queda, declaratoria de estado de emergencia y militarización, que han causado muertos y numerosos heridos, en un momento de gran conciencia social que choca con la escasa sensibilidad de los gobernantes.

La convocatoria de las protestas a través de redes sociales e internet ha resultado fundamental para lograr un éxito de participación que ha servido para mostrar al mundo el descontento global de la sociedad, en la que también ha calado con éxito, en los últimos meses, la lucha contra el cambio climático de los jóvenes en todo el mundo.

HONG KONG, EL DETONANTE POR LA LIBERTAD

Los hongkoneses continúan en las calles cuatro meses después de lo que supuso el pistoletazo de salida de este momento de particular desarraigo social en el mundo.

Superada su mecha inicial -una polémica propuesta de ley de extradición ya retirada por el Gobierno-, la protesta ha pasado a convertirse en un movimiento que busca una mejora de los mecanismos democráticos que rigen Hong Kong y una oposición al autoritarismo de Pekín, con decenas de miles de jóvenes en las calles dispuestos a aguantar el tiempo que haga falta.

Las manifestaciones, que comenzaron siendo pacíficas, han degenerado en enfrentamientos violentos con las fuerzas de seguridad y escenas de caos, con bloqueos de carreteras, lanzamiento de cócteles molotov, cargas policiales o el uso de gases lacrimógenos, mientras las autoridades chinas observan a la excolonia británica.

CHILE, DESIGUALDAD Y DESCONTENTO

En Chile se ha producido la última revuelta, un país considerado el alumno aventajado de las políticas neoliberales “con éxito” en Latinoamérica. Estabilidad, crecimiento y disciplina fiscal eran tarjetas de visita de un país ejemplar en el entorno convulso del Cono Sur, pero estas cuentas esconden una sociedad muy desigual, con una clase media en el filo y un sistema educativo que no permite el “ascensor social”.

El alza de la tarifa del metro ha sido la gota que ha colmado el vaso. Según la Universidad Diego Portales, Chile cuenta con el noveno transporte público más caro de un total de 56 países de todo el mundo y algunas familias tienen que pagar el 30% de su sueldo mensual para ir al trabajo, por lo que la subida del tiquete era una mecha ardiente.

Pese a todo -el ejército en las calles, la suspensión del incremento del pasaje, las llamadas al diálogo-, el toque de queda se mantiene en Chile. “Estamos en guerra”, ha dicho el presidente Sebastián Piñera.

EL INDEPENDENTISMO ENCIENDE CATALUÑA

Las condenas de hasta 13 años de cárcel a nueve líderes independentistas de Cataluña desencadenaron las protestas y un caos en las calles de Barcelona y otras ciudades con escasos precedentes en España, donde las reivindicaciones pacíficas de decenas de miles de catalanes acabaron en manos de unos cientos de violentos.

Más de 600 heridos, la mitad de ellos policías, y unos 200 detenidos es el saldo de una semana en la que las imágenes del centro barcelonés con contenedores ardiendo, lanzamientos de piedras a las fuerzas de seguridad y fuertes cargas policiales contrastan con las largas marchas pacíficas y una huelga general sin incidentes.

Tras varias noches con barricadas y hogueras, la tensión en las calles ha saltado a los políticos, a punto de entrar en campaña electoral para las cuartas elecciones en España en cuatro años, el próximo 10 de noviembre. La falta de entendimiento entre el Gobierno central en funciones y el catalán parece el primer obstáculo a superar para lograr un diálogo que abra la puerta a una solución.

ECUADOR, LA CHISPA LATINOAMERICANA

Ecuador ha sido la chispa que despertó este octubre las protestas en América Latina, cuando el Gobierno de Lenín Moreno aprobó la eliminación de los subsidios al combustible, que estaban vigentes desde hacía décadas, en respuesta a un acuerdo con el FMI.

Tras doce días de batalla campal en las calles de Quito, con un balance de siete muertos y más de 1.340 heridos, la revuelta popular se frenó al derogarse esa polémica medida, que afectaba a cientos de miles de familias campesinas e indígenas.

Ecuador demostró que el descontento de la calle puede frenar el diseño económico de los despachos oficiales, y también lo que los callados indígenas son capaces de lograr cuando se organizan.

LÍBANO, LA REVOLUCIÓN DEL WHATSAPP

El detonante de las protestas en el Líbano, aún vigentes, fue el anuncio de las autoridades de aprobar una tasa de 20 centavos de dólar por día a las llamadas de voz por redes sociales como WhatsApp, Facebook o Viber en un intento de aumentar los ingresos de la deteriorada economía del pequeño país mediterráneo, pero las reivindicaciones iban más allá.

"Lo del Whatsapp es la chispa, el desencadenante de todo. Odiamos el sistema basado en la corrupción, el sectarismo, en el estado policial. Literalmente piensan que somos estúpidos. Todos los impuestos que nos imponen cuando no recibimos ningún servicio", resumió a Efe Layal, de 23 años y estudiante de Derecho en Beirut, el pasado viernes.

Las multitudinarias y festivas marchas de los libaneses, que, a pesar de todo, no han renunciado a bloquear el tráfico y quemar neumáticos, han logrado poner de acuerdo a los partidos del Gobierno sobre un paquete de reformas para salir de la crisis y terminar con el descontento popular, tras el ultimátum de 72 horas del primer ministro, Saad Hariri, quien parece haberle dado un giro a su favor a la situación.

COLOMBIA, A LAS URNAS ENTRE EL DESCONTENTO Y LA VIOLENCIA

Las protestas colombianas han colapsado en los últimos meses la capital, Bogotá, por cortes estudiantiles, demandas del transporte o movilizaciones sociales.

Sin embargo, la tragedia del país tiene nombre y apellidos: 155 líderes sociales han sido asesinados en los ocho primeros meses de 2019, según el último informe del Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz, Indepaz.

En este contexto, los colombianos acuden a las urnas el próximo domingo para elegir a sus autoridades locales y regionales, tres años después de la firma del Acuerdo de Paz con las FARC, en medio de un alto riesgo de violencia política y fraude electoral. Al cóctel colombiano se añaden cinco grupos armados operativos en el país.

SIN NOVEDAD EN HAITÍ

El país más pobre de América solo ocupa los noticieros cuando sus calles arden. Y en las últimas semanas ha vuelto a ocurrir. Haití es escenario de protestas diarias contra el actual presidente Jovenel Moise, a raíz de la delicada situación económica y de la crisis política que ha hecho imposible formar un Gobierno desde el pasado marzo.

Moise ha ofrecido diálogo a la oposición, pero la semana pasada le ha abandonado la comisión que formó para entablar conversaciones con los opositores, por discrepancias con el mandatario.

Los incendios y las barricadas ha vuelto a las calles de Puerto Príncipe. Como de costumbre.

IRAK, LA REVUELTA MÁS VIOLENTA

Más de cien muertos y 6.000 heridos es el resultado de las protestas en Irak, donde los ciudadanos salieron este mes a las calles de Bagdad y otras localidades para exigir mejores servicios públicos, trabajo y el fin de la corrupción.

En el quinto mayor productor de petróleo del mundo, los iraquíes, principalmente jóvenes, desempleados y funcionarios estatales, se manifestaron convencidos de que la corrupción es la principal causa de que el Estado no pueda ofrecer buenos servicios a pesar de disponer de los recursos provenientes del "oro negro".

La brutalidad de la represión y las enormes restricciones han dejado clara la falta de libertad en un país tristemente acostumbrado a la guerra, donde las autoridades han logrado contener, al menos de momento, el descontento ciudadano con medidas económicas y sociales y la comparecencia ante la justicia de políticos corruptos y miembros de las fuerzas de seguridad que llegaron a disparar con fuego real a los manifestantes.

EFE/ Fotos EFE

 
Comité de Redacción de El País pide investigar arresto de su fotoperiodista

ESPAÑA.- El Comité de Redacción del periódico El País reclamó que se abra una investigación para aclarar las circunstancias de la detención la noche del viernes en las calles de Barcelona de su fotoperiodista Albert García mientras realizaba su trabajo.

En un comunicado remitido a los medios de comunicación, el comité de redacción de El País expresa su apoyo y solidaridad con los periodistas que, "en condiciones complicadas y en ocasiones peligrosas", están cubriendo los acontecimientos de estos días en Cataluña.

Tras condenar los episodios de acoso a los profesionales de la información que se están produciendo "tanto por parte de las fuerzas de seguridad como de sectores de manifestantes", la redacción de El País reclama una investigación de las circunstancias en que fue detenido el fotoperiodista Albert Garcia.

García fue arrestado alrededor de las 22:30 horas en la esquina de la ronda de Sant Pere con la calle de Pau Claris, cuando García estaba tomando fotografías de la detención de un joven, explicaron algunos testigos.

El fotoperiodista iba acreditado con brazalete de prensa y portaba casco de protección y fue inmovilizado en el suelo por media docena de agentes, según algunos periodistas presentes en el momento de la detención.

García habría sido acusado de empujar a un policía cuando las fuerzas policiales trataban de detener a uno de los alborotadores que participaba en los disturbios que se han producido en el centro de Barcelona. En torno a las 3:30 horas fue puesto en libertad.

Desde el comité de redacción de El País exigen a los poderes públicos y a los responsables de las protestas que respeten y faciliten la tarea de los periodistas como instrumento del derecho fundamental a la información que tienen los ciudadanos.

EFE

 
Entre “hermanos, hermanitos, primos y primitos”

Desde hace muchos años en el uso de la palabra oral, en nuestro país se utiliza las expresiones coloquiales de “hermano”, “hermanito”, “hermanón”, “primo” y “primito”, como manifestación de estima especial a quien, más allá de la amistad, no tiene relación sanguínea alguna entre los interlocutores. Es propia de quienes guardan consideración muy especial y una forma de distinguir a una persona por sus valores y principios, que los diferencia de otros.

Lamentablemente tan íntima manifestación, de cariño y respeto, se está eclipsando hoy en día por culpa de quienes hacen mal uso de dichas expresiones. El caso más notable es el protagonizado por quienes conforman la organización criminal que lleva por apelativo “Los cuellos blancos del puerto” y que la conforman jueces y fiscales, que vienen sufriendo las consecuencias de sus equivocados pasos. Ellos tenían la costumbre de intercambiar conversaciones, no sin antes tratarse de “hermano” o “hermanito”. Cayeron en el desatino y ahora  la justicia los tiene con los pelos de punta.

Este no es el caso del distinguido abogado Gonzalo Ortiz de Zevallos, personaje de conducta al parecer intachable y que se sabe es ducho en asuntos financieros.  Al mencionado Gonzalo se le metió entre ceja y ceja, ser titular del Tribunal Constitucional, convencido de que su primo hermano Pedro Olaechea, en ese entonces presidente del Congreso de la República, podía satisfacer ese anhelo, quizá perseguido por las ansias de ponerse la cinta y medalla de tan alta institución, encargada de velar por el respeto a la Constitución y procurar que las leyes se ajusten a su espíritu.

Olvidó el buen Gonzalo que eso no es posible en el Perú de hoy. Más aún que no hay prepotencia que valga, ni abuso de poder. Podrá apellidarse como quiera, pero todos, absolutamente todos, somos iguales ante la ley. Esto explica por qué de los siete miembros que integran el Tribunal Constitucional, cinco de ellos rechazaron tal apetencia, precisando que el proceso de elección  en un Congreso disuelto por mandato de la Constitución, imposibilitaba ese afán de juramentar pasando por alto las exigencias señaladas por la ley de leyes.

En pocas palabras el hecho de ser primo de quien alguna vez fue presidente del Poder Legislativo, no es suficiente cuando se trata de caminar ajustado a los pasos que señala la Carta Política del Estado. El buen Gonzalo resbaló y se ensució los zapatos.  Todo por culpa de su primo hermano, Pedro Olaechea, personaje distinguido y que en los últimos tiempos anda también mal acompañado por una junta de amistades con antecedentes políticos poco recomendables.

Después de lo sucedido muchos se preguntarán  ¿por qué Gonzalo tenía esa sed de poder? La interrogante es inmensa. Persona con fortuna amplia y abundante, profesional respetable en su especialidad donde el dinero va y viene, poco conocedor del constitucionalismo. La primera respuesta es que tenía la condición de plegarse a la citada banda política, que en estos últimos años, todo lo bueno que quiso hacer lo hizo mal y todo lo malo que ha hecho lo ha hecho bien.

Roberto Mejía Alarcón

 
La prensa, la víctima invisible de los recientes disturbios en Ecuador

QUITO.- La prensa ha sido uno de los blancos en la reciente ola de protestas en Ecuador, con un registro de más de 130 ataques a medios y periodistas en doce días, algunos tan violentos como el intento de incendio al canal de televisión Teleamazonas o la brutal pedrada a uno de sus periodistas en la cabeza.

"Las cifras hablan por sí mismas, en todo 2019 habíamos contabilizado 47 agresiones contra la prensa, y solamente en doce días de manifestaciones 135 periodistas agredidos en 113 ataques", asevera a Efe César Ricaurte, director ejecutivo de la Fundación Andina para la Observación y Estudio de Medios (Fundamedios).

La diferencia numérica entre ataques y profesionales agredidos la explica en que hubo casos en los que la violencia se perpetró contra varios periodistas a la vez, como una "retención" por parte de líderes indígenas en el Agora de la Casa de la Cultura de Quito el pasado jueves, donde la fundación contó 32 a retenidos.

La prensa se convirtió en un blanco de los ataques desde el primer día, cuando la fuerza pública atacó a un equipo de un diario quiteño pese a que su personal portaba acreditaciones.

Pero el foco de la violencia se trasladó en poco tiempo a los manifestantes, que volcaron su enconamiento contra los medios, sobre todo los ecuatorianos, bajo la demanda de: "¡Cuenten la verdad!".

"Vimos hechos absolutamente inéditos, se atentó contra un periodista a pedrazos, otros equipos fueron agredidos con látigos y todo esto con una constante del discurso estigmatizante que puede ser calificado de odio", señala Ricaurte.

El nivel de agresiones va más allá de lo que podría esperarse de la cobertura de un conflicto social y quedó reflejado en el ataque el sábado al edificio de Teleamazonas, donde radicales arrojaron cócteles molotov provocando un incendio e impidieron a los bomberos acceder al lugar a pedradas.

El productor ejecutivo nacional del medio, Milton Pérez, cree que el ataque al canal, al que rodearon entre 250 y 300 manifestantes, no fue "una forma de expresar disconformidad con el Gobierno, sino que de forma directa y deliberada, atacaron sitios diferenciados" como la gerencia general o autobuses de transporte.

Subrayó lo paradójico de los reclamos de mayor cobertura a las protestas por parte de los medios: cuando "te agreden, no te dejan llegar a los sitios, tienes que dejar cámaras y grabar con celulares, quitarte etiquetas que te identifican, disfrazarte para poder cubrir".

Y cree que ese odio a los medios nacionales tiene origen en los diez años de correísmo, en los que el expresidente Rafael Correa (2007-2017) "convirtió a la prensa en un enemigo y mucha gente se quedó con eso en la cabeza", "¡nos dejaron marcados!", asevera.

De manera simultánea a ese ataque, se produjo un asalto al diario El Comercio, cuyos trabajadores pedían auxilio en los grupos profesionales de WhatsApp, y constantes amenazas al medio Ecuavisa, que tuvo que evacuar la sede de Quito en varias ocasiones.

Casos como el de un fotógrafo de una agencia internacional herido gravemente en la cara, aparentemente por el impacto de munición en los disturbios en la capital, o la agresión a Freddy Paredes, con una pedrada en la cabeza tras abandonar la Casa de la Cultura donde había escuchado discursos contra su medio televisivo, son los más notorios.

Pero Ricaurte rescata la retención colectiva de periodistas como ejemplo paradigmático de lo que supusieron las protestas.

"En el momento en que se retiene a una persona contra su voluntad y se pide algo a cambio, en este caso, que los medios retransmitan en vivo ese acto del movimiento indígena, se está cayendo en una figura muy cercana al secuestro", censura.

También apunta a que el origen de este ambiente de suspicacia hacia los medios parte del discurso que se propagó en la década correísta desde las más altas instancias del poder en Ecuador.

"Las consignas eran muy claras y repetidas constantemente, y son las que hoy esos manifestantes jóvenes que crecieron escuchándolas vuelven a corear, que la prensa es corrupta, mentirosa y vendida", afirma.

Patricia Vargas, directora de Comunicación en la universidad UDLA, cree que el nivel de violencia que se ha vivido no tiene parangón, pero menciona que las investigaciones alertaban de cómo los medios tradicionales están perdiendo credibilidad en el país.

"Creo que los diez años pasados se generó mucha desconfianza en los medios, pasaba con Correa lo mismo que con Donald Trump, que si se informa de algo que no le gusta es una fake news", sostiene.

A día de hoy, según la experta, "nada satisface a las audiencias: Estamos metidos en una burbuja, lo que no coincide con mi forma de ver el mundo lo descalifico y al final ataco con violencia".

Propone hacer un ejercicio de autocrítica y repensar el rol del periodismo, además de compartir las mejores prácticas "para rescatar esta profesión que se ha convertido en peligrosa en Ecuador".

EFE

 
«InicioPrev12345678910PróximoFin»

Página 7 de 357

Alertas - OFIP

ANP rechaza amenazas a periodistas de diario judicial Jornada en Ayacucho
30/11/2019

La Asociación Nacional de Periodistas del Perú – ANP expresa su firme rechazo a las amenazas por redes sociales contra el equipo periodístico del diario judicial Jornada, en Ayacucho, que tienen  [ ... ]


Tarapoto: Absuelven a periodista denunciado por congresista fujimorista
24/10/2018

SAN MARTÍN.- La Corte Superior absolvió al periodista de Tarapoto, Edgar Alarcón Zavaleta, denunciado por Esther Saavedra por presunta difamación agravada. La congresista fujimorista solicitó, a [ ... ]


Puno: Amenazan de muerte a periodista
02/10/2018

El periodista Liubomir Fernández Fernández, del diario La República, en Puno, fue amenazado de muerte por Rubén Choquehuanca Mamani, cuñado del candidato a la gobernación regional, Alexander Flo [ ... ]


Otras noticias

Filiales en Acción

ANP Filial Iquitos realizó taller de capacitación periodística
30/11/2019

La ANP Filial Iquitos, junto al Instituto de Defensa Legal (IDL), realizó el taller de capacitación periodística "Desentrañando las redes de la corrupción en el sistema de justicia. Una mirada de [ ... ]


ANP Paita participó en ceremonia de izamiento de bandera
30/11/2019

La ANP Paita participó en una ceremonia de izamiento de bandera con motivo de la celebración de sus 26 años de fundación. Dicho acto fue encabezado por el presidente de esta base, compañero Otto  [ ... ]


ANP Filial Ica: Taller de especialización periodística Compromiso social de la prensa
01/11/2019

La ANP Filial Ica realizó el taller de especialización periodística sobre: "Compromiso social de la prensa", con la participación especial de Carlos Caldas Pozo, el último sábado 25. La Asociac [ ... ]


Otras noticias

Informe Especial

La violencia contra la mujer, un grave problema de salud pública
30/11/2019

La violencia contra la mujer, especialmente la ejercida por su pareja y la violencia sexual, constituye un grave problema de salud pública y una violación de los derechos humanos de las mujeres, de  [ ... ]


El periodismo bajo hostigamiento en el Brasil de Bolsonaro
30/11/2019

RÍO DE JANEIRO.- La presidencia de Brasil excluyó a Folha de São Paulo de los diarios y revistas que sus funcionarios seguirán leyendo pagados con dinero público, en una represalia del presidente [ ... ]


Sindicatos piden que se considere violencia de género delito europeo
25/11/2019

BRUSELAS.- La Confederación Europea de Sindicatos (CES) solicitó a la Comisión Europea (CE) que considere la violencia de género como un delito en la UE, para que se puedan emitir contra los acusa [ ... ]


Otras noticias
Créditos: Eylen Jalilíe