Matriz Histórica
Del Gremio De La Prensa
Martes, 27 octubre 2020
Informe Especial
La familia como remedio a las dificultades

Sobre la revitalización de la familia descansará la sociedad que saldrá de este acuartelamiento siendo más fuerte, más unida, con una mayor identidad y armonía

El pilar que puede mantener unido a un mundo que se desmorona, es la familia cohesionada y el individuo virtuoso.

Gran parte del mundo se encuentra esperando el retorno a la vida “normal” (si es que aún cabe la posibilidad de que ésta vuelva), y así como se observa derrumbada la soberbia del mundo moderno que cedió frente a un virus minúsculo y letal, se advierten ya los profundos cambios que se anuncian para el futuro: un distanciamiento social extendido, la economía estancada, la imposibilidad de rescatar a todas las empresas de su inminente quiebra, el temor de un eventual rebrote y la modificación de la hegemonía geopolítica, que pareciese ir inclinándose a favor del gigante asiático.

Así como los científicos nos señalan que no estábamos preparados para la pandemia (pues siempre es fácil indicar las falencias que sufre un sistema, una vez que estas quedan expuestas), me parece que tampoco estábamos preparados para la cuarentena a la que irremediablemente quedamos sometidos.

Se ha repetido hasta el cansancio que el mundo globalizado produciría el aislamiento de los individuos dentro de la familia; que el mundo materialista, fabricaba generaciones sin capacidad de padecer con fortaleza las dificultades; que la falta de principios producía superficialidad y volatilidad en las personas; que la carencia de líderes desorientaba a las sociedades; que el asco a la Cruz ensalzaba el hedonismo; que países sin un norte claro se paralizan en la indecisión; y que parecía que en general, la humanidad completa, se distraía entre todo el ruido y frivolidad incesante.

Quizás, esta es justamente la pausa, el silencio y la reflexión que estábamos necesitando

Hoy nos encontramos en casa, algunos añorando la presencia de seres queridos que no podemos ver, y algunos otros, quizás, cansados de la apretada convivencia familiar. Pero, si algo nos ha enseñado esta cuarentena, es que este es el momento para amar más al que tenemos cerca, y valorar a los que están lejos. Estas circunstancias pueden ser el remedio del individualismo que se venía incubando en todo el mundo y que también configuraba nuestras vidas. Si bien la pandemia es momento de crisis, no por ello no puede ser fructífera y quizás, esta es justamente la pausa, el silencio y la reflexión que estábamos necesitando.

La cuarentena puede ser −para todos− una oportunidad de acercarse al otro, de ejercitar las virtudes y tener paciencia con los defectos; para que la vida familiar no sólo se tolere, sino que se disfrute, para que los padres escuchen a sus hijos y los hijos aprendan de sus padres, este puede ser un momento para aprender algo nuevo, para ayudar, solidarizar, y para volver los vínculos familiares más sólidos y auténticos. Sobre la revitalización de la familia descansará la sociedad que saldrá de este acuartelamiento siendo más fuerte, más unida, con una mayor identidad y armonía.

No pretendo pintar un mundo idílico de total alegría, como si el crecimiento durante el encierro fuese la única solución al egoísmo campante; pero sí puede ser el comienzo de su derrota. Cuando salgamos a las calles seguirán existiendo diferencias políticas y religiosas, podrá haber culpables y negligentes frente a esta crisis, algunos irresponsables que habrán contribuido al contagio, podrá haber angustia o falta de trabajo; y frente a todo aquello, el pilar que puede mantener unido a un mundo que se desmorona, es la familia cohesionada y el individuo virtuoso.

Es por eso que es absolutamente necesario, ante las dificultades que se anuncian por venir, que estemos preparados y que la unión familiar sea la mayor conquista para sobrellevar actuales y futuros tiempos de dolor.

Es vital que estos momentos excepcionales sean visto como oportunidad de volver hacia adentro, hacia el entorno familiar y hacia nosotros mismos, para encontrar, dentro de nosotros, no sólo valentía, heroísmo o altruismo, sino que incluso, encontrar la luz de Dios, que sobre todo, ante el dolor, es Maestro, Padre y Amigo.

Magdalena Moncada

 
Los felones, que no tienen bandera ni patria

Quienes, en estos momentos de dolor y angustia derivados de los embates que ocasiona el Covid-19, han encontrado la oportunidad de saciar su voraz apetito por el dinero, acaban de recibir su merecido. Han sido calificados de traidores a la causa nacional contra la pandemia del desconocido e inesperado virus. Le ha correspondido hacer tal señalamiento a Pilar Mazzetti Soler, quien como titular del Comando de Operaciones de Emergencia que día a día, sin fatiga, sin descanso, comparte el trance dramático de quienes tratan de salvar la vida y que con frecuencia, no lo logran, debido a los exagerados precios de venta de las medicinas y de los balones de oxígeno.

Pilar Mazzetti ha sido, en esta oportunidad, la intérprete del sentir ciudadano, sobre todo de quienes carecen de ingresos económicos suficientes, ya sea porque trabajan como informales o bien porque las remuneraciones no alcanzan a satisfacer las necesidades diarias del sustento familiar. Y lo ha hecho con acierto, en contrario de quienes con criterios absurdos consideran que hay que cobrar por las medicinas y otros productos indispensables para la subsistencia, lo que se pueda ante la necesidad ajena. Vale decir lo que la angurria por los soles aconseje, porque la ocasión es única y, además, porque los precios “tienen que ver con la escasez y la utilidad, que es subjetiva, no objetiva”. ¡Vaya razonamiento, de aquel que, seguramente, no sabe lo que significa vivir en la pobreza económica!

Estos voceros del neoliberalismo extremo consideran que denunciar el malestar ciudadano por los elevados precios de las medicinas y, también, por las consultas en las clínicas particulares, argumentan que eso significa destruir el capital, “que en todo mercado del mundo y de la historia, los precios suben y bajan. Esa es la función de los precios. Trasladar información sobre la demanda y su relación con la oferta”. Ocultan, sin embargo, que, en casos como la magnitud de esta pandemia, deben prevalecer otros valores, otros principios, completamente distintos a los que enarbolan estos felones, que no tienen bandera ni patria. Ellos, se puede afirmar, no conciben la vigencia del respeto al prójimo, la tolerancia, menos aún, el significado de la solidaridad y la ética.

A propósito de lo que viene aconteciendo, no en vano, muchas personas han expresado que lo que está sufriendo la humanidad, con casi medio millón de muertes a la fecha en todos los continentes, tiene parecido a otros desastres terribles, comparándolo con aquellas guerras mundiales, solo que ahora la pandemia no toma en consideración ni el color de la piel, ni los credos, ni las ideologías. En aquellos ingratos años, no faltó gente pérfida, que vendió su alma al dinero, a la acumulación de mayor riqueza económica. Algo similar sucedió en el Perú, durante la Guerra del Pacífico. Episodios como lo ocurrido aquel fatídico 7 de junio de 1880, en el Morro de Arica, son evocados por el heroísmo de Francisco Bolognesi y de Alfonso Ugarte y del millar de soldados muertos en ese combate, ante un enemigo mejor armado y con el doble de contingente militar. Se inmolaron en defensa de la vida de los peruanos y de la integridad del territorio nacional. Pero no faltaron los traidores, que prefirieron sacar ventajas dinerarias y políticas, antes que sumarse a la causa nacional.

Concluyo y les digo a los traidores y a quienes se consideran que no lo son, repitiendo, en estos momentos cruciales para la Nación peruana, una frase del historiador John Elliot: “El pasado influye en el presente y con ello en el futuro; pero el presente también influye como se ve y se comprende el pasado”.

Roberto Mejía Alarcón

 

 

 
Fake news en Brasil: una guerra ideológica y de ingresos publicitarios

SAO PAULO.- De la trinchera ideológica a la asfixia financiera. La guerra de las fakes news en Brasil se ha recrudecido desde que un perfil de Twitter anónimo haya persuadido a cientos de empresas a que retiren sus anuncios de un portal investigado por diseminar noticias falsas, golpeando su principal fuente de ingresos.

Escondido en el anonimato de las redes sociales, Sleeping Giants Brasil, que suma más de 350.000 seguidores, ha provocado malestar en webs afines al discurso del presidente de Brasil, el ultraderechista Jair Bolsonaro, pues denuncian "censura ideológica directa" por estigmatizarles ante los anunciantes.

Esta iniciativa anónima, que dice impulsar "una lucha colectiva de ciudadanos contra el discurso de odio", se dedica a avisar a las empresas de que sus anuncios están en portales investigados por diseminar Fake News. Su primer objetivo ha sido Jornal da Cidade Online.

El creador de la cuenta Sleeping Giants Brasil concedió una entrevista por email a Efe bajo la condición de mantener el anonimato "por cuestiones de seguridad".

La elección de Jornal da Cidade Online se debió a "su alcance" porque "solo en abril recibió más de 34.000 millones de accesos", aunque también por "su mensaje odioso" y "las famosas fake news que son constantemente propagadas por la página".

En apenas dos semanas, el perfil consiguió que más 200 compañías se comprometiesen a sacar sus anuncios de este portal considerado "bolsonarista".

Entre ellas figuran las filiales de Mercedes Benz, Nissan, Fiat y Ford, además de otros gigantes como Facebook y McDonald's.

"No podemos calcular el perjuicio causado por la retirada de estos anuncios, todo es muy reciente, pero sabemos que conseguimos colocar en análisis una campaña que iba a generarle más de 220.000 reales en un año" (unos 44.000 dólares), detalló el creador.

Jornal da Cidade Online está bajo investigación de una Comisión del Parlamento brasileño por su papel en la diseminación de noticias falsas.

Esta semana, Sleeping Giants Brasil declaró la guerra a otro portal ideológicamente afín con el Gobierno Bolsonaro, Conexao Política.

"UNA TRAMPA PELIGROSA"

El editor del Jornal da Cidade Online, José Tolentino, admitió en declaraciones a Efe que "algunas empresas pasaron a no anunciarse más" en este portal "conservador liberal", aunque preguntado por el coste económico de las pérdidas, el periodista esquivó dar detalles.

"Ya denunciamos a algunas empresas (...) que cayeron en una trampa peligrosa" y que "están siendo inducidas a un error y cohibidas creyéndose a quien actúa de mala fe", lamentó.

De acuerdo con Tolentino, Sleeping Giants es "una página misteriosa, oscura, oculta, de naturaleza desconocida y propagadora de fake news" y "nadie sabe quién es el autor", la cual cosa "no deja de ser una inmensa cobardía antiética que debería ser repudiada por la propia plataforma" de Twitter.

"El objetivo claro de esta página pirata es asfixiar económicamente nuestro periódico por no estar de acuerdo con la línea editorial", es decir, es una "censura ideológica directa, hecha por el modo más sórdido e ilegal posible", criticó.

INDIGNACIÓN DEL GOBIERNO Y EL CLAN BOLSONARO

En uno de sus primeros actos, que fue además el más controvertido, Sleeping Giants alertó al Banco de Brasil, donde el Estado brasileño controla el 50 %, de que su marca aparecía anunciada en el Jornal da Cidade Online.

La reacción inmediata del banco fue retirar los anuncios de la plataforma, una decisión que despertó la indignación del clan Bolsonaro.

Entre los más críticos se encontraba uno de los hijos del presidente, el concejal de Río de Janeiro Carlos Bolsonaro, quien está siendo investigado por su presunto vínculo con grupos que diseminan noticias falsas en las redes sociales.

El secretario de comunicación del Gobierno, Fabio Wajngarten, también se rebeló contra Sleeping Giants.

"La censura ideológica usa varios disfraces y los más comunes hoy en día son las agencias de verificación y el llamado periodismo progresista", escribió en su cuenta oficial de Twitter el jefe de comunicación de la presidencia del país, quien defendió el "trabajo muy serio" del Jornal da Cidade Online y la "importancia del periodismo independiente".

Ante tal repercusión, el Banco de Brasil dio un paso atrás y retiró la restricción de publicidad en la plataforma asociada al bolsonarismo, en la que desde enero de 2019 había invertido 2.855 reales (unos 550 dólares).

La versión oficial de la entidad bancaria, divulgada en un comunicado al que ha tenido acceso Efe, es que el banco "decidió dar marcha atrás en la suspensión" de publicitarse Jornal da Cidade Online tras considerar las políticas de las "herramientas de media programática".

Sin aportar más detalles, señaló que estas herramientas "no permiten los anuncios en sites que publiquen declaraciones falsas, diseminan contenidos engañosos u omitan información".

INSPIRADO EN UNA INICIATIVA ESTADOUNIDENSE

Sleeping Giants Brasil nació en mayo de 2020 inspirado en una cuenta homóloga en Estados Unidos que, iniciada en noviembre de 2016, provocó a Breitbart News, la plataforma que dirigía el gurú de extrema derecha Steve Bannon -ex asesor de Donald Trump-, pérdidas de hasta 8 millones de euros.

En tan solo una semana, la plataforma superó los 285.000 seguidores que consiguió en cuatro años el perfil original de Sleeping Giants en Estados Unidos.

El nacimiento de esta cuenta coincidió con la entrada de lleno en el punto de mira de la Justicia brasileña de una supuesta "máquina de propaganda" bolsonarista, bajo la sospecha de un uso masivo de "ejércitos de robots" para difundir noticias falsas durante la campaña de los comicios de 2018, ganados por el actual jefe de Estado. Sospechas siempre negadas por los Bolsonaro.

También esta semana salió a la luz un informe parlamentario, divulgado por el diario brasileño O Globo, en el que se acusa al presidente Bolsonaro de haber publicado millones de anuncios de propaganda oficial en portales que están siendo investigados por la Corte Suprema del país por difundir noticias falsas.

Ese documento también dice que la Secretaría de Comunicación del Gobierno se valió incluso de la plataforma Google AdSense, que reenvía propagandas directamente a portales y sitios de internet, pero permite al anunciante bloquear a aquellos que considere no apropiados, lo cual no fue hecho.

En ese sentido, Google Brasil aclaró en un comunicado a Efe que "tienen políticas estrictas que rigen los tipos de contenido que pueden monetizarse" a través de sus plataformas.

"Trabajamos para elevar el contenido de alta calidad de fuentes confiables. Cada vez que encontramos editores que violan nuestras políticas, tomamos medidas inmediatas", concluyó la empresa. EFE

 
ONU teme que COVID acabe con 20 años de progresos contra el trabajo infantil

GINEBRA.- La pandemia de COVID-19 y el aumento de la pobreza que ha provocado pueden abocar a "millones de niños" a trabajar y aumentar la cifra de menores explotados en el mundo, después de veinte años de reducción de este indicador, advierte hoy un informe de Naciones Unidas.

El estudio del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT) recuerda que desde el año 2000 el número de niños explotados ha descendido en 94 millones (de 245 a 151 millones), pero alerta de que la crisis económica derivada del coronavirus podría revertir estos progresos.

"En tiempos de crisis, el trabajo infantil se convierte en un mecanismo de supervivencia para muchas familias", explicó la directora ejecutiva de UNICEF, Henrietta Fore, quien subrayó que, "a medida que la pobreza aumenta, las escuelas cierran y los servicios sociales disminuyen, más niños se ven empujados a trabajar".

El informe no predice una cifra exacta de cuántos niños podrían verse forzados a trabajar en la actual crisis, aunque la OIT y UNICEF citan estudios sociológicos según los cuales un aumento de un punto porcentual del nivel de pobreza suele conllevar una subida de 0,7 puntos en la tasa de trabajo infantil.

Además, los menores que ya trabajan "podrían tener que hacerlo durante más horas o en peores condiciones", indican las dos agencias de Naciones Unidas, que recuerdan que más de 1.600 millones de niños se han visto afectados por el cierre de escuelas durante la pandemia.

Cuando las aulas reabran "es posible que algunos padres ya no puedan permitirse enviar a sus hijos a la escuela", consideran ambas organizaciones.

También temen una agudización de la desigualdad de género derivada de todo este fenómeno, ya que las niñas son especialmente vulnerables a ser explotadas en sectores informales como la agricultura o el servicio doméstico.

El informe propone varias medidas para mitigar el riesgo de mayor explotación infantil, que incluyen una ampliación de la protección social, la concesión de créditos a hogares en situación de pobreza, la promoción de trabajo digno para los adultos o iniciativas para facilitar el retorno de los niños a las clases.

"Tener en cuenta los problemas asociados al trabajo infantil en el marco de políticas de mayor alcance sobre educación, protección social, justicia, mercados de trabajo y derechos humanos y laborales a escala internacional supone una diferencia fundamental", subrayó el director general de la OIT, Guy Ryder.

Los grupos vulnerables, en particular aquellos que trabajan en el sector informal y los migrantes, podrían ser las principales víctimas de un eventual aumento de la explotación infantil, de acuerdo con Naciones Unidas.

En este sentido, Latinoamérica podría ser una de las regiones más afectadas, dados los importantes flujos migratorios en Centroamérica o desde Venezuela a otros países de la región y teniendo también en cuenta que el sector informal sostiene el 53 % de la economía en esas naciones.

EFE

 
Un llamado para que se atienda el clamor del pueblo humilde

El cardenal Pedro Barreto ha hecho llegar su palabra al pueblo peruano, en momentos tan difíciles como los que hoy afrontamos, con una pandemia que arrasa con la existencia de un número creciente de compatriotas, que pone en peligro la salud de miles y miles, y cuando se deriva, de la misma, el agravamiento de la realidad política, económica y social, en perjuicio mayoritario de quienes sobreviven en medio de la miseria o carecen de los recursos suficientes para atender la mesa diaria de la familia. El religioso que tiene la experiencia de haber ejercido la tarea parroquial en el humilde barrio de Abajo el Puente y que cuando ya arzobispo en Huancayo, mostró su identidad con los más necesitados, habló sin medias tintas la semana pasada, haciendo recordar que la economía pre pandemia, no merece ser reconstruida, si ésta no va a servir para satisfacer, con prioridad, el hambre, el ingreso dinerario, el respeto a la dignidad de las personas que claman por una vida más justa.

El mensaje merece ser valorado en toda su dimensión, como corresponde en un país que debe afirmar los ejes de una verdadera democracia. A este respecto debe tenerse presente que el pueblo de hoy, no es el del siglo pasado, ni siquiera el de los primeros lustros del siglo presente. Ahora es cada vez más consciente de la situación en que vive, de sus problemas, de sus carencias y limitaciones. Y también, de que pese a todo puede acceder a una forma mejor de convivencia nacional.

Este pueblo, repito, no es el de ayer. En él existe una ciudadanía más joven, que no se traga el cuento de que con la economía “por reconstruir” el país irá viento en popa y que bajo la conservadora política, de quienes han manejado los hilos invisibles de las finanzas y la economía, se acercará a las condiciones propias del llamado Primer Mundo. Lo cierto es que ayer y aún hoy, el Perú sigue siendo un país subdesarrollado y que, frente a una minoría privilegiada, millones de personas están en ese enorme bolsón de los marginados, de los olvidados, de los no contactados.

Si ésto no fuera verdad, cómo se explica que ante la pandemia no tengamos un real sistema nacional de salud y que el gobierno se vea obligado a esmerarse más allá de lo posible para afrontar las emergencias que a diario, saltan por aquí, por allá, en todo el territorio nacional. ¿Qué hicieron, en períodos anteriores, esos regímenes que obtuvieron la confianza del electorado y, luego, instalados, se limitaron a cumplir los dictados de los poderosos y, con la complicidad de muchos de ellos, entregarse sin pudor ante las apetencias de la coima, del soborno, robándole incluso al Tesoro Nacional? Un misterio. No es tal. Se entregaron por un plato de lentejas, que se les presentaba bien sazonado y con la seguridad de repetir lo mismo hasta la saciedad.

Concluyo. Interpretando el mensaje del Cardenal Barreto, y ojalá el mismo se repita en todas las plataformas virtuales, lo que el pueblo peruano demanda en estas horas de dolorosa experiencia, es que en esencia se le reconozca el derecho a vivir como nación conformada por seres humanos, o sea a tener derecho a comer, a gozar de salud, a preservar la naturaleza y mejorar el ambiente. A contar con empleo digno, con salarios que atiendan las exigencias del hogar moderno, a prestaciones laborales que desde hace tiempo están consagradas legalmente, a tener acceso a la educación y, al menos, a las expresiones de la cultura que el propio pueblo crea. A poder adiestrarse en el uso de las nuevas tecnologías, que hoy avanzan con toda celeridad, a disponer de servicios sociales básicos, a ejercer libremente el derecho a pensar, a expresarse, a que se respete su voto en los escrutinios electorales, a organizarse, a unirse y en síntesis , a vivir como ser humano, respetado y respetable.

En palabras sencillas, el Cardenal Barreto, nos ha dicho  que lo que el pueblo de los humildes, de los pobres, quiere, es vivir en paz, en armonía con la sociedad y la naturaleza, disfrutar de seguridad y de una genuina democracia política, económica y social.

El mensaje cardenalicio tiene hondura y nos convoca a reflexionar, sin la pretensión de creernos los filósofos de una verdad que peca en realidad de mentirosa, cuando bien se sabe que, durante casi dos siglos de vida republicana, el pueblo de los pobres jamás ha sido reinvindicado. La forma como nos ha sorprendido la pandemia del coronavirus, es más que elocuente.

Roberto Mejía Alarcón

 
«InicioPrev12345678910PróximoFin»

Página 8 de 95

Alertas - OFIP

Jaén: Periodistas denuncian impedimento de coberturas y maltrato verbal por parte de autoridades
18/10/2020

Periodistas locales de la provincia de Jaén denuncian ser hostigados por altos funcionarios de la Municipalidad Provincial de dicha circunscripción como represalia por su labor informativa. Impedime [ ... ]


Jaén: Gobernador Regional de Cajamarca amenaza a periodistas locales
08/07/2020

El Gobernador Regional de Cajamarca, Mesías Antonio Guevara Amasifuen, profirió expresiones denigrantes y amenazantes en contra de medios y periodistas locales de la provincia de Jaén, en dicha r [ ... ]


Atalaya: Periodistas locales son centro de campaña difamatoria por redes sociales
08/07/2020

Los periodistas Juan López Encinas, de Radio La Poderosa, y Carlos Eduardo Armas Ríos, de Radio Atalaya, vienen siendo blanco de una campaña difamatoria en redes sociales que busca desacreditarlo [ ... ]


Otras noticias

Filiales en Acción

ANP Filial Iquitos inició actividades por 54 aniversario
18/10/2020

La ANP Filial Iquitos inició sus actividades con motivo de su 54 aniversario con el webinar "Podcast: una nueva forma de narrar desde el periodismo". Para esta actividad se cuontó con la presencia  [ ... ]


ANP condena agresión a periodista en Arequipa
06/04/2020

La Asociación Nacional de Periodistas del Perú - ANP rechaza la agresión de la que fue víctima el periodista Pablo César Rojas Huayapa, corresponsal de RPP en Arequipa, a quien se le obstaculizó [ ... ]


ANP Chiclayo: Periodista Brennan Barboza Bravo participó en taller organizado por Embajada Británica y Thomson Foundation
08/03/2020

La Asociación Nacional de Periodistas del Perú (ANP) saluda la participación del periodista Brennan Barboza Bravo, de la ANP Chiclayo, en el taller Seguridad física y digital para periodistas. Br [ ... ]


Otras noticias

Informe Especial

La ONU pide ayuda ante la “devastación” causada por la covid
18/10/2020

GINEBRA.- Cuatro agencias de las Naciones Unidas lanzaron un nuevo llamado a la solidaridad internacional para enfrentar el impacto de la pandemia covid-19 sobre los grupos más vulnerables del planet [ ... ]


Premio Nobel al Programa Mundial de Alimentos ayudará a salvar millones de vidas
11/10/2020

NACIONES UNIDAS.-Al ganar el Premio Nobel de la Paz 2020 al Programa Mundial de Alimentos (PMA), con sede en Roma, las Naciones Unidas y sus agencias incrementan su presencia, cercana al monopolio, en [ ... ]


El fútbol narrado y comentado por mujeres: una nueva barrera rota en Perú
11/10/2020

LIMA.- El fútbol también suena con voz de mujer, como ha comenzado a escucharse en Perú, donde por primera vez un partido de la primera división fue transmitido por televisión con la narración y [ ... ]


Otras noticias
Créditos: Eylen Jalilíe