Matriz Histórica
Del Gremio De La Prensa
Lunes, 24 junio 2019
Informe Especial
Lo que quedó de las primarias argentinas: Más bolillas al bolillero

Por Damián Loreti *
En la noche del domingo 14 de agosto, luego de la realización de las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias, la presidenta CFK hizo una referencia a la importancia de la aplicación de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual y de reforma política, a partir de las cuales los partidos pudieron acceder de forma equitativa a la difusión de sus propuestas. Este cambio fundamental estuvo destinado a garantizar la presencia de todas las voces político-partidarias que quisieron participar de la contienda, sin importar ni el tamaño del padrón de afiliados, ni el tamaño del bolsillo de los aportantes a las campañas. Hasta esta elección, los donantes –y el propio candidato– definían el tiempo de aire (desbalanceado, por cierto) que le correspondería a cada lista. Algunos accedían apenas a unos segundos más de los asignados por el sorteo de la Dirección Electoral.
En los últimos tiempos, y no por mera casualidad del destino, la sociedad argentina comenzó a naturalizar el uso de conceptos como diversidad, pluralismo y multiplicidad de voces. Esto fue posible en la medida en que se puso sobre el tapete la necesidad de discutir el paisaje mediático heredado, no sólo en términos de concentración, sino también de cantidad de medios y diversidad de contenidos. Estos son los ejes del problema. La concentración no sólo se soluciona poniendo límites a la propiedad de los medios ya existentes, sino también promoviendo mayor cantidad y diversidad de voces. En ese ritmo late el corazón de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, y ese camino es el que vamos transitando.
¿Pero cuál es la incidencia concreta de estos cambios en el modelo electoral como para que hasta los sectores opositores más radicalizados reconozcan los nuevos y democráticos vientos? ¿Y de dónde vienen?
La influencia nace del cambio en el paradigma regulatorio. En particular, en lo que tiene que ver con la TV. Cuando se promovió la elaboración de una ley que regulara los servicios de comunicación audiovisual y no la radiodifusión, no era sólo por la necesidad de plantear una política de Estado hacia la convergencia tecnológica de las comunicaciones. También se buscó dar entidad de medio de comunicación a las señales y no sólo a los propietarios de los canales de televisión abierta y radios. Es decir, hasta ahora los mensajes electorales se distribuían entre los “servicios de radiodifusión”: las estaciones de televisión abierta, que eran 39 en todo el país –y sólo siete ciudades contaban con más de una propia– y no todas las radios. Esta subutilización discriminatoria del espectro de frecuencias fue lo que provocó hace décadas la expansión y la capilaridad del tendido del cable, pero las señales –“canales” en el lenguaje coloquial– que distribuían esos proveedores de cable no existían, ni para la ley de radiodifusión, ni para los mensajes de campaña que se asignaban según lo dispuesto por el Código Electoral.
La nueva regulación incorporó a las señales y el caudal de soportes para la difusión de mensajes electorales creció. Hasta ahora se sumaron treinta y un nuevos medios, cuya distribución alcanza el territorio nacional, a los que se accede mediante el pago del abono si la recepción es por cable y de manera gratuita si es por Televisión Digital Abierta. Simple: el ancho de la boca del embudo multiplicó varias veces su diámetro y en esos nuevos flujos comunicacionales caben más contenidos y más segundos de exposición para todos los candidatos frente a la sociedad.
Pero esto no es todo. La normativa exige a los medios que brinden igualdad de condiciones a todos los partidos y el decreto reglamentario de la LSCA excluye del conteo de publicidad a los espacios sorteados por la Dirección Nacional Electoral. ¿El resultado? Más tiempo, más candidatos, más voces. Más pluralismo. La ley, su aplicación y el impacto en la comunicación social, una vez más, van en serio.
Sin embargo, existía un problema adicional que la ley de medios no podía resolver porque no era parte de su competencia. Podía ocurrir que la inversión publicitaria en la campaña para las primarias distorsionara la ecuanimidad del foro de modo tal que algunos poderosos se quedaran con más segundos para que sus candidatos favoritos pudieran exponerse por más tiempo. De esta cuestión se hizo cargo la ley de reforma electoral, de manera consistente con los principios más democráticos y las posiciones doctrinarias más avanzadas en materia de libertad de expresión.
Constitucionalistas norteamericanos como Owen Fiss advierten que es imperativo que el Estado implemente regulaciones vinculadas con el uso del dinero de las campañas, incluso cuando resulten antipáticas. El objetivo debe ser universalizar la libertad de expresión y garantizar igualdad de acceso para todos los oradores en el debate público. Esto implica poner límites a la presencia de aportes privados para la compra de espacios de televisión y radio. Fiss sostiene que “el ilimitado gasto de campañas políticas no sólo reproduce la desigualdad en la distribución de la riqueza y pone en desventaja a los pobres en la arena política, sino que también podría tener el efecto de silenciar –hasta el desvanecimiento total– la voz de los que menos tienen. Los ricos pueden así dominar el ámbito de la publicidad en los medios y otras esferas de lo público, de manera tal que la audiencia sólo escuche su mensaje”. Esta doctrina de Estado intervencionista se aplicó durante décadas en Estados Unidos, pero la impugnación judicial por parte de los sectores más conservadores dio resultado hace poco más de un año. En enero de 2010 obtuvieron el acuerdo –por una mayoría tan conservadora como los presentantes– de la Corte Suprema. La decisión mereció durísimas críticas del presidente Obama, quien afirmó: “La Corte Suprema ha dado luz verde a una nueva estampida de especial interés para el dinero en nuestra política. Es una gran victoria para las grandes petroleras, bancos de Wall Street, compañías de seguros de salud y los demás intereses poderosos para ejercitar su poder cada día en Washington y ahogar la voz de los estadounidenses comunes”.
Esa lógica que denunció Obama es la que buscó revertir la reforma política en Argentina. La nueva ley electoral y su decreto reglamentario establecen la asignación igualitaria de espacios para todos los partidos y sus líneas internas en todos los servicios audiovisuales, abiertos y por suscripción así como en las radios AM y FM. Esta normativa abreva en el mismo espíritu que guió la elaboración y sanción de la LSCA. Los resultados están a la vista.
Habrá que acostumbrarse a que el Estado ya no sea un convidado de piedra y comprender que tiene funciones que cumplir a la hora de obtener para la sociedad más espacios de comunicación, pluralidad de opiniones y mejor institucionalidad. Esto implica, a la vez, reducir la presión económica y de ciertas prácticas de las corporaciones de medios sobre la política. La voz de los argentinos de todas las tendencias empezó a tener nuevas cajas de resonancia y ya no quiere estar ahogada. Nunca más.
* Doctor en Comunicación. Ex vicedecano de Sociales de la UBA.

 
Comunicación: Miradas incluyentes desde agencias alternativas de información

La Habana y Washington (SEMlac).- Los cambios vividos por mujeres y hombres en sus sociedades comienzan a tener su expresión en medios de comunicación alternativos, con mensajes que combaten la violencia simbólica, entre otros temas, concluye una investigación realizada este año en la Universidad de La Habana. Para que la situación de las mujeres en los grandes medios cambie, una condición indispensable es que existan políticas de igualdad, señala el Informe Mundial sobre la Condición de la Mujer en los Medios Noticiosos.

 

SEMlac, Artemisa noticias, Mujeres en red, Cerigua, CIMAC, Urban@s en red, AmecoPress, La Independent , Píkara Magazine, Cotidiano Mujer, A primera plana, Feministikt Perspektiv y Women in the City, entre otros, engrosan la lista de medios digitales o impresos que han optado por un “periodismo con enfoque de género”.

 

El discurso periodístico del Servicio de Noticias de la Mujer de Latinoamérica y el Caribe (más conocido por sus siglas SEMlac), fue usado por la autora del estudio como ejemplo de periodismo más inclusivo, plural y no sexista, en el que prevalece la perspectiva de cambio.

 

“La cultura profesional periodística ha legitimado el criterio de transversalidad del enfoque de género a toda su producción noticiosa”, con la consiguiente reconstrucción crítica de las ideologías y rutinas productivas, y “no como elemento que denota ‘impericia’ profesional”, sostiene la joven periodista Igrim Castillo Moreno en su tesis de diploma, defendida el pasado mes de junio en la capital cubana.

 

Bajo el título “A contracorriente. Un acercamiento a la construcción social de género en el discurso periodístico de las agencias latinoamericanas SEMlac y CIMAC”, Castillo se adentra en el análisis de la cobertura que ofrecen ambas agencias, pero también en el contexto en que ha ido surgiendo este tipo de medios y sus valores, pese a las críticas a su modelo comunicacional y su difícil inserción en un panorama aún liderado por los medios transnacionales.

 

La existencia de medios que difunden mensajes alternativos sobre la diversidad sexual, la realidad de hombres y mujeres y contra la violencia simbólica, no solo se contraponen a la visión tradicional y excluyente de estos temas en los grandes conglomerados mediáticos, sino que hacen propuestas concretas, en opinión de la joven licenciada.

 

En su análisis sobre el discurso periodístico de las agencias de información SEMlac y CIMAC, Castillo las distingue por un periodismo más incluyente, no sexista y plural. También porque jerarquizan el respeto a la diversidad como derecho humano y sus temáticas no se restringen a las de la agenda de género ni tradicionalmente femeninas, aunque estas son las que más abundan.

 

“Prevalece el enfoque problemático, asumido desde la transversalidad y la perspectiva del cambio”, apunta la autora en referencia a SEMlac, elaborado por una red de mujeres comunicadoras y con poco más de tres décadas de existencia, todavía único de su tipo a nivel regional y con sede actual en Lima, Perú.

 

El Centro de Comunicación e Información de la Mujer (CIMAC) es, por su parte, una agencia de servicio para profesionales del periodismo en México, que busca un lugar para las noticias sobre la condición social de las mujeres y los sectores preteridos de la sociedad civil de ese país. Gestada desde la segunda mitad de la década del ochenta, se constituyó formalmente en 1991.

 

Agencias informativas como estas, de corte alternativo, se diseminaron en la década del ochenta y decayeron en los noventa por problemas de financiamiento y pérdida de credibilidad ante los medios convencionales, apunta la investigación.

 

No obstante, las modernas aplicaciones de la web ayudaron a sostener las que subsistieron, en particular las que se propusieron nuevas miradas a la realidad, subvierten las rutinas productivas convencionales, renovaron el concepto de noticia y elaboraron innovadoras representaciones sociales.

 

Otras agencias alternativas, que trabajan con un enfoque de género, han aparecido y siguen irrumpiendo en el universo mediático, como son los casos de la guatemalteca Cerigua (www.cerigua.org), la española AmecoPress (www.amecopress.net) y la catalana La Independent (www.laindependent.cat), articuladas en torno a las nuevas tecnologías de la comunicación, soportes como Internet y el trabajo en línea.

 

Se trata de una nueva situación comunicacional aún embrionaria, que se abrió paso ante la globalización neoliberal homogeneizadora, al decir de la investigadora irlandesa Margaret Gallagher, quien identificó la brecha existente entre la realidad vivenciada y la mediática como punto de partida para que emerjan las “voces secuestradas de las mujeres" en la comunicación alternativa”.

 

En algunos casos se trata de espacios de comunicación de más larga data y, en otros, de medios de reciente aparición. “Son proyectos impulsados por mujeres más o menos situadas en el feminismo, que se vuelcan a denunciar las injusticias que provoca el machismo: hablan de feminismo, ‘techo de cristal’, de derechos sexuales y reproductivos…”, comentó a Castillo, en el proceso de su investigación, June Fernández, directora de Píkara Magazine.

 

Declarada como una persona “muy crítica” con los medios de comunicación alternativa, Fernández cree “que por ahora tengan apenas influencia en el proceso de socialización”, pero sí estima que son “importantes como refuerzo en procesos de rebeldía hacia esa socialización”.

 

Tras el estudio de los mensajes y la consulta a más de una veintena de comunicadoras y expertas, Castillo identificó entre los aportes de estos medios el diseño de estrategias transversales para integrar la igualdad en los espacios convencionales y, al mismo tiempo, promocionar los alternativos.

 

También la incursión en géneros periodísticos interpretativos o de opinión, que permiten problematizar y dan pie a una mayor representación de sujetos sociales y minorías. “Pautan, por tanto, el tránsito de un periodismo que no descarta la reproducción de la noticia hacia otro cada vez más investigativo, como opción para constituir una alternativa”, precisó Castillo a SEMlac.

 

Reconoce, además, el aporte que han hecho en la apertura de temas sociales de gran importancia para el mundo en desarrollo, que redimensionan los contenidos y la estética de los mensajes acerca de los hombres y las mujeres, y visibilizan las nuevas construcciones sobre la feminidad y la masculinidad.

 

Como parte de otras acciones emprendidas, menciona la elaboración de publicaciones y manuales de buenas prácticas, la realización de monitoreos y estudios de estas propuestas alternativas a la comunicación hegemónica, así como el cultivo y diversificación de las fuentes.

 

Entre las limitaciones, Castillo refiere a SEMlac la restringida incidencia de estos medios, entre otras causas, debido al mínimo acceso a Internet en América Latina, a que las audiencias de estas ONG están conformadas principalmente por feministas, expertas en estos temas o el activismo, los escasos recursos y las pocas corresponsalías en la región.

 

Para la periodista cubana Isabel Moya, estudiosa de los temas de género y comunicación, dichas causas constituyen los grandes retos de las agencias informativas con perspectiva de género.

 “Creo que son importantes y deben seguir creciendo, pero tienen el desafío de no quedarse en la audiencias ya militantes del tema o en las académicas, sino que deben llegar a ser fuente de información para los principales medios. En esta línea, creo que deberían incluirse los temas de la agenda mediática transnacional desde esta perspectiva diferente”, sostuvo al ser consultada durante la investigación. Necesidad de políticas de igualdad en los grandes medios 

“Para que la situación de las mujeres en los grandes medios cambie, una condición indispensable es que existan políticas de igualdad”, dijo la académica y periodista feminista estadounidense Carolyn Byerly, investigadora principal de un estudio pionero de dos años (2010 y 2011), comisionado por la Fundación Internacional de Mujeres Periodistas (IMFW, por sus siglas en inglés) y publicado en marzo bajo el título Informe Mundial sobre la Condición de la Mujer en los Medios Noticiosos.

 

El estudio mundial concluyó que sólo 27 por ciento de las mujeres ocupan puestos de alta dirección en los medios. Adicionalmente, reconoce que hay más paridad entre los profesionales de alto nivel, pero 41 por ciento de las mujeres se dedica más bien a la recopilación de noticias, edición y redacción.

 

Sobre las diferencias salariales, la mayoría de las empresas mediáticas se resistieron a dar la información para el estudio, por lo cual los resultados son tentativos, pero se sugiere que las más grandes desigualdades salariales se expresan en los puestos de dirección, a veces hasta de 50 por ciento de diferencia entre los sueldos de hombres y los de las mujeres, aunque en los cargos más bajos ellas parece que ganan un poco más que los hombres.

 

Fueron estudiados 522 medios de todas las regiones del mundo, con la participación de 150 investigadoras que entrevistaron a 170.000 personas en 59 países, con un solo instrumento homogéneo. “Es el primer reporte mundial que se hace con un solo instrumento para recopilar la información y por eso es la primera línea base mundial”, aclara Byerly.

 

Una conclusión es que persiste la discriminación en las salas de redacción, ya que las mujeres son apenas 33,3 por ciento del personal profesional que labora en los medios en todo el mundo.

 

“En América Latina y El Caribe se mantiene el promedio internacional en general, pero es más bajo que ese promedio global en lo que se refiere a propietarias de las empresas mediáticas (21,5%), las altas jefaturas (30%) y las productoras de noticias, diseñadoras gráficas y técnicas”, dice Byerly.

 

En la región fueron analizadas 121 empresas en 12 países: Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Costa Rica, República Dominicana, Ecuador, Jamaica, México, Puerto Rico, Perú y Venezuela.

 

Aunque la situación de ellas en los medios es distinta según los países, hay dos hombres por cada mujer dentro de las redacciones, lo que habla a las claras de una menor representación de mujeres Y de la “existencia del techo de cristal, un acceso moderado a todos los niveles jerárquicos de las redacciones, y ausencia de mujeres en los cargos de decisión y entre las y los accionistas”, comenta la estudiosa de los medios.

 

De las empresas mediáticas de la región, solo 38 por ciento tiene políticas de igualdad, apenas 48 por ciento posee reglamentos o medidas contra el acoso sexual y 35 por ciento considera algún tipo de apoyo para las criaturas de sus profesionales y, aunque casi todos (93%) tienen contempladas licencias por maternidad, apenas 57 por ciento posee licencias de paternidad.

 

Los cargos en los que las mujeres están menos representadas son los de dirección de las empresas mediáticas (21,5%) y dirección periodística (30,4%). En las áreas de diseño gráfico y producción televisiva es de 23 por ciento y en los puestos técnicos, 24,7 por ciento. Sin embargo, la situación varía por país desde sólo 8,6 por ciento de mujeres al frente de las empresas en Chile, a 37,5 por ciento en Costa Rica. Lo mismo sucede con los cargos periodísticos directivos: mientras en Argentina los ocupan sólo 21,4 por ciento de las mujeres, en Venezuela llegan a 43,5.

 

“El estudio es importante porque tiene datos cuantitativos, pero los resultados divulgados por el IMFW son los datos macros, que si bien son relevantes, no nos dan la película completa”, explica Byerly. La estudiosa sostiene que es en el detalle y el contexto donde se puede entender lo que pasa, por lo que actualmente trabaja en un libro que complemente el estudio cuantitativo y sus resultados macro.

 

El volumen en proceso, El Estatus de las Mujeres en los medios: un análisis estructural, es académico, para contener la teoría detrás del estudio de las mujeres en los medios “y así darle un lugar a la forma en que la cultura, la economía y los sistemas políticos afectan la lucha por la igualdad de las mujeres en los medios”.

 

Para Byerly, las políticas de igualdad en los medios son cruciales. “Hay que institucionalizar la igualdad, de lo contrario no se sostiene”, afirmó. Compartió con SEMlac el ejemplo de los países escandinavos en los que, aunque no hay políticas de igualdad en los medios, dado que existen nacionalmente, las periodistas y trabajadoras en los medios reclaman la aplicación de esas normas en sus lugares de trabajo, con lo cual logran mayores niveles de igualdad.

 

Sobre los países de Europa del Este, a la investigadora le ha llamado la atención el hecho de que, comparativamente con otras regiones, hay más mujeres periodistas. “Eso viene de la época el comunismo, no necesariamente por una política de género, pero lo cierto es que ahora ellas están en un lugar donde pueden incidir desde dentro de los medios para cambiarlos”, sostuvo.

 

Byerly indica que parte del análisis cualitativo que hará en su propio libro es que las mujeres aportan al periodismo sus perspectivas y voces sobre todos los temas que se tratan en las noticias. “Demasiadas veces, cuando son los hombres los que reportan, se ignora todo esto porque las dimensiones de género de un acontecimiento quedan fuera de los encuadres”.

 

“En cambio, el discurso es diferente cuando se toma en cuenta la perspectiva de género porque tenemos miradas y enfoques distintos que aportar y que deben ser tomados en cuenta”, precisó Byerly, quien ejemplificó el hecho con “las frases ‘hostigamiento sexual‘, ‘violencia de género‘, entre tantas otras que no existían hasta que las aportaron las mujeres feministas”.

 “Sin tales expresiones, es imposible convertir esos hechos en noticia o en políticas necesarias para la igualdad”, concluyó.
 
La ANP cumple 83 años de incansable vida gremial


El octogésimo tercer aniversario de su fundación encuentra a la histórica Asociación Nacional de Periodistas del Perú -ANP- empoderada en un espacio propio, donde convergen los valores y principios de un gremialismo participativo, amplio, plural y unitario, donde no hay espacio ni tiempo para descansos o fatigas cuando se trata de defender el derecho del pueblo a la información y cautelar los derechos de los periodistas a una vida acorde con la dignidad de la persona humana.
 
Su extensa y fecunda trayectoria sigue el itinerario señalado por quienes la hicieron realidad el 21 de julio de 1928, ajena a toda frivolidad engendrada por éxitos efímeros y preocupada, más bien, por la grave deshumanización de lo social y degradación de lo humano por culpa de un modelo político cupular, duopólico y excluyente, incapaz de interpretar el descontento ciudadano y sus verdaderas causas y carente de mecanismos de efectiva participación democrática en la solución de los problemas que afectan, sobre todo, a los pueblos andinos y amazónicos.
 
En concordancia con lo expresado, la ANP  manifiesta su discrepancia con los políticos y medios poderosos, que pretenden torcer la voluntad soberana del pueblo, en el afán de repetir un modelo de gobernabilidad que, hasta la reciente década, sólo ha servido para contraponer lo económico con lo social, pervirtiendo la misma naturaleza de la economía que, como ciencia y como práctica, tiene como objetivo central e irrenunciable a la persona humana y su pleno desarrollo.
 
Consciente, al mismo tiempo de su responsabilidad institucional, la ANP considera que es tiempo de poner atajo a las prácticas políticas incompatibles con la libertad y la democracia, que promueven la persistencia de una ciudadanía a medias, cautiva y temerosa de perder lo supuestamente ganado, sin derecho a la libertad de palabra y domesticada por el clientelismo y promesas electorales.
 
En ese propósito ha dirigido una comunicación certificada al presidente electo de la república, ciudadano Ollanta Humala Tasso, que no está ceñida por adhesiones u oposiciones y que tiene, más bien, un propósito informador para que forme parte de la agenda del gobierno a instalarse constitucionalmente el 28 de julio del año en curso:
 
I. Derechos sociales y económicos de los periodistas:
 
A partir de 1990, los trabajadores periodistas y en general los trabajadores, sufren las consecuencias de una severa política de ajuste estructural, promovida políticamente para afirmar las bases de un modelo económico sustentado en la primacía del mercado. Los trabajadores han sido los más afectados por la perversidad del proceso, con la consiguiente descalificación de la fuerza de trabajo. Las modificaciones regulatorias han facilitado el incumplimientos de las normas de carácter laboral y el continuo descenso del valor de las remuneraciones, condiciones sociales y niveles de empleo.
 
II. La información de interés público y el uso del espectro radioeléctrico:
 
Las nuevas tecnologías de la información y de la comunicación -TIC- permiten integrar al ser humano, cualquiera sea el tiempo o distancia que le separen. También hay avances considerables, en materia de tratados internacionales y legislaciones de diversos rangos normativos en otras latitudes ajenas a la nuestra, que fortalecen los derechos humanos de la información y de la comunicación. Esto no sucede en nuestro país. Al contrario se niega la posibilidad de superar criterios autoritarios o monopólicos. Esto ocurre con la actual Ley de Radio y Televisión y su aplicación en el uso del espectro radioeléctrico. La marginación de sectores trascendentes de la sociedad que deberían de participar con voz propia en el debate y en el desarrollo de una convivencia democrática, es atentatoria a la libertad de prensa. El poder político vigente cuida las espaldas de un poder económico que concentra en forma unipolar el derecho ciudadano a informar y ser informado, con frecuencia desvirtuando la verdad. 
 
III. La despenalización de los delitos de prensa:
 
Las estadísticas, sobre todo a partir de 1990, señalan con frialdad una constante persecución contra periodistas que investigan y revelan actos de corrupción en la administración pública, criminalidad organizada y tráfico ilícito de drogas, querellándoles por supuestos delitos contra el honor. El objetivo es acallarlos, haciendo uso de normas hoy obsoletas, conforme lo expresan los informes de la Comisión para la Libertad de Prensa y la jurisprudencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos. La Asociación Nacional de Periodistas del Perú discrepa con el silencio del Estado al respecto, más aún cuando existen mecanismos menos gravosos que, con igual eficacia, conllevarían a resarcir el derecho al honor vulnerado y en tanto, también, se concibe en estos tiempos el derecho penal como instrumento de control social que debe estar reservado a actos ilícitos que atentan contra la integridad física y la vida principalmente, así como contra los delitos que atentan contra la seguridad y el patrimonio del Estado o los que atentan contra la salud pública y los denominados de lesa humanidad, como las ejecuciones forzadas entre otros similares. La despenalización de los delitos de prensa significaría el reconocimiento ciudadano al trabajo periodístico que no se limita a informar, toda vez que ahora opina, analiza y critica en todo cuanto es de interés público.
 
IV. El diálogo social, clave del desarrollo humano:
 
Lo social es lo humano. Es la clave central en la agenda de toda la problemática política, económica, ética y cultural del nuevo desarrollo. Para ese logro es importante el diálogo y la concertación. No existe otro camino. Lo distinto sería la represión que sólo engendra más violencia y la discriminación que descalifica a los ciudadanos porque carecen de poder económico o poder político. La ANP considera que la ausencia de diálogo y de concertación es la causa de la subsistencia de una mayoría de gente condenada a la pobreza crítica, a la miseria, a la exclusión social, a la degradación más radical de su dignidad. Por eso demanda del nuevo administrador del Estado el diálogo horizontal con todos los sectores de la población, sin marginaciones. Que no se repita lo que ya se ha hecho repudiable costumbre en el sector de la prensa, donde el gobierno cree que su único interlocutor válido es el empresariado adinerado de los medios de comunicación masiva.
 
En estos cuatro puntos, la Asociación Nacional de Periodistas del Perú plantea una posición estrictamente gremial y la presenta como expresión solidaria de hombres y mujeres periodistas de todo el país, que le hacen recordar al Señor Presidente Electo y a la propia sociedad civil, que así como es peligroso dejar la guerra sólo en manos de quienes disparan los cañones, también es peligroso que el futuro social y económico del país quede sólo en manos de quienes no tienen otro Dios que el dinero.


Lima, 21 de julio del 2011
 

COMITÉ EJECUTIVO NACIONAL

 
México: es muy fácil asesinar a un periodista
Para la periodista y analista política, Denise Dresser, en México es facilísimo asesinar a un periodista y vivir en la impunidad, bajo esa tesis la nación ocupa el tercer lugar a nivel mundial en riesgo para el ejercicio periodístico.
Leer más...
 
Yemen: periodismo a sangre y fuego

Primero, el presidente de Yemen, Alí Abdalá Saleh, solía enviar al diario Al-Ayyam el mensaje de que la publicación de algún artículo le parecía "inaceptable". Después, el propio presidente llamaba al director del periódico, Hisham Bashrahil, para dictarle un artículo y pedirle que lo firmara con un nombre ficticio.

Leer más...
 
«InicioPrev51525354555657585960PróximoFin»

Página 57 de 71

Alertas - OFIP

Tarapoto: Absuelven a periodista denunciado por congresista fujimorista
24/10/2018

SAN MARTÍN.- La Corte Superior absolvió al periodista de Tarapoto, Edgar Alarcón Zavaleta, denunciado por Esther Saavedra por presunta difamación agravada. La congresista fujimorista solicitó, a [ ... ]


Puno: Amenazan de muerte a periodista
02/10/2018

El periodista Liubomir Fernández Fernández, del diario La República, en Puno, fue amenazado de muerte por Rubén Choquehuanca Mamani, cuñado del candidato a la gobernación regional, Alexander Flo [ ... ]


Periodista es atacado tras denunciar posibles corrupción
07/09/2018

El periodista de investigación Hugo Máximo Gonzales Henostroza, director del portal www.noticierolibre.com, fue agredido físicamente el reciente 19 de agosto, cuando se dirigía a su casa, en la pr [ ... ]


Otras noticias

Filiales en Acción

ANP Filial Iquitos realizó seminario taller
13/06/2019

La ANP Filial Iquitos realizó el seminario taller "Periodismo: no más de lo mismo. Ética y responsabilidad social" que trató temas relacionados al rol de los medios de comunicación como agentes q [ ... ]


Asociación Nacional de Periodistas del Perú Filial Huaylas cumple 11 años de fundada
08/06/2019

La Asociación Nacional de Periodistas del Perú Filial Huaylas cumplió 11 años de fundada. Una organización gremial constituida por personas naturales que trabajan e prensa, radial, escrita, tele [ ... ]


ANP Iquitos lamenta fallecimiento de compañero Nicolás Prokopiuk Yalta
25/05/2019

La Asociación Nacional de Periodistas del Perú Filial Iquitos, con mucha tristeza comunica el sensible fallecimiento de nuestro asociado periodista NICOLÁS PROKOPIUK YALTA, acaecido este viernes 24 [ ... ]


Otras noticias

Informe Especial

Por la dignidad de las mujeres migrantes venezolanas
22/06/2019

CÚCUTA.- Nelsmar tiene 15 años y ya conoce la desesperación. Nadie está preparado para ello, menos a esa edad. Hace nada asistía a un colegio de clase media alta en Valencia, una ciudad en el cen [ ... ]


La chatura moral de los sin vergüenza
22/06/2019

La Sub Comisión de Acusaciones Constitucionales, que preside el representante fujimorista César Antonio Segura Izquierdo, se ha convertido en uno de los referentes más visibles del desprestigio que [ ... ]


La corrupción no se combate con simples aspirinas
13/06/2019

El país sufre de una grave enfermedad: La corrupción, la misma que se encuentra generalizada por todo el territorio nacional. Podríamos decir que es una pandemia. Lo censurable está en que quienes [ ... ]


Otras noticias
Créditos: Eylen Jalilíe