Matriz Histórica
Del Gremio De La Prensa
Domingo, 20 enero 2019
Informe Especial
Campaña de la ANP para despenalizar los delitos de prensa

Esta es la hora de sumar fuerzas y voluntades para lograr una reivindicación largamente esperada  por los periodistas que día a día cumplen, con nobleza y sacrificio, la tarea de informar con la verdad. Se está abriendo camino para alcanzar la necesaria despenalización de los llamados delitos de prensa.

El esfuerzo inicial de los años 90 impulsado por la Asociación Nacional de Periodistas del Perú -ANP- y consolidado en la década siguiente con un proyecto de ley presentado ante el Congreso de la República, nos alienta a seguir luchando, ahora más que nunca, con la satisfacción de apreciar que otros sectores, también, se van sumando en procura de una conquista que reclama todo Estado de Derecho sensible a los cambios sociales y que legisla de cara al Derecho moderno.

A la luz de los hechos, con cifras crecientes de periodistas asesinados, encarcelados, querellados, amenazados y agredidos, especialmente en las regiones en donde la seguridad ciudadana y la administración de justicia no son más que un mito, la ANP levanta, una vez más, su voz para decirle al Poder Legislativo, pero también al Poder Ejecutivo y Poder Judicial, que no sean sordos ni mudos, porque ya es tiempo que se deroguen aquellas normas jurídicas que impiden el desarrollo de un periodismo auténticamente libre.

Las razones que nos animan son fundamentalmente diez, pero hay muchas más, que se sustentan tanto en el Derecho Internacional como también en la propia experiencia nacional. Lo cierto es que no puede decirse que existe verdadera libertad de prensa en una nación donde los periodistas son objeto de represiones debido a su trabajo. Para la ANP, sin libertad de prensa amplia y real, no puede  afirmarse de manera contundente que estamos en una sociedad democrática donde el derecho a la palabra es un bien de todos.

Nuestro gremio desea que el Perú abandone el indecoroso lugar de encontrarse entre los países en donde se disfraza, mediante leyes punitivas, la censura contra el periodismo que combate la corrupción, el crimen organizado y el narcotráfico, bajo el pretexto de que se está protegiendo el honor. Y lo hacemos, también, porque es necesario que quienes tienen mandato en los Poderes del Estado, entiendan, de una vez por todas, que el país no se puede regir por la noción de leyes que son propias de la Edad Media, cuando los reyes y los señores feudales eran intocables y se creía que no podían equivocarse.  

La ANP se pregunta si quienes están en el deber de derogar y reformar las leyes de acuerdo a los cambios sociales o se oponen a ello, tienen presente que durante muchas décadas y, sobretodo, en las últimas del siglo XX, fueron muchos los periodistas victimados, llevados a las prisiones, silenciados, por decir la verdad. Se pregunta, asimismo, si ellos saben que la misma naturaleza de la figura jurídica de los llamados delitos contra el honor, nos demuestra que tales conductas calificadas como delitos son de interés privado y contraviene, por tanto, la esencia del sistema penal (último ratio).

A ellos, la ANP les demanda que cumplan con el deber de derogar aquellas normas penales que solamente han servido para imponer la censura y coartar la libertad de prensa. Y, del mismo modo, alienta fraternalmente a todos las y los periodistas, más allá de credos e ideologías, para que se sumen a esta tarea de lograr la despenalización de los delitos de prensa.


10 razones para despenalizar los delitos de prensa

1. Porque despenalizar los delitos de prensa no significa menoscabo del derecho al honor, la intimidad y la dignidad de las personas, mucho menos impunidad y discrecionalidad o privilegio a favor de los periodistas.

2. Porque la aplicación de la responsabilidad civil constituye una sanción adecuada y proporcional a la infracción y perjuicio sufrido en tales casos. Se trata de utilizar la vía civil para resarcir el derecho al honor lesionado y no para la represalia y el escarnio como castigo a l periodista.

3. Porque la amenaza de sufrir carcelería efectiva establecida en el Código Penal es desmedida e inhibitoria y, por tanto, contraria a la libertad de expresión. Cuando se trata de asuntos de interés público, estos actos deben estar más expuestos al escrutinio ciudadano.

4. Porque la consideración de conductas como delitos que deben ser sancionados con penas drásticas constituye el último recurso en una democracia. Las facultades para criminalizar deben estar dirigidas a la delincuencia por sus consecuencias dañosas a la sociedad y no a quienes expresan o comunican una idea o una noticia.

5. Porque la despenalización posibilita el reemplazo de las sanciones mediante la aplicación de programas educativos sobre ética, moral y respeto a la dignidad de la persona humana, entre otras apropiadas para mejorar la convivencia social.

6. Porque los delitos contra el honor limitan el libre flujo de la información y, en consecuencia, las sanciones penales inhiben la libertad de opinión y de expresión, así como la forma adecuada de tomar decisiones democráticas en la sociedad.

7. Porque la moderna doctrina jurídica internacional establecida en  la ONU, la OEA y la Unión Europea interpreta los tratados sobre derechos humanos y adopta criterios consensuados y coincidentes en que los delitos contra el honor de las personas  no deben sancionarse con la pérdida de libertad, sino que deben solucionarse en la vía judicial civil. El peligro de reclusión origina efectos de inhibición y temor propios de la censura dictatorial.

8. Porque la jurisprudencia internacional de la Corte Interamericana de Derechos Humanos y las recomendaciones de los organismos supranacionales obligan a los jueces peruanos a no encarcelar a las personas que sean condenadas por tales delitos y al Estado peruano a la necesaria adecuación legislativa que los despenalice.

9. Porque en diversos países de América Latina como México, Argentina y Uruguay se han despenalizado los delitos de prensa y en otros, como Honduras, El Salvador y Panamá, están aprobados los proyectos por el Poder Legislativo.

10. Porque la consolidación del derecho a la libertad de expresión fomenta la lucha contra la corrupción y el establecimiento de políticas de transparencia indispensables para fortalecer la democracia y el respeto por los derechos humanos.

 
Emotivo homenaje de la ANP a “Gato” Marcoz

En  una emotiva ceremonia por el Día del Periodista, la ANP rindió homenaje a dos maestros del reporterismo policial, Juan “Gato” Marcoz”. El presidente de la Asociación Nacional de Periodistas del Perú, Dr. Roberto Mejía Alarcón, resaltó las cualidades del “Gato” Marcoz, al designarlo Socio Honorario de nuestra institución, ante la ovación de los colegas, nacionales y extranjeros.

Con la picardía de sus años mozos, “Gato” Marcoz respondió que su anhelo es ser socio activo, tras recordar que su padre, Juan Marcoz Serrín, fue uno de los fundadores de la combativa ANP. Durante la ceremonia se destacó la trayectoria profesional del “Gato” Marcoz, en una crónica enviada por el colega Héctor Perona que a continuación resumimos:

Considerado uno de los patriarcas del periodismo policial, empezó a cubrir esa especialidad en el diario La Crónica, cuando tenía 19 años de edad. Tenía pocos meses de haber ingresado a cubrir policiales y su jefe Luis Becerra le encargó la investigación periodista del caso de Mamoru Shimitzu, ciudadano japonés que había asesinado a siete de sus familiares en Breña, el 1 de noviembre de 1944. Por su astucia en esa investigación y por el parecido físico que tenía con su tío Sergio Martínez, a quien llamaban “Gato” por sus ojos azules, dicho apodo le fue atribuido.

Son muchas anécdotas que vivió el popular “Gato” Marcoz: en 1948, la policía debía recibir en el aeropuerto a un delincuente mexicano que había asesinado a una mujer en una casa de citas en Lima y no contaba con muchos efectivos, por lo que le solicitaron ayuda al "Gato". Marcoz acudió con su equipo de reporteros, colaboró con la seguridad en la detención y ganó la primicia periodística.

En 1950 también ayudó a la Policía de Investigaciones en la captura del delincuente apodado “Pulgarcito”, quien había asesinado a un homosexual en el hotel San Francisco, en Lima, y fugó a Cajamarca. Marcoz consiguió que el diario La Crónica le facilitara una unidad móvil y, una vez en el lugar, colaboró con un detective en la captura del asesino. Por supuesto, fue otra exclusiva del mencionado matutino.

Se desempeñó como redactor y jefe de policiales en La Crónica, desde 1944 hasta 1971, colaboró en las revistas El Deporte (1945-46), La Noche (52) y Pánico (52), así como en la agencia internacional UPI (1956-58), La Prensa (1966), semanario Tic Tac (1976-79) y el diario El Observador.

Juan Marcoz fue reconocido por la Policía por su espíritu de colaboración hacia dicha institución, aunque también se convertía en un serio fiscalizador cuando malos efectivos actuaban con exceso.

En su afán de proteger y capacitar a las generaciones de jóvenes periodistas, a los que siempre ayudaba, Marcoz constituyó la Asociación de Periodistas Policiales del Perú, APEPOL, en 2004, la cual dirige hasta la fecha.

 
Manuel Jesús Orbegozo: un maestro y reportero infatigable

Falleció Manuel Jesús Orbegozo Hernández, uno de los últimos más ilustres periodistas cuya ejemplar trayectoria ha prestigiado de manera especial el periodismo peruano e hispanoamericano.

Nuestro colega reporteó desde los eventos más sencillos hasta los más convulsivos sucesos mundiales.

Orbegozo tuvo la virtud de practicar aún un periodismo más complicado, más exigente, con menores recursos, que implicaba la necesidad de tomar fotos, acopiar datos, entrevistar, redactar y editar la nota o reportaje con un sabor especial, cargado además de anécdotas singulares.

Es que tuvo la suerte, en mérito a su carácter de auténtico cronista, de ser uno de los primeros peruanos en recorrer el mundo en busca de la noticia.

Esto fue lo que hizo de su pluma algo especial, diferente, pues efectivamente él buscó la noticia en su lugar exacto, lejos, muy lejos, a miles de kilómetros de las salas de redacción.

Con estos detalles, no solo informaba a través de sus noticias, sino también recreaba y entusiasmaba. Orbegozo caracterizó sus reportajes con grandes detalles, verdad y también una dosis de belleza.

Sus informes, crónicas, testimonios, reportajes han llenado cientos de páginas de los suplementos dominicales de diarios peruanos, gracias a que anduvo al pie de cientos de acontecimientos que sacudieron la atención pública mundial en diversas latitudes y en particular en la segunda centuria del siglo pasado.

CORRESPONSAL VIAJERO

Para el Suplemento Dominical del diario El Comercio, donde trabajó más de 30 años, Orbegozo cubrió, por ejemplo, sucesos bélicos complicados, cargados de evidentes peligros para su integridad y su propia vida, como las guerras de Vietnam, Camboya, Líbano, etc.
Y como si fuera poco, anduvo con su cámara fotográfica, su libreta de apuntes y lapicero, anotando y registrando impactantes imágenes y reportes de la conflagración en el Golfo Pérsico.
También tuvo en sus trémulas manos su máquina fotográfica, registrando las imágenes de la asonada estudiantil en la plaza de Tian’anmen en China.
En estos y otros conflictos, sin embargo, Orbegozo aprovechó para visitar, además, lugares de impresionante riqueza histórica y cultural que luego aparecieron en sus crónicas.

ENTREVISTA A PERSONALIDADES

Al margen de su trabajo periodístico, Orbegozo cultivó algunas amistades de personalidades mundiales como del escritor premio Nobel, periodista y corresponsal de guerra Ernest Hemingway, Pablo Neruda, Jorge Luis Borges y entrevistó al líder obrero polaco Lech Walesa, Pol Pot, etc., pero también vivió experiencias curiosas como su detención en El Chad o la pérdida de su pasaporte en Africa que él contaba como una de sus experiencias más curiosas. Una vida cargada no solo de espectaculares experiencias periodísticas sino también emociones singulares.

CATEDRÁTICO DE PERIODISMO

Orbegozo, quien firmaba sus notas como MJO es Premio Nacional de Periodismo de los años 50 y una de las figuras más representativas de la docencia en la prestigiosa Universidad Nacional Mayor de San Marcos, donde se desempeñó como catedrático de Periodismo.

Privilegiadas las generaciones de estudiantes que oyeron y aprendieron de este maestro, los secretos del periodismo y toda su carga de inocultable experiencia.

Además del premio periodístico también recibió la Medalla Cívica de la Ciudad de Lima y diversas distinciones.

Aparte del diario El Comercio, donde también fue jefe de redacción, laboró en La Crónica y Expreso y en su etapa otoñal fue director del diario oficial El Peruano.

Había nacido el 8 de enero de 1923 en Otuzco, La Libertad, y se fue con la sencillez y humildad que caracterizó a este paladín del periodismo y corresponsal viajero de sucesos casi increíbles; casi en silencio a los 88 años de edad.



 
RSF: Poderes públicos tienen que ofrecer garantías

El 7 de septiembre de 2011, Pedro Alfonso Flores Silva fue víctima de asesinos encapuchados, que le dispararon cuando se encontraba cerca de su domicilio; falleció al día siguiente debido a las heridas que le produjeron las balas en el colon y en el hígado.

Con el asesinato de este periodista de 36 años de edad, director de un programa de la cadena televisiva Canal 6 en la ciudad de Casma (noroeste), ya son dos los profesionales de los medios de comunicación asesinados desde el inicio del año.

Según información proporcionada por el Instituto Prensa y Sociedad (IPYS) y la Asociación Nacional de Periodistas del Perú (ANP), la esposa y colega del periodista asesinado, Mercedes Cueva, mencionó enseguida un móvil político. La víctima era blanco regular de amenazas desde hacía tres meses, tras haber denunciado actos de corrupción que implicaban a Marco Rivera Huerta, alcalde de la localidad Comandante Noel. El edil, que había presentado una querella judicial contra el periodista, negó toda responsabilidad en el crimen.

“En muchos aspectos, el asesinato de Pedro Flores Alfonso Silva presenta los mismos antecedentes que el de Julio Castillo Narváez, ocurrido el 3 de mayo pasado, el Día Mundial de la Libertad de Prensa. La misma región: el norte del país. Los mismos temas delicados y el mismo tipo de amenazas. Finalmente, el mismo móvil: político, mencionado a priori. Por desgracia, el poco avance de la investigación en este caso precedente de asesinato –hasta hoy en día dos arrestos, sin más resultados–, nos hace temer la misma lentitud en la investigación de esta nueva tragedia. Desafortunadamente, la historia ha mostrado que existe un fuerte grado de impunidad en Perú cuando se trata de crímenes cometidos contra periodistas que cuestionan, de cerca o de lejos, a políticos, magistrados o policías”, declaró Reporteros sin Fronteras.

“Expresamos nuestras condolencias a los allegados y colegas de Pedro Alfonso Flores Silva. Asimismo, reiteramos nuestro llamado dirigido al gobierno y a las más altas instancias judiciales para que ofrezcan rápidamente garantías sólidas contra la impunidad y a favor del ejercicio del derecho de informar”, agregó la organización.
De ahora en adelante, una muestra importante pasaría por la despenalización de los delitos de prensa y la puesta en libertad sin demora de Paul Garay Ramírez, director de un programa del canal Visión 47 TV y corresponsal de la estación de radio La Exitosa, condenado a tres años de prisión el 19 de abril pasado por “difamación” de un fiscal. La pena del periodista fue reducida después a la mitad. Reporteros sin Fronteras une su voz a la de las organizaciones profesionales peruanas para que recobre su libertad. (Fuente: RSF)

 
Redes sociales: Ser éticos y responsables

Los usuarios de las redes sociales están aprendiendo que no siempre es fácil y placentero compartir información u opinar y que, más bien, esas acciones muchas veces se tornan sinuosas y de alto riesgo.

No me refiero al encarcelamiento de blogueros o la censura impuesta a la comunicación digital en regímenes como China y Cuba, sino a las consecuencias legales y éticas impredecibles que en una democracia pueden tener una simple frase en Twitter o un comentario desafortunado en Facebook.

Antes, esos riesgos solo los asumían los periodistas profesionales, pero ahora también los pueden confrontar los usuarios de Internet como sucedió esta semana en Veracruz, México, donde un maestro y una ex funcionaria fueron detenidos y procesados por divulgar rumores en Twitter y Facebook sobre una escuela bajo ataque de narcotraficantes. Aunque pudiera tratarse de una violación a la libertad de expresión, el pánico generado entre padres de familia llevó a una jueza a aplicar la ley sobre el incentivo al terrorismo y el desorden social, delitos penados hasta con 30 años de cárcel.

La misma vara se usó en Guatemala. Un "tuitero" fue acusado en 2009 por generar pánico financiero al pedir a los ahorristas que retiraran el dinero de un banco. La estampida no ocurrió, pero el juez aplicó una ley que penaliza con tres años de cárcel a quien divulgue información falsa o inexacta que menoscabe la confianza de los clientes. Por cargos similares, dos usuarios de Twitter fueron procesados en 2010 en Venezuela y otro, fue acusado de instigar para delinquir contra el presidente Hugo Chávez.

El mayor riesgo es que los usuarios desconocen cuestiones legales básicas o se creen seguros tras la sensación de anonimato que ofrecen las redes sociales. Pero lo cierto es que son consideradas como cualquier medio de comunicación tradicional, tal lo demostraron los jueces en México, Guatemala y Venezuela. Hasta pueden ser fácilmente monitoreadas cuando se cree que sirven para delinquir o para amplificar un insulto.

Las leyes tampoco diferencian entre periodistas e informadores ocasionales o aficionados. Es más, los periodistas gozan de mayores protecciones que un "tuitero" independiente, por cuanto están amparados bajo el secreto profesional, respaldados por empresas periodísticas, y guiados por manuales de estilo, códigos de ética y asesoría legal. Y si aun los profesionales a menudo confrontan juicios y cárcel, es fácil advertir la vulnerabilidad y riegos a los que se exponen los usuarios de redes sociales.

Los gobiernos todavía no arremeten contra ellos en forma directa y prefieren la censura indirecta del Internet, obligando, por ejemplo, a compañías de servicios o motores de búsqueda a cortar los servicios como sucedió en Argentina el mes pasado. No obstante, puede que en el futuro usen la legislación para restringir directamente si las nuevas tecnologías mejoran y permiten burlar filtros y controles. En Latinoamérica ya abundan normas restrictivas, como las de desacato en Ecuador que blindan a Rafael Correa y las autoridades de las críticas; los decretos aprobados por Chávez en Venezuela que permiten limitar el uso del Internet o como los criterios de los jueces brasileños, proclives a defender el derecho a la intimidad de funcionarios corruptos por sobre principios de libertad de expresión.

Por otra parte, aunque Twitter, Facebook y otras redes sociales han expandido el sentido de comunidad, también son usadas para provocar daño, propalar vulgaridades, rumores, falsedades y para difamar. Por eso, para quienes no tienen esas intenciones y son conscientes sobre el poder de la comunicación, se hace necesario que conozcan y respeten las leyes, sin descuidar los criterios éticos informativos para evitar errores con efectos indeseados. Como el del técnico de fútbol del Palmeiras brasileño, Vanderlei Luxemburgo, quien perdió su trabajo en 2009 por criticar sarcásticamente en Twitter a uno de sus delanteros, después de que desistió de practicar con el equipo.

Los usuarios deben tener en cuenta que las redes sociales son medios de comunicación y su uso conlleva responsabilidades. Deben considerar que hay una línea muy delgada entre libertad de expresión y libertinaje, y que esa diferencia no radica en el hecho en sí mismo, sino en cómo lo describimos y comunicamos. (Escribe Ricardo Trotti - Tomado del diario El Universal)

 
«InicioPrev41424344454647484950PróximoFin»

Página 49 de 64

Alertas - OFIP

Tarapoto: Absuelven a periodista denunciado por congresista fujimorista
24/10/2018

SAN MARTÍN.- La Corte Superior absolvió al periodista de Tarapoto, Edgar Alarcón Zavaleta, denunciado por Esther Saavedra por presunta difamación agravada. La congresista fujimorista solicitó, a [ ... ]


Puno: Amenazan de muerte a periodista
02/10/2018

El periodista Liubomir Fernández Fernández, del diario La República, en Puno, fue amenazado de muerte por Rubén Choquehuanca Mamani, cuñado del candidato a la gobernación regional, Alexander Flo [ ... ]


Periodista es atacado tras denunciar posibles corrupción
07/09/2018

El periodista de investigación Hugo Máximo Gonzales Henostroza, director del portal www.noticierolibre.com, fue agredido físicamente el reciente 19 de agosto, cuando se dirigía a su casa, en la pr [ ... ]


Otras noticias

Filiales en Acción

ANP presente en Huanta en homenaje a Hugo Bustíos
24/11/2018

AYACUCHO.- La Asociación Nacional de Periodistas del Perú participó en Huanta, de los actos conmemorativos por los 30 años del asesinato del periodista Hugo Bustíos Saavedra, quien fuera presiden [ ... ]


ANP se moviliza en todo el país en demanda de garantías para la prensa
17/07/2018

  En defensa de la libertad de prensa, contra la corrupción, y en demanda de una verdadera libertad de prensa, Las bases de la Asociación Nacional de Periodistas del Perú (ANP) se movilizan a lo  [ ... ]


ANP de duelo por temprana muerte de expresidente de la base Chimbote
22/06/2018

La Asociación Nacional de Periodistas del Perú lamentó la temprana muerte del periodista Alberto Pérez Gonzales, expresidente de la ANP Chimbote, exmiembro del Comité Ejecutivo Nacional y, sobre  [ ... ]


Otras noticias

Informe Especial

Jóvenes y mujeres en el medio rural
17/01/2019

ESPAÑA.- El ministro de Agricultura Luis Planas se reunió el primer lunes de año con la comisionada para el Reto Demográfico, Isaura Leal, con quien ha abordado los avances en el proceso de elabor [ ... ]


Sin cultura el mundo aburre
17/01/2019

Muchos personajes aprecian los buenos libros. Citamos algunos. Borges escribió: “Uno llega a ser grande por lo que lee y no por lo que escribe”. Thomas Carlyle afirma: “La verdadera universidad [ ... ]


Se acabaron los secretos
09/01/2019

El secreto de las comunicaciones fue el resultado de una larga lucha. Los tiranos siempre han tratado de poner sus zarpas sobre lo que piensan sus súbditos y mucho más sobre lo que escriben. Cuando  [ ... ]


Otras noticias