Matriz Histórica
Del Gremio De La Prensa
Jueves, 13 agosto 2020
Informe Especial
Fake news en Brasil: una guerra ideológica y de ingresos publicitarios

SAO PAULO.- De la trinchera ideológica a la asfixia financiera. La guerra de las fakes news en Brasil se ha recrudecido desde que un perfil de Twitter anónimo haya persuadido a cientos de empresas a que retiren sus anuncios de un portal investigado por diseminar noticias falsas, golpeando su principal fuente de ingresos.

Escondido en el anonimato de las redes sociales, Sleeping Giants Brasil, que suma más de 350.000 seguidores, ha provocado malestar en webs afines al discurso del presidente de Brasil, el ultraderechista Jair Bolsonaro, pues denuncian "censura ideológica directa" por estigmatizarles ante los anunciantes.

Esta iniciativa anónima, que dice impulsar "una lucha colectiva de ciudadanos contra el discurso de odio", se dedica a avisar a las empresas de que sus anuncios están en portales investigados por diseminar Fake News. Su primer objetivo ha sido Jornal da Cidade Online.

El creador de la cuenta Sleeping Giants Brasil concedió una entrevista por email a Efe bajo la condición de mantener el anonimato "por cuestiones de seguridad".

La elección de Jornal da Cidade Online se debió a "su alcance" porque "solo en abril recibió más de 34.000 millones de accesos", aunque también por "su mensaje odioso" y "las famosas fake news que son constantemente propagadas por la página".

En apenas dos semanas, el perfil consiguió que más 200 compañías se comprometiesen a sacar sus anuncios de este portal considerado "bolsonarista".

Entre ellas figuran las filiales de Mercedes Benz, Nissan, Fiat y Ford, además de otros gigantes como Facebook y McDonald's.

"No podemos calcular el perjuicio causado por la retirada de estos anuncios, todo es muy reciente, pero sabemos que conseguimos colocar en análisis una campaña que iba a generarle más de 220.000 reales en un año" (unos 44.000 dólares), detalló el creador.

Jornal da Cidade Online está bajo investigación de una Comisión del Parlamento brasileño por su papel en la diseminación de noticias falsas.

Esta semana, Sleeping Giants Brasil declaró la guerra a otro portal ideológicamente afín con el Gobierno Bolsonaro, Conexao Política.

"UNA TRAMPA PELIGROSA"

El editor del Jornal da Cidade Online, José Tolentino, admitió en declaraciones a Efe que "algunas empresas pasaron a no anunciarse más" en este portal "conservador liberal", aunque preguntado por el coste económico de las pérdidas, el periodista esquivó dar detalles.

"Ya denunciamos a algunas empresas (...) que cayeron en una trampa peligrosa" y que "están siendo inducidas a un error y cohibidas creyéndose a quien actúa de mala fe", lamentó.

De acuerdo con Tolentino, Sleeping Giants es "una página misteriosa, oscura, oculta, de naturaleza desconocida y propagadora de fake news" y "nadie sabe quién es el autor", la cual cosa "no deja de ser una inmensa cobardía antiética que debería ser repudiada por la propia plataforma" de Twitter.

"El objetivo claro de esta página pirata es asfixiar económicamente nuestro periódico por no estar de acuerdo con la línea editorial", es decir, es una "censura ideológica directa, hecha por el modo más sórdido e ilegal posible", criticó.

INDIGNACIÓN DEL GOBIERNO Y EL CLAN BOLSONARO

En uno de sus primeros actos, que fue además el más controvertido, Sleeping Giants alertó al Banco de Brasil, donde el Estado brasileño controla el 50 %, de que su marca aparecía anunciada en el Jornal da Cidade Online.

La reacción inmediata del banco fue retirar los anuncios de la plataforma, una decisión que despertó la indignación del clan Bolsonaro.

Entre los más críticos se encontraba uno de los hijos del presidente, el concejal de Río de Janeiro Carlos Bolsonaro, quien está siendo investigado por su presunto vínculo con grupos que diseminan noticias falsas en las redes sociales.

El secretario de comunicación del Gobierno, Fabio Wajngarten, también se rebeló contra Sleeping Giants.

"La censura ideológica usa varios disfraces y los más comunes hoy en día son las agencias de verificación y el llamado periodismo progresista", escribió en su cuenta oficial de Twitter el jefe de comunicación de la presidencia del país, quien defendió el "trabajo muy serio" del Jornal da Cidade Online y la "importancia del periodismo independiente".

Ante tal repercusión, el Banco de Brasil dio un paso atrás y retiró la restricción de publicidad en la plataforma asociada al bolsonarismo, en la que desde enero de 2019 había invertido 2.855 reales (unos 550 dólares).

La versión oficial de la entidad bancaria, divulgada en un comunicado al que ha tenido acceso Efe, es que el banco "decidió dar marcha atrás en la suspensión" de publicitarse Jornal da Cidade Online tras considerar las políticas de las "herramientas de media programática".

Sin aportar más detalles, señaló que estas herramientas "no permiten los anuncios en sites que publiquen declaraciones falsas, diseminan contenidos engañosos u omitan información".

INSPIRADO EN UNA INICIATIVA ESTADOUNIDENSE

Sleeping Giants Brasil nació en mayo de 2020 inspirado en una cuenta homóloga en Estados Unidos que, iniciada en noviembre de 2016, provocó a Breitbart News, la plataforma que dirigía el gurú de extrema derecha Steve Bannon -ex asesor de Donald Trump-, pérdidas de hasta 8 millones de euros.

En tan solo una semana, la plataforma superó los 285.000 seguidores que consiguió en cuatro años el perfil original de Sleeping Giants en Estados Unidos.

El nacimiento de esta cuenta coincidió con la entrada de lleno en el punto de mira de la Justicia brasileña de una supuesta "máquina de propaganda" bolsonarista, bajo la sospecha de un uso masivo de "ejércitos de robots" para difundir noticias falsas durante la campaña de los comicios de 2018, ganados por el actual jefe de Estado. Sospechas siempre negadas por los Bolsonaro.

También esta semana salió a la luz un informe parlamentario, divulgado por el diario brasileño O Globo, en el que se acusa al presidente Bolsonaro de haber publicado millones de anuncios de propaganda oficial en portales que están siendo investigados por la Corte Suprema del país por difundir noticias falsas.

Ese documento también dice que la Secretaría de Comunicación del Gobierno se valió incluso de la plataforma Google AdSense, que reenvía propagandas directamente a portales y sitios de internet, pero permite al anunciante bloquear a aquellos que considere no apropiados, lo cual no fue hecho.

En ese sentido, Google Brasil aclaró en un comunicado a Efe que "tienen políticas estrictas que rigen los tipos de contenido que pueden monetizarse" a través de sus plataformas.

"Trabajamos para elevar el contenido de alta calidad de fuentes confiables. Cada vez que encontramos editores que violan nuestras políticas, tomamos medidas inmediatas", concluyó la empresa. EFE

 
ONU teme que COVID acabe con 20 años de progresos contra el trabajo infantil

GINEBRA.- La pandemia de COVID-19 y el aumento de la pobreza que ha provocado pueden abocar a "millones de niños" a trabajar y aumentar la cifra de menores explotados en el mundo, después de veinte años de reducción de este indicador, advierte hoy un informe de Naciones Unidas.

El estudio del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT) recuerda que desde el año 2000 el número de niños explotados ha descendido en 94 millones (de 245 a 151 millones), pero alerta de que la crisis económica derivada del coronavirus podría revertir estos progresos.

"En tiempos de crisis, el trabajo infantil se convierte en un mecanismo de supervivencia para muchas familias", explicó la directora ejecutiva de UNICEF, Henrietta Fore, quien subrayó que, "a medida que la pobreza aumenta, las escuelas cierran y los servicios sociales disminuyen, más niños se ven empujados a trabajar".

El informe no predice una cifra exacta de cuántos niños podrían verse forzados a trabajar en la actual crisis, aunque la OIT y UNICEF citan estudios sociológicos según los cuales un aumento de un punto porcentual del nivel de pobreza suele conllevar una subida de 0,7 puntos en la tasa de trabajo infantil.

Además, los menores que ya trabajan "podrían tener que hacerlo durante más horas o en peores condiciones", indican las dos agencias de Naciones Unidas, que recuerdan que más de 1.600 millones de niños se han visto afectados por el cierre de escuelas durante la pandemia.

Cuando las aulas reabran "es posible que algunos padres ya no puedan permitirse enviar a sus hijos a la escuela", consideran ambas organizaciones.

También temen una agudización de la desigualdad de género derivada de todo este fenómeno, ya que las niñas son especialmente vulnerables a ser explotadas en sectores informales como la agricultura o el servicio doméstico.

El informe propone varias medidas para mitigar el riesgo de mayor explotación infantil, que incluyen una ampliación de la protección social, la concesión de créditos a hogares en situación de pobreza, la promoción de trabajo digno para los adultos o iniciativas para facilitar el retorno de los niños a las clases.

"Tener en cuenta los problemas asociados al trabajo infantil en el marco de políticas de mayor alcance sobre educación, protección social, justicia, mercados de trabajo y derechos humanos y laborales a escala internacional supone una diferencia fundamental", subrayó el director general de la OIT, Guy Ryder.

Los grupos vulnerables, en particular aquellos que trabajan en el sector informal y los migrantes, podrían ser las principales víctimas de un eventual aumento de la explotación infantil, de acuerdo con Naciones Unidas.

En este sentido, Latinoamérica podría ser una de las regiones más afectadas, dados los importantes flujos migratorios en Centroamérica o desde Venezuela a otros países de la región y teniendo también en cuenta que el sector informal sostiene el 53 % de la economía en esas naciones.

EFE

 
Un llamado para que se atienda el clamor del pueblo humilde

El cardenal Pedro Barreto ha hecho llegar su palabra al pueblo peruano, en momentos tan difíciles como los que hoy afrontamos, con una pandemia que arrasa con la existencia de un número creciente de compatriotas, que pone en peligro la salud de miles y miles, y cuando se deriva, de la misma, el agravamiento de la realidad política, económica y social, en perjuicio mayoritario de quienes sobreviven en medio de la miseria o carecen de los recursos suficientes para atender la mesa diaria de la familia. El religioso que tiene la experiencia de haber ejercido la tarea parroquial en el humilde barrio de Abajo el Puente y que cuando ya arzobispo en Huancayo, mostró su identidad con los más necesitados, habló sin medias tintas la semana pasada, haciendo recordar que la economía pre pandemia, no merece ser reconstruida, si ésta no va a servir para satisfacer, con prioridad, el hambre, el ingreso dinerario, el respeto a la dignidad de las personas que claman por una vida más justa.

El mensaje merece ser valorado en toda su dimensión, como corresponde en un país que debe afirmar los ejes de una verdadera democracia. A este respecto debe tenerse presente que el pueblo de hoy, no es el del siglo pasado, ni siquiera el de los primeros lustros del siglo presente. Ahora es cada vez más consciente de la situación en que vive, de sus problemas, de sus carencias y limitaciones. Y también, de que pese a todo puede acceder a una forma mejor de convivencia nacional.

Este pueblo, repito, no es el de ayer. En él existe una ciudadanía más joven, que no se traga el cuento de que con la economía “por reconstruir” el país irá viento en popa y que bajo la conservadora política, de quienes han manejado los hilos invisibles de las finanzas y la economía, se acercará a las condiciones propias del llamado Primer Mundo. Lo cierto es que ayer y aún hoy, el Perú sigue siendo un país subdesarrollado y que, frente a una minoría privilegiada, millones de personas están en ese enorme bolsón de los marginados, de los olvidados, de los no contactados.

Si ésto no fuera verdad, cómo se explica que ante la pandemia no tengamos un real sistema nacional de salud y que el gobierno se vea obligado a esmerarse más allá de lo posible para afrontar las emergencias que a diario, saltan por aquí, por allá, en todo el territorio nacional. ¿Qué hicieron, en períodos anteriores, esos regímenes que obtuvieron la confianza del electorado y, luego, instalados, se limitaron a cumplir los dictados de los poderosos y, con la complicidad de muchos de ellos, entregarse sin pudor ante las apetencias de la coima, del soborno, robándole incluso al Tesoro Nacional? Un misterio. No es tal. Se entregaron por un plato de lentejas, que se les presentaba bien sazonado y con la seguridad de repetir lo mismo hasta la saciedad.

Concluyo. Interpretando el mensaje del Cardenal Barreto, y ojalá el mismo se repita en todas las plataformas virtuales, lo que el pueblo peruano demanda en estas horas de dolorosa experiencia, es que en esencia se le reconozca el derecho a vivir como nación conformada por seres humanos, o sea a tener derecho a comer, a gozar de salud, a preservar la naturaleza y mejorar el ambiente. A contar con empleo digno, con salarios que atiendan las exigencias del hogar moderno, a prestaciones laborales que desde hace tiempo están consagradas legalmente, a tener acceso a la educación y, al menos, a las expresiones de la cultura que el propio pueblo crea. A poder adiestrarse en el uso de las nuevas tecnologías, que hoy avanzan con toda celeridad, a disponer de servicios sociales básicos, a ejercer libremente el derecho a pensar, a expresarse, a que se respete su voto en los escrutinios electorales, a organizarse, a unirse y en síntesis , a vivir como ser humano, respetado y respetable.

En palabras sencillas, el Cardenal Barreto, nos ha dicho  que lo que el pueblo de los humildes, de los pobres, quiere, es vivir en paz, en armonía con la sociedad y la naturaleza, disfrutar de seguridad y de una genuina democracia política, económica y social.

El mensaje cardenalicio tiene hondura y nos convoca a reflexionar, sin la pretensión de creernos los filósofos de una verdad que peca en realidad de mentirosa, cuando bien se sabe que, durante casi dos siglos de vida republicana, el pueblo de los pobres jamás ha sido reinvindicado. La forma como nos ha sorprendido la pandemia del coronavirus, es más que elocuente.

Roberto Mejía Alarcón

 
El índice de desempleo en Estados Unidos baja al 13,3 % en mayo

WASHINGTON.- El índice de desempleo en Estados Unidos bajó inesperadamente al 13,3 % en mayo, comparado con el 14,7 % del mes anterior, según informó este viernes el Departamento de Trabajo, en una cifra que sorprendió todas las expectativas de los analistas.

El presidente Donald Trump calificó el informe como "una afirmación de todo el trabajo que hemos estado haciendo", y dijo que las predicciones de un aumento del desempleo que se habían hecho "fueron los cálculos más grandes en la historia de las empresas".

Mientras las protestas contra la brutalidad policial se multiplican y el ritmo de infecciones por coronavirus siguen subiendo, el presidente comparó la economía estadounidense con "un cuerpo que estaba fuerte", pero necesitaba una operación y ahora es "como un cohete".

El descenso en el desempleo refleja un aumento de 2,5 millones en el número de personas empleadas el mes pasado, cuando empezaron a relajarse las medidas de confinamiento y cierres de negocios para contener la pandemia del coronavirus.

En el mes anterior se habían perdido 20,6 millones de puestos de trabajo, la mayor contracción de la fuerza laboral ocupada desde 1939 cuando el país estaba en medio de la Gran Depresión.

Las cifras de la Oficina de Estadísticas Laborales (BLS en inglés) contrariaron así las expectativas de la mayoría de los analistas, que esperaban una subida del índice de desempleo al 19,8 % con una pérdida neta de unos 800.000 puestos de trabajo.

Y también inyectaron optimismo en los mercados de valores y dieron a Trump la oportunidad de solazarse en un dato económico positivo en medio de la pandemia que ha causado más de 107.000 muertes, y de las protestas en todo el país después que la policía de Mineápolis matase a un hombre afroamericano.

El informe de hoy muestra que, a pesar de la mejoría de la cual da cuenta BLS, el índice de desempleo entre los afroamericanos subió otra vez el mes pasado al 16,8 %, el más alto desde 1984.

En marzo el Congreso aprobó, y el presidente Trump promulgó, un conjunto de medidas por 2,3 billones de dólares para hacer frente a la emergencia causada por la pandemia de la COVID-19. El programa incluyó diversas formas de asistencia a los trabajadores despedidos, las empresas y sus costos de sueldos, y los estados.

Este jueves, la BLS informó de que en la semana que terminó el 23 de mayo, con los datos más recientes, había 21,48 millones de personas que percibían las prestaciones convencionales por desempleo.

A esto se suma el contingente de trabajadores independientes a quienes se les ha otorgado seguro por desempleo bajo un programa temporario, con lo que la cifra de personas que en Estados Unidos percibe ayudas del gobierno por desempleo llega a casi 30 millones.

"Estas mejorías en el mercado laboral reflejaron una reanudación limitada de a actividad económica que se había reducido en marzo y abril debido a la pandemia y los esfuerzos para contenerla", señaló la BLS.

"En mayo el empleo subió sustancialmente en el sector de hotelería y esparcimiento, la construcción, la educación y los servicios de salud, así como el comercio minorista", añadió.

"Por contraste, el empleo gubernamental siguió cayendo sustancialmente", aseguró el organismo estadístico.

Una medida más amplia del índice de desempleo, que cuenta también a quienes no han buscado empleo recientemente o buscan un empleo de horario completo, bajó del 22,8 % en abril al 21,2 % en mayo.

Según la BLS, el sector de hotelería y esparcimiento, que en marzo cuando empezó a sentirse el impacto de COVID-19 en el mercado laboral había perdido 743.000 empleos, y otros 7,5 millones de empleos en abril, en mayo añadió 1,2 millones de puestos de trabajo.

En mayo el sector de servicios de alimentos, que incluye bares y restaurantes, añadió 1,4 millones de empleos, casi la mitad de todo el retorno al trabajo, después de haber perdido 6,1 millones de trabajadores en abril y marzo.

Y el sector de la construcción, que en abril había perdido 995.000 puestos de trabajo, en mayo añadió 464.000 empleos, la mayor parte de ellos en el área de los contratistas por oficios.

EFE

 
OIT presenta un sombrío panorama laboral para los jóvenes tras la pandemia

GINEBRA.- Uno de cada seis jóvenes en el mundo perdió su empleo estos meses, los que lo mantuvieron vieron caer sus horas de trabajo un 23 %, y la formación de muchos más se detuvo, según un informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) con un sombrío panorama para la "generación pos-COVID".

El estudio muestra que la juventud, ya antes especialmente vulnerable en el mercado laboral y que aún sufría las consecuencias de la crisis financiera de 2008, ha sido uno de los grupos de edad más afectados por los confinamientos y otras medidas de freno a la COVID-19, lo que puede tener adversos efectos a largo plazo.

"La COVID-19 no hizo sino agudizar las vulnerabilidades que los jóvenes trabajadores tenían ya en el mercado laboral", resume en una entrevista para Efe la colombiana Susana Puerto, experta en empleo juvenil de la OIT y responsable del sondeo con el que se han extraído muchos de los datos del informe.

AL MENOS 73 MILLONES DE JÓVENES MÁS AL PARO

La encuesta muestra que un 17 % de los jóvenes de entre 18 y 29 años en todo el mundo dejaron su empleo durante los meses de confinamiento, lo que supondría al menos 73 de los 429 millones que antes trabajaban.

La cifra real, aclara la autora del sondeo, podría variar e incluso ser mayor, ya que la encuesta se hizo a través de internet y muchos de los empleados jóvenes más vulnerables no tienen acceso a un ordenador en red.

A ese dato negativo se suma que el 98 % de los centros de formación en todo el mundo se cerró a las clases presenciales durante los momentos álgidos de la pandemia, afectando a buena parte de los 496 millones de jóvenes en formación.

"Estos jóvenes van a terminar aplazando sus estudios o incluso saliendo de ellos, porque demorar la formación genera gastos adicionales que muchos no van a poder cubrir", subraya Puerto.

Esto, unido a la caída de la oferta de nuevos trabajos que también ha producido la crisis sanitaria, va a generar "una demora en la transición de la escuela al trabajo", advierte la experta colombiana.

UNA SOCIEDAD CON MÁS "NINIS"

Todo ello anticipa un aumento en el número de jóvenes que ni estudian ni trabajan, los conocidos como "ninis", que antes de la actual crisis eran 267 millones, recordó Puerto, quien señaló que en esta situación se encuentran más chicas (31 por ciento del total de mujeres jóvenes) que chicos (14 por ciento).

En estas circunstancias no es de extrañar que la encuesta haya mostrado también que "la mitad de los sondeados siente miedo o desconfianza hacia el futuro, lo que abre la posibilidad de caer en estados de ansiedad o depresión", advirtió la experta.

Aunque el informe de la OIT no separa datos por regiones, se teme que Latinoamérica pueda ser una de las que presente un futuro más incierto para los trabajadores jóvenes, teniendo en cuenta que un 53 % de la economía en esos países es informal, y que tres de cada cuatro jóvenes que trabajan en el mundo están en ese sector.

"Esos jóvenes no tienen un acceso directo a la protección social, y eso también les dificulta llegar a subsidios y otras medidas de apoyo que se aprueben, pues de alguna manera son invisibles a las bases de datos de los gobiernos", señaló Puerto.

POLÍTICAS SOCIALES DE CHOQUE

Para paliar esta situación, la OIT recomienda en su informe la aplicación de algunas recetas que ya se tuvieron en cuenta tras la crisis de 2008, basadas en "políticas fiscales expansivas que puedan estimular la economía y apoyar la creación de empleo", en palabras de la experta.

Unas políticas que "es importante que integren oportunidades para que los jóvenes hagan su transición (de la formación al mercado laboral) o puedan reintegrarse en la educación o el trabajo", indicó.

Invertir en sectores en crecimiento, como el tecnológico, y proteger los más golpeados por la crisis (manufacturas, comercio y servicios, inmobiliario, etc) son otros deberes para poder salir de la difícil situación económica que se anticipa y hacerlo sin olvidar a los trabajadores de menor edad.

"Si no invertimos en los jóvenes los efectos a largo plazo en la sociedad van a ser devastadores", advirtió Puerto, quien como el informe de la OIT recomendó mayor inversión en educación y formación para hacer frente a la crisis laboral que se avecina.

La experta predice un trasvase de jóvenes desde los sectores más golpeados a otros donde encuentren más oportunidades: "por ejemplo, los que estaban empleados en aerolíneas podrían entrar a sectores donde sí haya demanda, como la economía de los cuidados", vaticina.

Muchos otros podrían llegar al teletrabajo, que ha tenido un inmenso auge con la pandemia, aunque en la OIT "todavía hay un debate en torno a los pros y los contras" de estas actividades en casa, reconoció.

EFE

 
«InicioPrev12345678910PróximoFin»

Página 5 de 92

Alertas - OFIP

Jaén: Gobernador Regional de Cajamarca amenaza a periodistas locales
08/07/2020

El Gobernador Regional de Cajamarca, Mesías Antonio Guevara Amasifuen, profirió expresiones denigrantes y amenazantes en contra de medios y periodistas locales de la provincia de Jaén, en dicha r [ ... ]


Atalaya: Periodistas locales son centro de campaña difamatoria por redes sociales
08/07/2020

Los periodistas Juan López Encinas, de Radio La Poderosa, y Carlos Eduardo Armas Ríos, de Radio Atalaya, vienen siendo blanco de una campaña difamatoria en redes sociales que busca desacreditarlo [ ... ]


Tocache: Periodistas son víctimas de exceso policial durante cobertura de prensa
20/06/2020

Los periodistas Roy López Vila, de Radio Nycoll, y Mario Yuri Gómez Príncipe, de Radio Poder, -ambos responsables del portal noticioso en redes sociales Uchiza Opina- denunciaron ser víctimas de [ ... ]


Otras noticias

Filiales en Acción

ANP condena agresión a periodista en Arequipa
06/04/2020

La Asociación Nacional de Periodistas del Perú - ANP rechaza la agresión de la que fue víctima el periodista Pablo César Rojas Huayapa, corresponsal de RPP en Arequipa, a quien se le obstaculizó [ ... ]


ANP Chiclayo: Periodista Brennan Barboza Bravo participó en taller organizado por Embajada Británica y Thomson Foundation
08/03/2020

La Asociación Nacional de Periodistas del Perú (ANP) saluda la participación del periodista Brennan Barboza Bravo, de la ANP Chiclayo, en el taller Seguridad física y digital para periodistas. Br [ ... ]


ANP Huamanaga presente en vigilia por periodista desaparecida Daysi Mina Huamán
29/02/2020

La ANP Huamanaga estuvo presente en la vigilia realizada en Santa Rosa exigiendo que la periodista desaparecida Daysi Mina Huamán sea hallada con prontitud. De esta forma, a través de la base Huama [ ... ]


Otras noticias

Informe Especial

Redes de odio y difamación dominan la política en Brasil
09/08/2020

RÍO DE JANEIRO.- Felipe Neto, un fenómeno de la comunicación, con 39 millones de inscritos en su canal en YouTube, se puso en el centro de la guerra de difamación por redes sociales que envenena l [ ... ]


Los argumentos a favor de una renta básica universal
09/08/2020

BANGKOK.-La regla número uno del manual de gestión de crisis es el siguiente: cuando te encuentres en un hoyo, primero, deja de cavar. La vorágine en la que nos ha sumergido el brote de covid-19 h [ ... ]


La banca latinoamericana aún evade el cambio climático
09/08/2020

PANAMÁ.- La mayor parte de la banca privada de América Latina y el Caribe todavía evade el peso del cambio climático en su estrategia y operaciones, reveló un estudio de tres entidades internacio [ ... ]


Otras noticias
Créditos: Eylen Jalilíe