Matriz Histórica
Del Gremio De La Prensa
Jueves, 13 agosto 2020
Informe Especial
Una cuádruple amenaza se cierne sobre América Latina

NACIONES UNIDAS.- Unos 142 millones de personas en América Latina y el Caribe están ahora mismo en riesgo de contraer la covid-19, pero esa enfermedad es apenas una de las cuatro grandes amenazas que soporta, junto al hambre, la pobreza y la desigualdad, de acuerdo con un informe que difundió el PNUD.

El miedo al contagio es, para los latinoamericanos, una preocupación pareja con la del confinamiento, de acuerdo con informes que el PNUD (Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo) recogió en 15 de sus oficinas de la región más una encuesta desarrollada entre 1000 personas en Argentina.

Tanto como el virus les preocupan sus ingresos, la falta de alimentos, su salud, la violencia doméstica, la discriminación, la educación y el hacinamiento, según expertos del PNUD que piden acciones urgentes para superar la pandemia y sus consecuencias sobre la pobreza.

Actualmente América Latina tiene más de tres millones y medio de casos, siendo Brasil con el mayor número de contagios, seguido por Perú, Chile y México. Brasil ahora es el segundo país del mundo con mayor cantidad de muertes, con más de 75 000, mientras que México está en cuarto lugar, con más de 36 000.

La cifra de 142 millones de personas en riesgo de infectarse la produjo la Iniciativa de Pobreza y Desarrollo Humano de la británica Universidad de Oxford, con el estudio de tres indicadores: la falta de acceso al agua potable, el uso de combustibles nocivos dentro de los hogares, y la desnutrición.

Sin embargo, la indagación del PNUD en 16 países de región obtuvo que en 10 la gente mencionó la caída de ingresos como su principal preocupación, y en otros dos la destacaron como una de sus principales preocupaciones.

Ocho de los 16 países mencionaron los problemas relacionados con la salud, como el acceso a servicios y medicamentos, entre las principales preocupaciones.

Seis de los 16 países mencionaron la violencia doméstica entre las principales preocupaciones, impulsada por los altos niveles de abuso de alcohol y drogas en las zonas pobres.

Las llamadas para denunciar la violencia de género crecieron 39 por ciento en Argentina durante la cuarentena por el coronavirus.

Cinco países mencionaron el acceso a los alimentos entre las principales, cinco subrayaron el hacinamiento en las comunidades, y también cinco mencionaron la discriminación o exclusión de minorías, migrantes o miembros de la comunidad LGBTIQ como una de las principales preocupaciones.

El informe en profundidad para Argentina descubrió que el acceso limitado a la educación en línea, y el fracaso del gobierno para proporcionar folletos impresos a todos los niños, habían interrumpido gravemente el aprendizaje, con riesgo de que los estudiantes abandonen la escuela para siempre.

El PNUD observó que datos recogidos entre 2000 y 2019 mostraron que muchos países lograron reducir sus niveles de pobreza multidimensional, la pandemia amenaza con hacer retroceder más de una década de avances.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) advirtió el miércoles 15 que el producto bruto per cápita en la región retrocede a niveles de 2010 y que la pobreza previsiblemente se incrementará de 185,5 millones de personas en 2019 a 230,9 millones al cierre de 2020.

 

El PNUD se sumó a los llamados para la “acción urgente en múltiples áreas relacionadas”: el frente epidemiológico, sanitario y de saneamiento, el económico y de mercados laborales, y el de la protección social.

En la actual emergencia, los gobiernos deben “priorizar campañas transparentes de información pública, planificar estrategias que involucren a grupos marginados en áreas urbanas y comunidades indígenas, y garantizar el acceso a agua limpia, jabón, alimentos, ingresos y otros artículos esenciales”.

También deberían “garantizar la conectividad a internet, usar espacios diferentes a los hospitales para aislar a los pacientes con covid-19, y diseñar estrategias para mover pacientes de manera segura entre las instalaciones médicas”.

La lista de recomendaciones incluye proporcionar pruebas gratuitas de covid a los grupos más pobres y vulnerables, abrir nuevos centros de aislamiento, garantizar el acceso al agua potable, ampliar la inclusión financiera digital, proteger los medios de vida y proporcionar transferencias monetarias a los pobres.

(IPS)

 
Crisis laboral poscovid: ¿Qué plantean líderes de América Latina?

GINEBRA.- Los presidentes de Ecuador, Cuba, Colombia, Panamá, Guatemala y Uruguay participaron en una cumbre virtual de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) donde admitieron los efectos devastadores de la pandemia en sus mercados laborales, pero plantearon soluciones para contrarrestarlos.

Durante la cumbre, organizada por la centenaria organización para debatir el futuro del mercado laboral mundial tras la pandemia de COVID-19, el presidente uruguayo Luis Lacalle destacó que es necesario que "la comunidad internacional, protegiendo su salud, no caiga en el proteccionismo" y promueva nuevas formas de trabajo.

"Es importante que gobiernos y organizaciones internacionales entiendan cuáles pueden ser las consecuencias negativas de esta pandemia, y que el derecho comparado, las buenas prácticas internacionales y la ciencia acompañen a las decisiones de los Estados", señaló en su discurso por videoconferencia.

Su homólogo colombiano, Iván Duque, agregó que el mayor evento de salud pública vivido por la humanidad en épocas recientes ha venido acompañado de una crisis socioeconómica "que no discrimina entre países grandes y pequeños, nos golpea a todos" y debe ser enfrentada "sin populismos ni demagogia".

"No podemos caer en un dilema donde se contraponen la defensa de la salud y la vida frente a la de la economía, pues sin salud no tenemos desarrollo, y sin éste no habrá buenos sistemas de salud", aseguró.

El presidente ecuatoriano Lenín Moreno recordó que cuatro de cada cinco trabajadores en el mundo se han visto afectados por las medidas de confinamiento parcial, y auguró una recuperación económica "difícil y lenta en la que podría surgir otra 'pandemia', la del mayor nivel de desempleo de la historia".

El mandatario guatemalteco, Alejandro Giammattei, declaró que los países con economías informales se han visto especialmente afectados por las medidas contra la COVID-19, y en ese sentido su nación, donde un 70 por ciento de los trabajadores tienen este tipo de actividad, también ha sido muy golpeada.

Giammattei recalcó en ese sentido que los programas de respuesta a la población afectada en el país, en los que se asignaron más de 1.800 millones de dólares, tienen entre otros objetivos ayudar a la transición de las pequeñas empresas a la economía formal.

"El reto es enorme, pero debemos tomar las oportunidades que da esta coyuntura para construir un futuro económico y laboral con relaciones laborales productivas que fomenten la justicia social", subrayó.

Similares planes de ayuda a la pequeña y mediana empresa fueron presentados por el presidente de Panamá, Laurentino Cortizo, mientras su homólogo cubano, Miguel Díaz-Canel, alertó de las "devastadoras consecuencias" de una crisis que "acrecentará la desigualdad y la pobreza".

"Pero estos terribles impactos y nefastas consecuencias no sólo se deben a este letal virus, sino a años de políticas neoliberales y capitalismo salvaje", opinó el líder cubano, quien predijo que en el futuro se pondrá a prueba la existencia del actual "orden económico internacional injusto".

 

En la cumbre participaron de manera virtual más de medio centenar de jefes de Estado y de Gobierno de todo el mundo, con el fin de plantear salidas al fuerte impacto de la pandemia en el mercado laboral, que según la OIT ha causado la pérdida de horas de trabajo equivalentes a 400 millones de empleos.

"Ningún país puede resolver esta crisis solo, estamos en esto juntos, y las soluciones multilaterales enérgicas y efectivas son más importantes que nunca", subrayó en su intervención el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres.

EFE

 

 
Racismo camuflado en Brasil

RÍO DE JANEIRO.- El racismo en Brasil es más mortal que en Estados Unidos, si se toma en cuenta la violencia policial contra los negros, pero tiene matices que hacen más compleja la lucha por su erradicación.

Poco más de 6000 homicidios cometió la policía brasileña en 2019, contra 1098 en Estados Unidos, según el brasileño Monitor de la Violencia y el estadounidense Mapping Police Violence, respectivamente.

Los negros constituyen 75 por ciento de las víctimas en Brasil y 28 por ciento en Estados Unidos. Es decir esos brasileños muertos suman 15 veces la cantidad de estadounidenses, aunque la población afrodescendiente de Brasil (56 por ciento de 210 millones) no alcanza el triple de la de Estados Unidos (13 por ciento de 328 millones).

Esa violencia selectiva alimentó las gigantescas protestas en Estados Unidos, tras el asesinato de George Floyd el 25 de mayo, con efectos internacionales y en el caso brasileño también estimuló comparaciones y preguntas sobre las respuestas internas al “racismo que mata”.

“Nuestro racismo es específico”, la esclavitud fue formalmente abolida en Brasil “sin ningún derecho, tierra ni educación a los antiguos esclavos, impedidos incluso de votar en las elecciones, mientras la población negra en Estados Unidos se liberó con derecho a escuela y tierra”, destacó Walmyr Junior, profesor de Historia y uno de los coordinadores del Movimiento Negro Unificado en Río de Janeiro.

“La colonización también fue distinta en los dos países”, acotó Gabriela de Sousa, educadora infantil de artes con orientación antirracista, igualmente en Río de Janeiro.

Los negros en Brasil salieron de la esclavitud en 1888 sin políticas públicas favorables, sino al revés, a sufrir medidas oficiales “para su exclusión”, como leyes contra la vagancia cuando ellos eran privados de trabajo y el gobierno atraía inmigrantes europeos para ocupar tierras y empleos, recordó.

Además se buscaba “blanquear” la población y los libros didácticos mostraban los negros desechables, sucios y “deshumanizados”, observó.

“El racismo mata no solo por la violencia policial, pero también al marginarnos de la sociedad y privarnos de ser humanos. El racismo es estructural, afecta todas las dimensiones de la vida, sea económica, política o cultural”, concluyó.

La enseñanza escolar contribuyó para arraigar los prejuicios y creencias racistas, por lo menos hasta recientemente, coincidieron los entrevistados por IPS, en diálogos por teléfono en Río de Janeiro, debido a las medidas por la pandemia de la covid-19.

“La educación propagó el mito de la democracia racial, de la convivencia entre las distintas razas sin conflictos”, todo basado en respetados intérpretes de la nacionalidad, como Gilberto Freire, dijo Renan de Sá, profesor de Historia en la enseñanza básica.

El amplio mestizaje, que hace de los pardos, como se llaman localmente a los mestizos, el mayor grupo de la población brasileña, con 46,5 por ciento, sería otro factor de la identidad nacional poco o nada racista.

 

A la vez en que disminuía el valor de los mestizos y los pueblos indígenas, en una “eugenesia blanqueadora”, la enseñanza ocultaba las luchas de los esclavos, de los afrodescendientes, cuya resistencia negra sufrió la más dura represión, con masacres, en contraste con rebeliones blancas, sostuvo.

Sá tiene también sus quejas contra los grandes medios de comunicación, que “deshumanizan” los negros, al limitarlos a estadísticas cuando son muertos por la policía, por ejemplo.

“Acá también se protesta cuando se asesina un negro, se incendia autobuses, se bloquean calles”, subrayó ante la comparación desfavorable con las masivas manifestaciones callejeras en Estados Unidos por más de dos semanas.

Pero son actos locales, aún no se lograron movilizaciones nacionales específicamente contra el racismo que muchos aún sostienen no existir en Brasil, incluso algunos gobernantes actuales.

“Desconstruir el racismo en Brasil será tarea para varias generaciones, incuso de mis nietos y bisnietos”, vaticinó Sá, al señalar que los prejuicios sobreviven incluso entre algunos de sus alumnos adolescentes, que se refieren despectivamente a sus condiscípulos negros afirmando que merecerían “tratamiento con bala”.

“Muchas instituciones se crearon para proteger el patrimonio privado de los ricos”, acotó Junior.

La Policía Militar del estado de Río de Janeiro, el gran verdugo de los negros y pobres de las favelas (barrios hacinados), tiene como escudo de armas el dibujo de dos pistolas y de ramas de café y caña de azúcar, principales fuentes de riqueza y poder de los hacendados en la historia brasileña, ejemplificó.

Algunas sus víctimas provocaron una especial indignación popular. Ágatha Félix, de ocho años, regresaba con su madre a la favela donde vivía, en una camioneta de pasajeros, el 20 de septiembre de 2019, cuando fue muerta de un tiro por la policía, en una acción injustificable.

Igual pasó con João Pedro Matos, también negro, de 14 años, muerto de un balazo en la espalda en su propia casa acribillada por más de 70 tiros de la policía civil, el 18 de mayo en São Gonçalo, ciudad cercana a Río de Janeiro.

Las muertes provocadas por la policía aumentaron en los últimos años, en contraste con la reducción de la violencia criminal, incluso los homicidios. Parece resultar de la agresividad de los nuevos gobernantes, elegidos en 2018 con discursos de guerra sin límites contra la delincuencia.

Además de la violencia policial, los afrodescendientes, que comprenden los negros y los mestizos en las estadísticas nacionales, enfrentan actualmente los mayores daños provocados por la pandemia.

En muchos hospitales no se registra el color y género de las personas enfermas o muertas, pero los datos existentes evidencian diferencias. Moría un negro de cada tres hospitalizados y un blanco en cada 4,4, hasta mediados de junio, según la Sociedad Brasileña de Medicina de la Familia.

En São Paulo, la mayor metrópoli brasileña, pruebas por muestreo hasta el 24 de junio comprobaron que el contagio por el coronavirus era 2,5 veces más frecuente entre negros que entre la población blanca, es decir que ya había 19,7 por ciento de negros infectados y 7,9 por ciento de blancos.

 

Esa mayor vulnerabilidad, que incluso se reveló más intensa en Estados Unidos, refleja lo que últimamente se ha pasado a definir como racismo estructural.

Los negros tienen menos oportunidades laborales, están muy presentes en funciones esenciales que los exponen al contagio -como vendedores callejeros, repartidores y conductores de autobuses o taxis-, ganan menos y no pueden confinarse por muchos días, son mayoría entre los pobres y encarcelados y muchos sufren de enfermedades como diabetes e hipertensión que agravan la covid.

La crisis sanitaria y la conmoción mundial por el asesinato de Floyd le dieron “visibilidad a nuestras llagas” y estimulan un amplio debate en busca de “una respuesta del conjunto de la sociedad al problema del racismo”, espera Itamar Silva, líder comunitario en la favela Santa Marta, cerca del centro de Río de Janeiro.

“Podemos ver ahora con mayor transparencia de que somos formados, sin iludirnos sobre el carácter violento y de fuertes prejuicios de nuestra sociedad”, cuya transformación exigirá largo tiempo, advirtió.

“La única forma de combatir el racismo es vincularla al derecho a la ciudad”, afirmó Walmyr Junior, también consejero de Enegrecer Colectivo Nacional de la Juventud negra y habitante de Maré, un gran complejo de favelas de Río de Janeiro.

“Las ciudades fueron diseñadas para excluir a los negros y pobres, desplazarlos para las favelas o periferia. Las favelas son productos de desalojos, que le quitan la cultura, familiares, amistades y la identidad a la gente. Garantizar el derecho a la ciudad es el camino”, concluyó.

Mario Osava (IPS).

 
Crece desempleo en América Latina

LIMA.- América Latina y el Caribe puede quedar este año con 41 millones de desempleados debido al impacto de la pandemia covid-19, según un estudio de la oficina regional de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Se trata de “un récord histórico que va a repercutir sobre la estabilidad económica y social de nuestros países”, consideró el director regional de la OIT, Vinícius Pinheiro, al presentar el informe el miercoles 1.

Debido al choque económico aparejado con la pandemia, el Banco Mundial estima una pérdida en el producto interno bruto regional de -7,2 por ciento, lo que llevaría la tasa de desocupación de su registro de 8,1 por ciento en 2019 a 12,3 por ciento al cierre de este año.

Pero si la contracción económica alcanza a -9,4 por ciento según el más reciente cálculo del Fondo Monetario Internacional, la tasa de desocupación ascendería hasta 13 por ciento.

En números absolutos eso significa que en vez de 26 millones de desempleados habría 41 millones.

Para quienes sigan laborando habrá un deterioro en la calidad de los puestos de trabajo, y para los trabajadores y los hogares una merma en los ingresos, con un resultado global de incremento de la desigualdad y la pobreza.

Los ingresos laborales en promedio aportan 80 por ciento de los ingresos familiares totales en la región.

“Una característica de esta crisis ha sido la velocidad de su impacto, lo que se ha traducido en un colapso inmediato de los ingresos laborales y familiares de un conjunto muy amplio de la población, y eso puede aumentar las desigualdades sociales”, dijo Pinheiro en la sede regional del organismo en Lima.

El análisis de la OIT destacó que “la masiva destrucción de empleo no se refleja por completo en incrementos en la tasa de desocupación, debido a que una parte de los trabajadores que pierden su empleo ha salido de la fuerza de trabajo”.

Eso es consecuencia de las medidas de confinamiento, o de la falta de oportunidades laborales, que coloca a muchos trabajadores en condición de inactividad. La situación puede variar a medida que se flexibilicen las medidas de contención.

Por otra parte, el documento dice que en la región aproximadamente 40 por ciento del total del empleo se desarrolla en sectores de alto riesgo frente a la crisis detonada por la pandemia, y 17 por ciento lo hace en sectores de riesgo medio-alto.

Algunos de los sectores de actividad de alto riesgo como, por ejemplo, servicios de alojamiento o de comidas, o comercio, emplean mano de obra intensiva y en numerosos casos con niveles bajos de calificación.

En el otro extremo de la clasificación, una proporción baja de trabajadores, menos de 20 por ciento, están ocupados en actividades de bajo riesgo, como por ejemplo la administración pública y los servicios de educación.

También se indicó que 60 por ciento de los ocupados en América Latina y el Caribe están expuestos a perder su empleo u horas laborales, y con ello sus ingresos.

 

El documento de la OIT sostiene que “el desafío para las políticas de respuesta a la crisis es mayúsculo, requiriendo que los gobiernos junto con los actores sociales del mundo del trabajo logren consensuar programas de respuesta efectivos”.

El organismo pide una estrategia para reconstruir los mercados de trabajo que se apoye en cuatro pilares: estimular la economía y el empleo, apoyar a las empresas y los ingresos de los trabajadores, proteger a los trabajadores en el lugar de labor, y lograr soluciones eficaces mediante el diálogo social.

(IPS)

 
La pandemia está teniendo un impacto catastrófico en el desarrollo

NUEVA YORK.- La pandemia del coronavirus está teniendo un “impacto catastrófico” en el ámbito del desarrollo, complicando aún más el cumplimiento de la llamada Agenda 2030, el gran plan de la ONU contra la pobreza y para proteger el medio ambiente, según advirtió este martes la organización.

La implementación de esa estrategia ya registraba problemas a finales de 2019 y la llegada de la COVID-19 hace mucho más cuesta arriba lograr los objetivos fijados para dentro de diez años, señala un informe presentado por Naciones Unidas.

El documento, que confirma varias tendencias ya apuntadas previamente por la ONU, sirve de base a las discusiones del Foro Político de Alto Nivel sobre el Desarrollo Sostenible, una amplia reunión inaugurada este martes y que continuará hasta el próximo 16 de julio por vía virtual.

“El informe desafortunadamente no trae buenas noticias”, explicó a los periodistas el responsable de Asuntos Económicos y Sociales de la ONU, Liu Zhenmin, que insistió en que los avances ya estaban siendo insuficientes antes de la pandemia.

La crisis del coronavirus, sin embargo, ha hecho que se frenen en seco muchos de los esfuerzos en el ámbito del desarrollo y pone en peligro los progresos logrados durante años.

Entre otras cosas, la ONU estima que en 2020 unos 71 millones de personas caerán en la extrema pobreza, en lo que será la primera subida en la pobreza global desde 1998.

El impacto de la pandemia, según subrayó Liu, no está siendo igual en todo el mundo y está afectando especialmente a las poblaciones más pobres y vulnerables.

Por ejemplo, Naciones Unidas destaca la situación de los alrededor de 1.600 millones de personas que trabajan en la economía informal, cuyos ingresos se han desplomado y que en muchos casos no tienen acceso a ayudas.

El informe subraya además el fuerte impacto en los niños, dada la interrupción de muchos servicios de salud y campañas de vacunación, que pueden desembocar en miles de muertes infantiles, y el cierre de las escuelas, con sus consecuencias a largo plazo.

Mientras, el cambio climático continúa acelerándose y 2019 fue el segundo año más cálido desde que hay registros, culminando una década con temperaturas récord.

El Foro Político de Alto Nivel es la principal cita anual de la ONU para revisar la aplicación de la Agenda 2030, un amplio plan con 17 metas que sustituyó a los Objetivos del Milenio.

En el Foro intervendrán durante los próximos días centenares de representantes gubernamentales, de organismos internacionales, de empresas y de la sociedad civil.

EFE

 
«InicioPrev12345678910PróximoFin»

Página 3 de 92

Alertas - OFIP

Jaén: Gobernador Regional de Cajamarca amenaza a periodistas locales
08/07/2020

El Gobernador Regional de Cajamarca, Mesías Antonio Guevara Amasifuen, profirió expresiones denigrantes y amenazantes en contra de medios y periodistas locales de la provincia de Jaén, en dicha r [ ... ]


Atalaya: Periodistas locales son centro de campaña difamatoria por redes sociales
08/07/2020

Los periodistas Juan López Encinas, de Radio La Poderosa, y Carlos Eduardo Armas Ríos, de Radio Atalaya, vienen siendo blanco de una campaña difamatoria en redes sociales que busca desacreditarlo [ ... ]


Tocache: Periodistas son víctimas de exceso policial durante cobertura de prensa
20/06/2020

Los periodistas Roy López Vila, de Radio Nycoll, y Mario Yuri Gómez Príncipe, de Radio Poder, -ambos responsables del portal noticioso en redes sociales Uchiza Opina- denunciaron ser víctimas de [ ... ]


Otras noticias

Filiales en Acción

ANP condena agresión a periodista en Arequipa
06/04/2020

La Asociación Nacional de Periodistas del Perú - ANP rechaza la agresión de la que fue víctima el periodista Pablo César Rojas Huayapa, corresponsal de RPP en Arequipa, a quien se le obstaculizó [ ... ]


ANP Chiclayo: Periodista Brennan Barboza Bravo participó en taller organizado por Embajada Británica y Thomson Foundation
08/03/2020

La Asociación Nacional de Periodistas del Perú (ANP) saluda la participación del periodista Brennan Barboza Bravo, de la ANP Chiclayo, en el taller Seguridad física y digital para periodistas. Br [ ... ]


ANP Huamanaga presente en vigilia por periodista desaparecida Daysi Mina Huamán
29/02/2020

La ANP Huamanaga estuvo presente en la vigilia realizada en Santa Rosa exigiendo que la periodista desaparecida Daysi Mina Huamán sea hallada con prontitud. De esta forma, a través de la base Huama [ ... ]


Otras noticias

Informe Especial

Redes de odio y difamación dominan la política en Brasil
09/08/2020

RÍO DE JANEIRO.- Felipe Neto, un fenómeno de la comunicación, con 39 millones de inscritos en su canal en YouTube, se puso en el centro de la guerra de difamación por redes sociales que envenena l [ ... ]


Los argumentos a favor de una renta básica universal
09/08/2020

BANGKOK.-La regla número uno del manual de gestión de crisis es el siguiente: cuando te encuentres en un hoyo, primero, deja de cavar. La vorágine en la que nos ha sumergido el brote de covid-19 h [ ... ]


La banca latinoamericana aún evade el cambio climático
09/08/2020

PANAMÁ.- La mayor parte de la banca privada de América Latina y el Caribe todavía evade el peso del cambio climático en su estrategia y operaciones, reveló un estudio de tres entidades internacio [ ... ]


Otras noticias
Créditos: Eylen Jalilíe