Matriz Histórica
Del Gremio De La Prensa
Lunes, 16 setiembre 2019
Becas - Cursos
El Sur global lidera la innovación contra la desinformación

En un contexto mundial de circunstancias políticas inestables y restricciones a la libertad de prensa, las redacciones del Sur global lideran los esfuerzos sostenibles e innovadores por combatir la propagación viral de la desinformación.

Al menos así lo afirma el informe “Lessons in Innovation: How International News Organisations Combat Disinformation through Mission-Driven Journalism”, publicado en abril por el Instituto de Innovación en Periodismo del Instituto Reuters. El documento presenta estudios de caso de tres medios digitales: Rappler de Filipinas, The Daily Maverick de Sudáfrica y The Quint de la India. Los investigadores examinaron la creactividad y la innovación que el contexto particular de cada país ha inspirado en esas redacciones.

“La crisis con la que estos medios tienen que lidiar es existencial, no tiene que ver solamente con los desafíos de los modelos de negocio, sino con el periodismo en sí y su misión”, dijo la autora principal del informe, Julie Posetti, a IJNet.

"En el occidente desarrollado, nos acabamos de dar cuenta de lo que la desinformación viral, el control estatal y el asesinato impune de periodistas significa para la libertad de los medios de comunicación”, continuó. "A diferencia de los países del sur, no tenemos una historia reciente de activismo centrado en la defensa de la libertad de expresión que apoye al periodismo independiente".

Por ejemplo, a raíz de las campañas de desinformación contra periodistas y otros críticos llevadas a cabo por el gobierno de Duterte en Filipinas, Rappler lanzó una iniciativa de verificación en la que procedió a mapear y almacenar datos sobre redes de desinformación, creando una base llamada "tanque de tiburones".

"Somos el único país que tiene una base de datos propia que muestra de qué manera pasamos de una democracia a una casi una dictadura. Podemos mostrarte cómo se ha hecho", dice la co-fundadora de Rappler, Maria Ressa, citada en el informe.

La iniciativa llamó la atención de Facebook y nació una alianza de verificación a través de la cual las dos organizaciones trabajaron juntas para exponer "redes troll" y eliminar "200 páginas, grupos y cuentas" de la plataforma del gigante de las redes sociales, según el informe.

Los periodistas de Rappler también han utilizado gráficos atractivos y nuevos métodos narrativos para ayudar a sus lectores a comprender mejor los informes que publican.

"Hemos abrazado nuestra identidad como fact-checkers", dijo la periodista de política Pia Ranada, en el comunicado de prensa de la publicación. "Puede que estemos alienando a parte de la audiencia, pero creemos que si tomamos una posición, la gente lo valorará y podría ponerse de nuestro dado".

En Sudáfrica, The Daily Maverick ha encabezado esfuerzos colaborativos de verificación de datos tanto dentro de la redacción como con los lectores. Donde estos esfuerzos han sido más exitosos ha sido reduciendo la difusión de información errónea vía WhatsApp. Esta colaboración surgió a raíz del escándalo de relaciones públicas de Bell Pottinger, durante el cual los periodistas del medio fueron víctimas de acoso online.

En un contexto de ataques contra críticos del primer ministro nacionalista de la India, Narendra Modi, y de su partido, Quint creó WebQoof, una plataforma dedicada a exponer casos de desinformación. A través de ella los periodistas del Quint han desacreditado historias falsas de manera atractiva, y esas desmentidas a menudo han sido recogidas por los principales medios de noticias del país.

“Desafortunadamente, vivimos en el mundo de la posverdad y un número sustancial de personas no se siente lo suficientemente cómoda con los hechos; solo acepta discursos que confirmen lo que ya creen", escribió Jaskirat Singh Bawa, editora de noticias de The Quint, en el comunicado de prensa.

“¿Qué hacer? ¿Confrontarlos y decirles que están equivocados?” continuó. “¿O intentar involucrarlos en un diálogo más participativo, y explicar por qué la desinformación puede ser tan dañina para el tejido social y para el bienestar de la sociedad en general?”

Para el informe, Posetti, quien también es investigadora principal en el Instituto Reuters, se sumó a las tres redacciones estudiadas por el informe durante un mes a principios de 2019.

"Se trata de un periodismo que tiene una misión: está comprometido en la preservación de una democracia que ha sido ganada con esfuerzo, y se encuentra en una lucha abierta contra amenazas externas", dijo Posetti.

Los medios occidentales deberían tomar nota, agregó. "Las redacciones de los países avanzados pueden aprender mucho de la perspectiva creativa e innovadora practicada por estos medios".

El informe identifica nueve lecciones relacionadas con la innovación periodística que otros medios deberían tener en cuenta:

Una misión clara ayuda a innovar.

El periodismo impulsado por una misión puede dividir las audiencias, pero no es lo mismo que el partidismo.

La capacidad de “pivotar” en respuesta a una crisis es un marcador de innovación.

Las audiencias pueden ser parte de la innovación periodística.

El reporteo puede impulsar la innovación organizacional.

La innovación requiere inversión en nuevas habilidades, herramientas, técnicas y capacitación (sin importar cuán limitados sean los recursos).

La innovación puede basarse en valores fundamentales, pero también requiere un reexamen constante para determinar si es necesario un cambio más fundamental.

Las innovaciones deben compartirse con todo el medio para evitar sectorizaciones.

Con una misión clara, es posible hacer un periodismo importante e innovador destinado a una gran audiencia, incluso con recursos limitados.

Davis Maas/Ijnet

 
Periodismo ciudadano, manipulación y fotoperiodismo ético

Como fotoperiodistas, debemos entender que la probabilidad de que seamos los primeros en obtener imágenes de cualquier crisis es casi igual que la de ganar la lotería. La tecnología no ha sido nuestra amiga cuando se trata de conseguir primicias. Las primeras imágenes de cualquier historia importante ahora provienen de un ciudadano con un teléfono móvil. Nuestro trabajo ahora es proporcionar antecedentes, contexto y análisis, e investigar y verificar que el contenido que estamos viendo no es falso.

El fotógrafo Michael Kamber, que cubrió Irak, Afganistán, y los conflictos en África para The New York Times, realizó una exhibición en 2015 titulada "Imágenes alteradas: 150 años de fotografía documental planificada y manipulada".

La exposición, una selección de imágenes muy conocidas que han sido alteradas, organizadas o falsificadas, es una denuncia sobre algunas prácticas modernas y profesionales del fotoperiodismo. En un momento en que los fotógrafos veteranos están siendo reemplazados por recién llegados o "periodistas ciudadanos" sin capacitación, también se plantean preguntas importantes sobre el futuro de la profesión en medio de crecientes dudas sobre la autenticidad de las imágenes.

La exposición, que consta de más de 40 imágenes, cataloga algunos de los momentos más oscuros de la historia del fotoperiodismo. Y hay suficiente material para sonrojar a muchas organizaciones de noticias: National Geographic por mover digitalmente las pirámides egipcias, la revista Time por oscurecer el color de piel de O. J. Simpson, Associated Press y Reuters por mover escenas alteradas digitalmente de Medio Oriente y The New York Times por publicar en 2002 una fotografía posada de un niño con una pistola de juguete fuera de un supermercado de comida árabe.

Para traer esto más cerca de casa, a unos cientos de metros de mi hogar y oficina en Nairobi, Kenia, el 15 de enero de 2019 un grupo de terroristas de Al Shabaab lanzó un fuerte ataque por la tarde en un complejo de edificios que albergaba el hotel internacional Dusit, junto a decenas de oficinas de empresas multinacionales, bancos y restaurantes. Entraron literalmente con armas a las 15:00 en un martes de mucha actividad y pasaron más de 18 horas en el complejo luchando contra las fuerzas de seguridad de Kenia.

Tanto los corresponsales locales como los extranjeros estuvieron en la escena minutos después de que empezaron las explosiones y los disparos, y muchos entraron al complejo antes y con las fuerzas de seguridad.

Los fotoperiodistas que capturaron algunas de las imágenes más gráficas de las muertes y la destrucción han sido objeto de críticas inmensas por parte del público keniano por haber transmitido estas imágenes.

Entre los más criticados se encontraban el jefe de redacción y el editor de fotos de The New York Times. Publicaron las imágenes de muertos caídos sobre sus mesas y sillas, con sus computadoras portátiles abiertas, en el restaurante Secret Gardens. La protesta provino de una comunidad online muy activa en Kenia. La respuesta del NYT fue defender a su jefe de redacción de Nairobi y su editor de fotos y no bajar las imágenes. Todavía hay una campaña de Twitter para tratar de que el jefe de la oficina de Nairobi sea deportado de Kenia. Sin embargo, Marc Lacey, uno de los editores principales del NYT y ex jefe de la Oficina de Nairobi, dijo que este incidente les haría mirar muy de cerca sus directrices y estándares de fotografía.

Pero la autenticidad de las imágenes nunca fue puesta en duda.

Como fotoperiodista que ha cubierto el conflicto en todo el continente africano, creo que las imágenes se tomaron de manera excelente en circunstancias extremas y de mucha presión. Conozco a algunos de los fotoperiodistas que estaban en el complejo y que tomaron estas imágenes. Si hubiera estado allí, habría tomado exactamente las mismas imágenes sin ninguna duda.

La protesta fue sobre la ética de publicar esas imágenes.

Los kenianos, y los africanos en general, siempre han sentido que los medios internacionales nos retratan de manera negativa, y existe un elemento de "racismo" en la forma en que se trata a los africanos frente a cómo se trataría a occidentales en las mismas circunstancias.

El NYT, o cualquier otro medio de comunicación occidental importante, no publicó imágenes de cadáveres de los ataques del 11 de septiembre, de los bombardeos y ataques en Londres o en París, ni de tiroteos en escuelas o espacios públicos que ocurren casi semanalmente en Estados Unidos. Mi pregunta fue por qué publicaron estas imágenes tan rápidamente y, cuando se enviaron más de 9.000 tweets que criticaban esta acción, ¿por qué defendieron su decisión con tal fuerza? ¿Hay alguna diferencia entre los cadáveres africanos y los occidentales?

Personalmente, no dudaría en publicar esas imágenes, pero tampoco dudaría en publicar imágenes de cadáveres en Nueva York, Londres o París, ya que esa es la realidad de un ataque terrorista. No estoy sugiriendo que el editor de imágenes del NYT haya pensado conscientemente que estaba cruzando una línea ética. Pero he conocido suficientes editores de fotos de medios de comunicación occidentales que inconscientemente diferenciarían entre un cadáver africano y uno occidental.

Manipulando imágenes

Volviendo a la alteración o manipulación de imágenes que cambiarían el significado o el contexto de la historia, esto se ha vuelto cada vez más fácil debido a la tecnología actual y, por la misma razón, cada vez es más difícil de detectar debido a la tecnología existente.

Los estudiantes de fotoperiodismo pasan más tiempo aprendiendo Photoshop y cómo mejorar digitalmente imágenes que aprendiendo cómo tomar realmente buenas fotos.

Básicamente, se les está enseñando a “hacer trampa” en el aula, lo cual va completamente en contra de todos los aspectos fundamentales que me enseñaron como fotógrafo desde la infancia. (El padre de Salim era Mohamed "Mo" Amin MBE, un fotoperiodista keniano conocido por sus fotos y videos de la hambruna etíope que llevó al concierto de Live Aid).

¿Cuánto importan realmente los medios a través de los cuales un fotógrafo llega a su imagen final? He oído a muchos fotógrafos etiquetados como "tramposos" por otros fotógrafos por hacer uso libre de Photoshop para terminar una imagen. Para aquellos que ven las cosas de esa manera, supongo que el uso excesivo de Photoshop invalida el trabajo como fotografía genuina y lo convierte en otra forma de arte. Miro la fotografía de mi padre y creo firmemente que se hace una fotografía "real" estrictamente en el momento de su captura y que cualquier tipo de alteraciones y mejoras que se realicen más adelante equivaldrán a mentir o hacer trampa.

Pero, ¿qué es ir demasiado lejos en términos de manipular y mejorar las fotografías? ¿Estamos limitados a corregir el balance de blancos antes de comenzar la pendiente resbaladiza de la entrega de nuestra integridad artística? La ética importa, pero también la estética. Y no olvidemos que todo lo que creamos como fotógrafos, como artistas, es una interpretación de lo que vemos a nuestro alrededor. Elección de cámara, elección de ajustes de cámara, composición; nos estamos imponiendo constantemente de una u otra manera a la "realidad". En este sentido, no existe tal cosa como la verdad absoluta.

Pero la manipulación de imágenes con el fin de cambiar el significado, el contexto y la representación del evento equivale a un fraude a mis ojos. He tenido el privilegio de mirar a través de cientos de miles de imágenes el trabajo de mi padre y lo que me sorprende es la cruda verdad en cada foto, la objetividad y la honestidad con que retrató cada imagen que capturó.

Utilizo Photoshop en mi trabajo, pero solo para limpiar y retocar cualquier rasguño o suciedad que sea el resultado de la antigüedad y el almacenamiento inadecuado, nunca para alterar el contexto y el significado.

"Diferentes medios tienen estándares diferentes y contiendas diferentes tienen estándares diferentes", dijo Michael Kamber. "Esta es una discusión que debemos tener antes de que hayamos destruido toda credibilidad en el fotoperiodismo".

ijnet.org/es

 
Ocho oportunidades para periodistas de todo el mundo en mayo

¿Deseas ampliar tu kit de herramientas de periodismo, lograr un nuevo objetivo o recibir reconocimiento por tu trabajo? Echa un vistazo a estas becas, fondos y concursos con fecha límite de postulación en mayo. Cada oportunidad está abierta a periodistas de todo el mundo.

Concurso de fotografía de derechos humanos y anticorrupción

Fecha límite: 1 de mayo de 2019

El Concurso de Fotografía del Allard Prize está recibiendo postulaciones de fotógrafos profesionales y aficionados cuyas imágenes se centren en temas de valentía y liderazgo para promover la transparencia y la responsabilidad.. Los ganadores recibirán un premio en efectivo.

Concurso de fotografía de viajes

Fecha límite: 3 de mayo de 2019

National Geographic recibe fotografías de viajes en tres categorías: naturaleza, ciudades y personas. Los ganadores recibirán premios en efectivo.

Becas para asistir a conferencia de periodismo de investigación

Fecha límite: 5 de mayo de 2019

Periodistas de países en desarrollo o en transición pueden solicitar financiamiento para viajar a la Conferencia Global de Periodismo de Investigación de la Red de Periodismo de Investigación Global en septiembre en Hamburgo, Alemania. Para saber si calificas.

Fondo para reportaje de periodismo de investigación

Fecha límite: 13 de mayo de 2019

Periodistas de investigación que trabajan en proyectos que innovan y exponen irregularidades pueden solicitar subvenciones del Fondo para el Periodismo de Investigación. El premio máximo es de US$10.000.

Beca para mujeres fotógrafas

Fecha límite: 15 de mayo de 2019

Fotógrafas mujeres o de género no binario pueden solicitar financiación por hasta US$10.000 para sustentar proyectos documentales nuevos o en curso, gracias a estos subsidios de Women Photograph, Getty Images y Nikon.

Becas de reportaje ambiental

Fecha límite: 15 de mayo de 2019

Beca de ciencias oceánicas para periodistas

Fecha límite: 17 de mayo de 2019

La Institución Oceanográfica Woods Hole está aceptando postulantes para una beca de una semana diseñada para introducir a los periodistas científicos a la oceanografía y la ingeniería oceánica. La beca se llevará a cabo en Woods Hole, Massachusetts.

Concurso reconoce a reporteros independientes y locales

Fecha límite: 31 de mayo de 2019

El fondo Kurt Schork Memorial, en asociación con la Fundación Thomson Reuters, organiza premios para honrar el trabajo de periodistas independientes y reporteros locales en países en desarrollo o naciones en transición. Los ganadores reciben un premio en efectivo y más.

ijnet.org/es

 
¿El periodismo y el activismo pueden luchar juntos contra la corrupción en la frontera entre México y EEUU?

¿Qué tienen en común el periodismo con el activismo? ¿Existen ejemplos exitosos de alianzas entre ambos? ¿Qué es lo que debe pasar para que esto se produzca? ¿Y cómo el periodismo y el activismo pueden aunar fuerzas para luchar contra la corrupción en la frontera entre México y Estados Unidos? Para abordar estas y otras preguntas, el Centro Internacional para Periodistas (ICFJ, por su sigla en inglés), el Border Center for Journalists and Bloggers, Iniciativa Sinaloa y la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional en México organizaron el panel “Dialogo: el periodismo y la sociedad civil”, el pasado 29 de marzo en el Hotel Holliday Inn de Tijuana, en el marco del Border Hub, un programa dedicado a investigar la corrupción en la frontera entre México y Estados Unidos.

La frontera es una región particularmente complicada tanto para periodistas como activistas. En Sonora, por ejemplo, hay una fuerte represión e influencia del gobierno, dijo Priscilla Cárdenas, de Proyecto Puente, un medio periodístico de esa ciudad. “Están quienes aceptan chayote [soborno] y quienes no”, graficó. En tanto, Chihuahua es una de las zonas “más peligrosas para quienes defienden los derechos humanos y el periodismo”, aseguró Rocío Gallegos, presidenta de la Red de Periodistas de Juárez y directora de La Verdad, recordando que en los últimos seis años asesinaron a más de 18 activistas y periodistas, y la mayoría de esos crímenes continúan impunes. A pesar de esas circunstancias, contó que organizaciones de la sociedad civil se han fortalecido y hasta alcanzaron a sectores que medios y periodistas no podían llegar. “En Chihuahua hubo alianzas para trabajar que envalentonaron a la gente. Pero tras eso empezó una desilusión cuando vimos que muchas de esas voces de liderazgo se fueron al gobierno”.

En ese marco, ¿qué tienen en común periodistas y activistas? Gallegos marcó coincidencias como el respeto a los derechos humanos, el combate a la corrupción y que ambos son un contrapeso del poder. Por eso, interpreta que hay situaciones o circunstancias en las que el periodista y el activista puedan tener funciones complementarias, como por ejemplo, cuando existen “condiciones de control informativo o censura”, o “cuando se busca tener incidencia o cambio”. “Estoy convencida de que el periodismo puede provocar y un cambio, pero hay condiciones en que el periodismo necesita un acompañamiento”, por lo que puede actuar complementariamente con el activismo, expresó.

Jorge Luis Sierra, presidente del Border Center, consideró en cambio que periodismo y activismo han estado separados durante muchos años, con una gran falta de comunicación. Incluso entiende que los puntos de encuentro son muy limitados actualmente: “el periodista ve al activista como una fuente de información y estos ven al periodista como la caja de resonancia de su organización”.

En tanto, el activista Francisco Martínez, director de Tierra Colectiva: Ciudadanía, Género y Medio Ambiente, una organización civil de Baja California, dijo que existe una visión muy simplista de lo que es el activismo. Para ilustrar esto, informó que de las 1.352 organizaciones sociales que hay en Baja California, solo el 3% se dedican a la incidencia en la política, mientras que las demás son “asistenciales o religiosas”.

¿Y qué es lo que se ambas partes necesitan para trabajar en conjunto? Todos los panelistas respondieron que la confianza es el factor fundamental. “Cuando quiero hacer una alianza con una organización civil tengo que saber bien con quién estoy hablando. Con los periodistas es lo mismo”, dijo Martínez. Para Gallegos también es bueno que medios y organizaciones tengan “agendas similares o que se empaten”, aunque eso no necesariamente implicará que se salden potenciales diferentes. “Debemos vernos como una especie de complemento, pero independientes, y establecer el compromiso de cada uno sobre cómo operamos, porque ambas partes estamos bajo el escrutinio público”.

Pero para un trabajo fructífero, lo más importante según Sierra es seguir la agenda de los ciudadanos, y no la de los políticos o el gobierno. Desde el punto de vista periodístico, la historia que sirve para estas alianzas, argumentó, es aquella que “introduce desde la génesis del reportaje cuál va a ser el punto de violación principal en términos legales del funcionario público”. Para Sierra, “si eso se demuestra, ya el camino está allanado para el activista de la sociedad civil, que podrá convertir [el reportaje] en una denuncia penal o civil”.

Los panelistas también citaron ejemplos de complementariedad en el trabajo entre periodistas y activistas. Sierra contó su experiencia como becario ICFJ Knight en Panamá. En ese país había desarrollado un proyecto de periodismo de investigación que recogía denuncias ciudadanas de crímenes y corrupción y las mapeaba. Luego las denuncias se estudiaban con criterios periodísticos y finalmente se las entregaban a los medios para que ellos siguieran la investigación. El proyecto, llamado Mi Panamá Transparente, implicaba a tres medios, dos estaciones de radio, una de televisión, además de empresarios y organizaciones civiles por la seguridad del país.

Sierra explicó cómo a través del proyecto lograron que un puente que conectaba al distrito de San Miguelito  y era controlado por una pandilla, pasara a ser iluminado y vigilado por la Policía. Luego el ex becario ICFJ Knight también relató cómo por intermedio del mismo proyecto y gracias a la queja de varios empresarios, se dejó sin efecto una licitación para el astillero de Panamá, dado que la empresa de uno de los integrantes del consejo que elegía las postulaciones había sido seleccionada.

En tanto, Cárdenas relató cómo la organización Poder le ayudó a investigar un derrame tóxico de sulfato de cobre acidulado sobre el río Sonora que realizó la minera Grupo México, afectando a más de 22.000 personas de siete municipios. “Mucha de la información que quise acceder por solicitudes de acceso me la negaron. Solicitaba qué había pasado con el dinero destinado a beneficiar a afectados y no me lo decían. Te decían que los habían ayudado pero era evidente que no. Sin embargo el gobierno hasta presentaba cifras”. Entonces apareció en escena Poder. “Les dije los impedimentos que estaba teniendo para acceder a los datos, e interpusieron recursos de revisión a una solicitud que yo hice. Finalmente formularon tan bonito y tan bien sus preguntas que se las contestaron. Al final el organismo me entregó el expediente y fue parte fundamental de la investigación”, relató Cardenas.

Una conclusión quedo sobrevolando tras las exposiciones de los panelistas: cuando el periodismo y el activismo logran dejar de lado sus particularidades para potenciarse, pueden lograr cambios. Según Martínez: “las autoridades ciudadanas cuando ven juntas a la sociedad civil y al periodismo, tiemblan”.

Santiago Chávez

 
La periodista del mes de IJNet: Aliya Bashir

Aunque ha pasado la mayor parte de su vida en una zona de conflicto, Aliya Bashir ha dedicado su carrera a contar historias diferentes. Se enfoca en derechos humanos y justicia de género en una región en la que muchas personas le prestan atención a una sola cosa: el conflicto.

"Tanto en la cobertura internacional como en la nacional se habla sólo de historias negativas de mujeres", explicó Bashir. “No minimizo el hecho de que las mujeres se vean afectadas por el conflicto, pero la vida continúa. Incluso en medio de un bombardeo, la vida continúa. No es que no haya nada aquí. Eso es lo que me inspira".

Bashir nació y creció en Cachemira, una región administrada por la India donde ahora pasa la mitad de su tiempo, y la otra mitad está en Nueva Delhi.

Luego de  años como reportera independiente para The Guardian, Huffington Post y News Deeply, entre otros medios, Bashir actualmente se desempeña como reportera senior en Global Press Journal. Ha escrito sobre las viudas que quedaron atrás durante el conflicto en Cachemira, las formas en las que el cambio climático está afectando a las mujeres, radios comunitarias y más.

Ha enfrentado numerosos desafíos a lo largo de su carrera, incluyendo la vigilancia del gobierno, problemas de acceso a Internet y toques de queda. También ha sufrido del sexismo y se ha preocupado por su seguridad, problemas derivados de trabajar en una sociedad que no está acostumbrada a las mujeres periodistas.

Bashir encontró una oportunidad de capacitación en contextos hostiles del Centro Pulitzer a través de IJNet, junto con otras becas y oportunidades. Recibió una subvención del Fondo Howard G. Buffett para Mujeres Periodistas de la International Women's Media Foundation (IWMF), y otra beca del Population Reference Bureau (PRB).

"Creo que como mujer periodista y como periodista que cubre temas delicados o conflictivos, [la capacitación en entornos hostiles] es realmente importante", dijo Bashir. "Mi forma de trabajar no ha vuelto a ser la misma".

"Los fines de semana la gente planifica vacaciones y yo planifico horas especiales para revisar [IJNet] y ver qué hay [disponible] para mí durante la semana", agregó.

Hablamos con Bashir sobre su trabajo, los desafíos que ha enfrentado y sus consejos para jóvenes periodistas.

¿Qué te inspiró a convertirte en una periodista enfocada en temas vinculados a las mujeres?

Luego de mi graduación, las cosas empezaron a empeorar en Cachemira. Siendo de aquí descubrí que había [solo] unas pocas mujeres periodistas trabajando en Cachemira. Esa es la desafortunada y triste realidad actual. Entonces me pregunté ¿por qué no contribuir de una manera única y personal?

Yo anhelaba estas historias de mujeres. Veía que las historias principales eran de reporteros hombres y los problemas siempre eran masculinos. Así que le preguntaba a mi madre: "¿Hay problemas femeninos allí afuera?" Tenía curiosidad por esas cosas. Pensaba: "¿Por qué siempre muestran a las mujeres como indefensas, mujeres pobres?" Las mujeres siempre hacían el trabajo, pero no eran reconocidas ni se dignificaba su accionar.

Cuéntame alguna historia que hayas cubierto y qué desafíos enfrentaste

[Para la beca de PRB] Fui a la zona rural de Cachemira, lo cual es realmente difícil desde el punto de vista de la inseguridad. También convencer a la gente de hablar sobre historias de salud [fue un desafío] porque en ese momento el conflicto era realmente grande y existía la idea de que no se debía hablar de otra cosa que no fuera el conflicto. Sacar adelante esas dos historias fue muy difícil para mí. Tuve que retrasar mi informe un mes y medio porque el gobierno no tenía datos.

Todos los días hay historias sobre el conflicto, ya sean hechas por periodistas extranjeros o locales, entonces no hay presión sobre el gobierno para la  rendición de cuentas. Los periodistas no se hacen preguntas diferentes ni buscan datos diferentes, entonces el gobierno no se siente responsable. Tampoco existe una sociedad civil de [organizaciones] fuertes o intelectuales.

Realicé dos largas crónicas sobre problemas de salud que afectan a estas poblaciones rurales. El sistema de salud en Cachemira está totalmente en ruinas [y] todos dicen que es por el conflicto. Esa no es la realidad. La vida continúa y esa es una manera fácil de evitar el problema.

¿Qué otros desafíos has tenido que superar?

No todos tienen acceso a internet. Algunas personas son analfabetas o no tienen teléfonos móviles en áreas rurales. Ellos no entendían que yo no tuviera una copia impresa para mostrarles. Es difícil porque si les decía: "El artículo saldrá en Huffpost", ellos preguntaban "¿Qué es eso? No entendemos. Necesitamos la copia de la revista".

Las grandes organizaciones contratan principalmente a locales como fixers. No entienden que no se puede usar todo el tiempo a periodistas que realizan trabajos originales como fixers. He rechazado ofertas de grandes organizaciones que no quiero nombrar. Decía "Ok, pero ¿figuraré en los créditos?" Ellos me querían dar dinero, pero yo lo que quiero es que se reconozca mi trabajo. Lo rechacé. Sienten que los periodistas locales pueden ayudarte con ediciones especiales todo el tiempo, pero no te respetan como contribuyente.

¿Qué consejo le darías a jóvenes periodistas?

Ser mujer periodista es una fortaleza en sí misma. Si valoras tu género, si le das dignidad a quien eres, en lugar de verlo como una debilidad, esto se nota en tu trabajo. Siempre sentí que como mujer periodista de una zona de conflicto, como musulmana, tengo poder por ser quien soy. Eso siempre ha aparecido en mi trabajo. Es lo que te mantiene en movimiento: creer en ti mismo y presionarte constantemente para salir de tu zona de confort. Nunca va a ser fácil. Cuanto más trabajes, más esperarán tus lectores de ti.

ijnet.org/es/Taylor Mulcahey

 
«InicioPrev12345678910PróximoFin»

Página 8 de 123

Alertas - OFIP

Tarapoto: Absuelven a periodista denunciado por congresista fujimorista
24/10/2018

SAN MARTÍN.- La Corte Superior absolvió al periodista de Tarapoto, Edgar Alarcón Zavaleta, denunciado por Esther Saavedra por presunta difamación agravada. La congresista fujimorista solicitó, a [ ... ]


Puno: Amenazan de muerte a periodista
02/10/2018

El periodista Liubomir Fernández Fernández, del diario La República, en Puno, fue amenazado de muerte por Rubén Choquehuanca Mamani, cuñado del candidato a la gobernación regional, Alexander Flo [ ... ]


Periodista es atacado tras denunciar posibles corrupción
07/09/2018

El periodista de investigación Hugo Máximo Gonzales Henostroza, director del portal www.noticierolibre.com, fue agredido físicamente el reciente 19 de agosto, cuando se dirigía a su casa, en la pr [ ... ]


Otras noticias

Filiales en Acción

ANP saluda proceso electoral de la ANP Cusco
14/09/2019

La Asociación Nacional de Periodistas del Perú (ANP), saluda la realización del proceso electoral de la ANP Cusco, destacando la alta participación de los electores hábiles. Asimismo, felicita a [ ... ]


ANP Tarapoto realizó conversatorio El rol del corresponsal de prensa en la cobertura internacional
07/09/2019

La ANP Filial Tarapoto realizó el conversatorio El rol del corresponsal de prensa en la cobertura internacional, que contó con la destacada participación de Donald Portocarrero, corresponsal de RPP [ ... ]


ANP Pisco celebró 28 aniversario de creación
17/08/2019

La ANP Pisco celebró su 28 aniversario de creación institucional con una serie de actividades cívicas y académicas que comprendieron el izamiento de bandera, el seminario de actualización period [ ... ]


Otras noticias

Informe Especial

La gobernabilidad como oportunidades en América Latina
14/09/2019

PANAMÀ.- Abner es un joven guatemalteco de alrededor de 23 años. Nació en Ciudad de Guatemala, pero de niño sus padres emigraron a Estados Unidos. A los 19 años, decidió regresar a su país y ac [ ... ]


Profesionales nicaragüenses buscan la seguridad en Costa Rica
14/09/2019

SAN JOSÉ.- Cuando estallaron las protestas antigubernamentales en Nicaragua en 2018, Sara*, pediatra, sabía que el juramento hipocrático la obligaba a tratar a cualquiera que lo necesitara. El abog [ ... ]


Eritrea lidera la lista de los 10 paladines de la censura en el mundo
14/09/2019

NACIONES UNIDAS.- Eritrea tiene los niveles de censura más altos del mundo y el gobierno más propenso a encarcelar a periodistas y suprimir medios de comunicación independientes, según un nuevo in [ ... ]


Otras noticias
Créditos: Eylen Jalilíe