Matriz Histórica
Del Gremio De La Prensa
Viernes, 14 agosto 2020
Becas - Cursos
Juego interactivo promueve el periodismo de soluciones durante la pandemia

Han pasado aproximadamente tres meses desde que la Organización Mundial de la Salud declarara al covid-19 una pandemia, y desde que el gobierno del Reino Unido adoptara medidas de confinamiento. En este tiempo cientos de miles de titulares sobre el nuevo coronavirus han copado los medios de todo el mundo.

Sea que se trate de noticias de última hora sobre las tasas de infección o sobre las restricciones a nuestra vida cotidiana, sea una mirada sobre los efectos a largo plazo de la enfermedad o sobre su origen, la cantidad de información circulante es abrumadora.

Y el covid-19 no es la única historia que encabeza las noticias. Medios en todo el mundo han cubierto el movimiento Black Lives Matter, el cambio climático, la falta de vivienda y muchas otras áreas. En resumen, nunca hemos necesitado más del periodismo de soluciones.

Queremos que el periodismo de soluciones sea una práctica natural

Si informar sobre problemas sociales como el nuevo coronavirus es un lado de la moneda, el periodismo de soluciones es el otro lado. Además de poner el ojo sobre lo que está mal, también debes mirar rigurosamente lo que podría ayudar a resolver el problema.

No se trata de un optimismo falso, sino de informar sobre posibles soluciones con un ojo crítico, diseccionar dónde funcionarían y dónde no, y buscar evidencias para respaldar afirmaciones y teorías.

Pero para muchos periodistas, el periodismo de soluciones es algo bastante remoto. A algunos puede sonarle como relacionismo público; a otros les parece un trabajo que no pueden hacer encajar en sus días ocupados. Por eso hemos querido mostrarles a los periodistas que este no era el caso. Y por eso decidimos crear un juego.

La idea detrás de nuestro juego es que todos pueden hacer periodismo de soluciones; seas un estudiante, un periodista de escritorio o un corresponsal en la calle, hay recomendaciones simples que todos pueden usar. Además, el periodismo de soluciones no es una habilidad "a todo o nada". Un par de chequeos adicionales o enmarcar un artículo de manera diferente puede hacer una gran diferencia en tus coberturas.

Era muy importante además que nuestro juego no fuese aburrido o pareciera una conferencia, por lo que es una aventura corta y rápida que puedes jugar en tu escritorio o dispositivo móvil. En él eres un periodista atrapado en la década de 1990, que intenta descubrir una primicia sobre la empresa The Fridgeton Fridge, a cargo de un CEO objetable.

Al mismo tiempo debes lidiar con un editor impaciente y un aluvión interminable de referencias y gráficos de los años 90 inspirados en Scooby-Doo. De hecho, mientras haces malabarismos en tu trabajo probablemente descubras al final que ya sabías más de lo que creías.

"El periodismo de soluciones tiene como objetivo informar rigurosamente sobre lo que sí está funcionando", dijo Julia Hotz, de la Red de Periodismo de Soluciones, quien nos ayudó a financiar el juego.

"No es una banalidad, no son relaciones públicas, es una investigación sobre qué tan bien funciona un programa o una política. Este juego ayuda a transmitir esa distinción claramente y te hace reír en el proceso.

Dibujado en nuestra mesa de cocina a fines de 2019 y diseñado por solo dos de nosotros en los ratos libres que nos dejaban nuestros trabajos a tiempo completo, el juego ya se ha jugado más de 1.000 veces. Esperamos llevarlo a más periodistas a medida que pasan los meses, así como organizar una serie de talleres y recursos adicionales.

El juego habrá funcionado si te llevas, aunque sea algo pequeño, que será una pequeña manera de hacer una diferencia en tus coberturas.

"Y, dado que covid-19 continúa afectando tantos aspectos de nuestra vida física, económica y social, nunca ha sido más importante para los periodistas ayudar al mundo a comprender qué funciona para abordar esas consecuencias", continuó Hotz.

Jem Collins/ ijnet.org/es

 
Innovación periodística en tiempos de pandemia

La pandemia de covid-19 está poniendo a prueba las ideas sobre innovación periodística, dijo el editor del New York Times, Mark Lacey.

Durante años, las redacciones se han preocupado por ser más innovadoras. "Veníamos enfocados en la importancia de contar con diferentes formatos de historias digitales", dijo Lacey durante un panel online que se realizó la semana pasada. "Todos los aprendizajes acumulados durante años parecen habernos entrenado para la cobertura de la actual crisis sanitaria".

"¿Tuvieron sentido esas capacitaciones y aprendizajes? Creo que claramente sí", dijo. "Salir de la forma tradicional del artículo largo es sabio, necesario, prudente y simplemente buen periodismo. Y tenemos evidencias de ello todos los días".

Junto con Marta Gleich, directora de periodismo del RBS Group de Brasil, y el jefe de innovación del Wall Street Journal, Robin Kwong, Lacey fue uno de los participantes del seminario web "Periodismo y pandemia: enfoques innovadores para informar sobre #COVID19". Emily Bell, del Centro Tow para el Periodismo Digital de la Universidad de Columbia, y Julie Posetti, directora de investigación global de ICFJ, moderaron la discusión.

Lacey, Gleich y Kwong contaron de qué manera sus medios de comunicación están innovando para satisfacer las necesidades de sus audiencias durante la actual crisis. A continuación las citas clave de la conversación.

New York Times: humanizar el número de fallecimientos

"Los números han crecido tanto que se hacen difícil de concebir", dijo Lacey. A medida que se acercaba el pico de 100.000 muertes en los Estados Unidos, los editores del Times se preguntaron cómo dar una idea de la magnitud de la tragedia.

En su página de inicio y en la primera página impresa, el Times publicó 1.000 nombres (el 1%) de las primeras 100.000 víctimas de COVID-19 en los Estados Unidos, junto con información biográfica básica de cada uno de ellas. "No había una sola imagen. No había otros artículos. Esto continuó durante cuatro páginas dentro del diario", contó. Es una de las piezas más leídas del New York Times en la historia.

"Básicamente peinamos 268 periódicos locales en todo el país para encontrar personas que murieron por el nuevo coronavirus. Y buscamos una descripción de su procedencia y de quiénes eran. Y la reacción fue increíblemente fuerte", dijo.

El Times se dio cuenta al principio de la pandemia de que los Centros para el Control de Enfermedades de Estados Unidos no publicarían datos actualizados por localidad. "Así que comenzamos a reunir números; hoy tenemos cerca de 40 personas que no hacen otra cosa que recopilar números" para hacer del Times un sitio de referencia sobre datos específicos del condado y el estado.

"El contador de casos del Times cuenta con mapas e interpretación y es lo más visto que hemos producido durante esta contingencia. Se actualiza las 24 horas", dijo, y ha sido el disparador para artículos importantes.

Un esfuerzo masivo de recopilación de datos está impulsando todo el periodismo del Times en este momento. "Sin embargo, estamos tratando de dar vida a esos datos, y no hay razones para que las historias sobre algo tan dramático como una pandemia sean aburridas".

Él considera que la experiencia de colaborar a gran escala con un equipo completamente remoto puede cambiar la forma en que los editores del diario trabajen en el futuro posterior a la crisis. "La única forma en que puedo hacer un periodismo relevante es reuniendo a personas. Creo que un gran periodismo proviene de convocar a mucha gente inteligente. Y creo que ahí es donde podemos salir mejor de esto".

El periodismo de soluciones de RBS, Brasil

"Antes de la pandemia, estábamos hablando dentro de la compañía sobre lo que podíamos hacer para enfrentar la pérdida de credibilidad y relevancia", contó Gleick. Los directores decidieron que la respuesta era adoptar un enfoque constructivo del periodismo, también conocido como periodismo de soluciones.

La llegada de la pandemia no descarriló esos planes. Hizo que la necesidad de soluciones periodísticas fuera aún más urgente, dijo. "Queríamos dar algunas esperanzas al discutir cómo podemos resolver problemas de salud o económicos. Rápidamente capacitamos al 100% de nuestras redacciones en televisión, estaciones de radio, periódicos y digital. Y ahora el periodismo de soluciones se está convirtiendo en parte de nuestra cultura".

"En Brasil, estamos peleando en varios frentes al mismo tiempo: la lucha contra el coronavirus y una radicalización muy fuerte. Hay más ataques contra la prensa. Y también una gran confusión por parte del gobierno y el presidente, que dio estrategias y mensajes erráticos sobre el aislamiento social, por ejemplo", contó. "Y ahora el gobierno incluso omite información sobre los números de afectados".

Para llenar el vacío, los "medios de comunicación en Brasil lanzaron esta semana una iniciativa para dar los números que el gobierno no da". Formaron "una asociación entre algunos de los principales periódicos y sitios web del país para reunir datos tales como la cantidad de personas infectadas y la cantidad de fallecimientos, y los difunden diariamente".

RBS lleva a cabo capacitaciones frecuentes sobre salud, estadísticas y lucha contra la desinformación, para que "cuando termine la pandemia estemos más calificados como equipo y como periodistas que antes de ella", dijo.

Wall Street Journal: información accesible y amigable

Al igual que muchos medios de comunicación, el Journal ha liberado su contenido relacionado con el COVID-19. Pero debido a que la publicación normalmente requiere una suscripción, la gente puede no enterarse de la gratuidad de esos artículos. "Nuestro equipo construyó muy rápidamente una barra de navegación bastante simple en la parte superior del sitio, que mantenemos actualizada y poblada, y trabajamos con equipos de productos para realizar mejoras continuas", contó Kwong.

El equipo también mejoró la interactividad de los contenidos de preguntas y respuestas, a los que llamó "uno de los ejemplos de formatos de artículos que han existido durante algún tiempo, pero que han salido verdaderamente a la luz durante la pandemia de coronavirus. La gente tiene muchas preguntas sobre todos los aspectos de lo que está sucediendo, acerca de las pruebas, sobre la apertura de los estados, qué tiendas están cerrando y qué se está abriendo nuevamente. Esos informes abordan tales dudas".

"Lo que hicimos fue crear un nuevo formato interactivo porque pensamos que si eres un lector y vienes a uno de estos artículos, lo que quieres es saber si encontrarás la respuesta a tu pregunta específica".

El formato tradicional estático "no es útil para encontrar respuestas concretas", dijo. El nuevo formato "hace que las personas obtengan información un poco más rápido, les ayuda a navegar por nuestro sitio y ver todo lo que tenemos".

El Journal también está tratando de "usar la actual crisis como una oportunidad para convertir el periodismo en una conversación un poco más bidireccional; que sea menos acerca de nosotros haciendo reportajes, y más un diálogo con la audiencia en el que descubramos qué necesitan y qué quieren que descubramos para ellos", dijo.

Su equipo construyó una plataforma segura donde los reporteros pueden buscar información e interactuar con los miembros de la comunidad. "Me ha alentado la gran cantidad de llamadas de lectores y el gran trabajo que los periodistas y editores han hecho para contactarse con nuestra audiencia en los últimos meses", dijo. También realizan eventos de preguntas y respuestas en vivo online.

Jennifer Dorroh/ ijnet.org/es

 
Protocolos de seguridad para freelancers que cubren el covid-19

Los periodistas se encuentran entre los trabajadores de primera línea durante la pandemia debido a su tarea de informar. En muchos casos, deben lidiar no solo con los riesgos para la salud que supone el covid-19, sino también con los peligros involucrados en cubrir disturbios civiles, como se ha visto en las protestas en Estados Unidos en las últimas dos semanas. Si bien todos los periodistas y sus equipos enfrentan estas amenazas, los freelancers se encuentran en una situación particular de vulnerabilidad.

En respuesta a la pandemia, una alianza de medios, grupos de la industria y organizaciones para la libertad de prensa lanzó un conjunto de protocolos de seguridad para medios de comunicación, especialmente aquellos que trabajan con freelancers. La iniciativa surgió por las repetidas preocupaciones de periodistas que cubren la pandemia y que se enfrentan a nuevos desafíos para informar de manera segura.

"Cuando surgió el covid-19, nos dimos cuenta de que esto nos afectaría a todos. Es un momento muy delicado, e incluso en el entorno más seguro necesitarás medidas de seguridad", dice la directora ejecutiva de ACOS Alliance, Elisabet Cantenys, cuya organización desarrolló los protocolos y ayudó a organizar el acceso de seguros para periodistas freelance. "Estoy sorprendida por las conversaciones que tuve con editores de medios, en las que tuve que convencerlos sobre la importancia de la seguridad o de los protocolos de seguridad".

Ella espera que el covid-19 pueda cambiar la situación.

"El covid-19 ha hecho que el debate sobre la seguridad sea inevitable, y esto presenta una oportunidad", dice Cantenys. Las siglas de ACOS responden a "una cultura de seguridad" en inglés, y espera que el "lado positivo" del nuevo coronavirus lleve la discusión sobre la seguridad de los periodistas más allá del periodismo de conflictos y las incorpore en las rutinas de las redacciones.

Según los expertos de la industria, discutir las necesidades de seguridad y sus implicaciones asociadas al costo de hacer una cobertura es fundamental para permitir que los periodistas freelance trabajen de manera segura. La pandemia ha llevado a cierres de fronteras, cuarentenas y restricciones de movimiento, sin mencionar los problemas de salud asociados con un virus contagioso. Todo esto afecta la forma en que los periodistas trabajan.

"Lo diferente de esto es que afecta al 100% de nuestros proyectos y cambia la forma en que trabajamos como freelancers", dice Jaron Gilinsky, fundador de la plataforma Storyhunter que conecta a periodistas independientes con medios y editores. "No he visto nada como esto desde que fundé la compañía en 2012", ni el brote de ébola ni el secuestro por parte de ISIS de uno de sus freelancers, dice. La plataforma publicó una guía para grabar videos en el terreno después de recibir consultas de editores y productores acerca de cómo proceder durante la pandemia.

Todos los periodistas que hoy salen a cumplir un encargo deben considerar las implicaciones para la salud y prepararse en consecuencia, lo que significa que hacer una evaluación de riesgos es más importante que nunca.

Anna Therese Day, periodista freelance y cofundadora del Frontline Freelance Register (FFR), una organización internacional para freelancers, dice que en los primeros días había prisa por desplegar freelancers para cubrir el brote. Algunos editores encargados se apresuraron a asignar historias y colocar a las personas en aviones sin pensar en los riesgos de seguridad que podían correr y sin proporcionar contratos que tuvieran en cuenta contingencias tales como contraer la enfermedad o quedar varados en algún lugar.

“Cuando la pandemia comenzó a desarrollarse, yo misma y muchos otros miembros de FFR recibimos llamadas para cubrir la situación debido a nuestra experiencia en entornos hostiles, pero lo frustrante era que no había protocolos para la pandemia y nuestro entrenamiento no necesariamente se traduce protegerse de un riesgo sanitario como este”, explica.

Incluso los medios que cuentan con especialistas en seguridad entre su staff han descubierto que tenían que ponerse al día rápidamente sobre lo que significa la pandemia para sus periodistas y freelancers. Han tenido que actualizar sus recomendaciones y ayudar a los freelancers a descubrir cómo desarrollar una conciencia situacional cuando la información disponible sobre el nuevo virus de fuentes confiables como la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha evolucionado a medida que los expertos aprenden más.

"Como profesionales de la seguridad, tenemos que adaptarnos", dice Janelle Miller, jefa de seguridad global de TIME, quien ocupó el cargo solo unas semanas antes de que la OMS declarara la pandemia, y que no tiene experiencia en salud. "Tienes que hacer una investigación para proteger a tu staff, incluidos los freelancers".

Asegurarse de que un reportero tenga el equipo de protección personal adecuado, una planificación previa para realizar el trabajo y el apoyo que necesita para trabajar de manera segura se ha convertido en algo central para un editor que quiere encargar un trabajo. Los freelancers corren un riesgo particular porque a menudo carecen de acceso a equipos de protección y a un seguro, y es posible que no se les pague por un trabajo hasta mucho después de publicado. ¿Y qué sucede si se enferman como resultado del encargo? ¿Cómo se maneja y paga eso?

Los protocolos de seguridad de ACOS Alliance ofrecen una guía paso a paso para pensar y considerar los problemas de seguridad al asignar un encargo de cobertura durante y después de la pandemia. Desde hacer un plan de comunicaciones hasta una lista básica de equipos, los protocolos están diseñados para hacer que los editores y periodistas hablen sobre temas de seguridad y piensen cuánto cuesta cubrir la historia de manera segura.

Los editores y productores que no han trabajado con periodistas que hacen coberturas en entornos hostiles o zonas de conflicto pueden no estar familiarizados con el uso de protocolos de seguridad.

"En su mayor parte, los editores son muy responsables y se preocupan por los periodistas y fotógrafos que trabajan para ellos, pero pueden tener recursos limitados y es posible que no puedan hacer todo lo que quieren", dice Glenna Gordon, una fotoperiodista freelance que cubrió el brote de ébola. Cualquier director de una redacción agradecería tener un conjunto de protocolos de seguridad para ayudar a los editores y freelancers a descubrir cómo tomar riesgos calculados, afirma.

Como señalan los protocolos, garantizar la salud y la seguridad de los periodistas de una empresa no solo es un imperativo moral, sino que también ayuda a proteger uno de los activos más importantes de la organización: los periodistas.

“La seguridad implica proteger tu producto, tus periodistas. Será mejor que te asegures de que todos esos activos estén funcionando bien”, concluye Cantenys.

Courtney C. Radsch- - ijnet.org/es

 
Noticias y salud mental: lo que los periodistas deben saber

En alianza con nuestra organización matriz, el Centro Internacional de Periodistas (ICFJ), IJNet conecta a periodistas con expertos en salud y redacciones internacionales a través de una serie de seminarios web sobre covid-19 como parte del Foro de Cobertura de la Crisis Mundial de Salud.

El costo físico de la pandemia de covid-19 es ampliamente conocido, pero ¿cuál es el costo sobre la salud mental y cómo pueden los periodistas cubrirlo mejor?

Jessica Gold, profesora asistente de psiquiatría en la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington en St. Louis, y Zamo Mbele, psicoterapeuta en el Hospital Tara H. Moross y en el Centro Médico Donald Gordon de WITS, Johannesburgo, hablaron sobre el impacto que la pandemia tiene en la salud mental y brindaron recomendaciones.

Sobre lo que sabemos y lo que no sabemos acerca del covid-19

"Muchos de los impactos de la pandemia en la salud mental son desconocidos todavía. Creo que pasará mucho tiempo hasta que sepamos más", dijo Mbele. "Pero sí sabemos que hay un impacto importante y que puede ser abrumador en los niveles más agudos".

Se han hecho algunas encuestas preguntando a las personas si están estresadas o ansiosas, dijo Gold, pero tales estudios no han sido académicamente rigurosos. "Si estuviéramos extrayendo datos en este momento, no serían datos buenos", agregó. "Pero sabemos que hay angustia, que la pandemia está afectando a diferentes poblaciones, diferentes estados y diferentes ciudades de manera distinta, y que afecta desproporcionadamente a grupos específicos, como a los trabajadores de primera línea, y personas con condiciones preexistentes de salud mental".

Sobre el impacto según país

No todos los países se ven afectados de la misma manera. Mbele señaló que Sudáfrica, que ha superado las 1.200 muertes por covid-19 a nivel nacional, puede aprender de lo sucedido en los Estados Unidos, donde el virus atacó antes. "Es muy útil proyectar a futuro y anticipar el cansancio que sentirá la gente, el uso que harán de la psiquiatría y de los servicios de salud mental en particular, y el tipo de ayuda que podrían llegar a requerir".

Sobre la cobertura responsable de la salud mental durante la pandemia

"Estamos pidiendo a los periodistas que creen una narrativa donde, de hecho, no haya narrativa. Es algo muy difícil de diseñar. ¿Cómo se puede crear algo lineal o algo secuencial con un tema tan nuevo y difícil de asir?, preguntó Mbele. "Creo que lo primero es tener conciencia, como periodista, de que buena parte de lo que está sucediendo no encajará con tu reporteo habitual".

Gold aconseja a los periodistas cubrir historias sobre personas que están manejando bien la crisis. "Al pensar en matices, en modos de prevención, en tratamientos posibles, podemos reunir a personas alrededor de los temas en salud mental, para apoyarse mutuamente durante este tiempo difícil".

También ofreció consejos para cubrir enfermedades mentales. Es importante evaluar si la enfermedad mental de una persona es relevante para incluirla en una historia, y si es así, asegurarse de que la persona tenga un diagnóstico, dijo. Aléjate de las etiquetas y del lenguaje negativo que estigmatiza aun más a las personas con enfermedades mentales, y céntrate en aspectos positivos como el tratamiento y la prevención.

Sobre cubrir las complejidades de una persona que está sufriendo en varios frentes a la vez

Los asesinatos de Ahmaud Arbery, George Floyd, Breonna Taylor y otros ciudadanos negros en Estados Unidos, junto con las protestas que siguieron, han ocupado los titulares en ese y otros países y han agravado la desesperación de muchas personas que ya están lidiando con la pandemia.

Mbele dijo que la noticia de las protestas contra la policía tiene un gran alcance: "Estados Unidos es tan grande que cuando estornuda, el resto del mundo se resfría". También dijo que los problemas relacionados con la raza son una fibra particularmente sensible en Sudáfrica debido a su historia y traumas. "Creo que las protestas que estamos viendo también son el resultado de la pandemia y de la crisis. Creo que la frustración, el enojo, la impotencia y la desesperanza se suman al reclamo. Y, en otro sentido, también hay una necesidad de unirse, de ser solidario; un recordatorio de que existe un colectivo y de que seguirá existiendo después de esta pandemia".

Gold aconseja a los periodistas plantearse algunas de las preguntas que se hacen los proveedores de salud mental. "Cuando pensamos en la salud mental, pensamos en los factores que intervienen en ella; en el modelo biopsicosocial de las cosas. ¿Cómo influyen los factores biológicos, psicológicos y sociales en los individuos?

Amplifica las voces de los afectados. Por ejemplo, cuando hables sobre etnia o raza y su relación con la salud mental, entrevista a expertos en salud mental que pertenezcan a esa etnia o raza. Durante la entrevista "ten en cuenta que ellos también están atravesando un momento actual complicado y que pueden estar muy demandados".

Sobre cómo cubrir temas que pueden afectarte profundamente

"Hasta esta pandemia no me había dado cuenta de que los periodistas son, a su modo, psicoterapeutas: entrevistan a personas que han pasado por cosas realmente difíciles. Y en ocasiones lo hacen frente a otra gente, lo que me asusta. No quisiera hacer mi trabajo frente a gente que mira", dijo Gold. "Lo cierto es que los testimonios que puedes estar escuchando no son el tipo de cosas que la mayoría de la gente comparte con nadie. No es normal que las personas hablen sobre quienes murieron, sobre cosas realmente difíciles que les sucedieron, y no es normal escuchar eso una y otra vez y no quedar afectado. Después del trabajo es preciso procesar la información porque, si no lo haces, puede carcomerte. Gold aconseja meditación, lectura, escribir un diario o hacer terapia, si se necesita.

Mbele agregó que comprender que una situación o una entrevista sobre un tema en particular puede ser una situación traumática "es importante para el trabajo que potencialmente podrían realizar todos nuestros medios. Los periodistas no solo estarán capacitados para hacer su trabajo, sino que crearán resiliencia. Algo importante en este tiempo, para todos nosotros, es tener una respuesta simétrica. Nos encontramos en una crisis global única y la presión y la angustia que se producen son inmensas. Por eso creo que necesitamos una respuesta simétrica en términos de autocuidado".

Katya Podkovyroff Lewis- ijnet.org/es

 
Consideraciones éticas al cubrir el COVID-19

Desde que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró la pandemia de COVID-19, cada vez más periodistas alrededor del mundo se han visto obligados a informar desde la primera línea de la crisis.

Los orígenes y la propagación del virus, la respuesta de los gobiernos y los individuos y la retórica que ha seguido cada uno de ellos plantean un conjunto único de dilemas para los periodistas que navegan por aguas desconocidas. Comprender las consideraciones éticas es importante para presentar contenidos equilibrados, justos y precisos de lo que está sucediendo.

Recaudos al cubrir fallecimientos

Al dar la noticia de la muerte de alguien por complicaciones de COVID-19, especialmente si se trata de una personalidad prominente, los periodistas deberían considerar abandonar el deseo de dar la primicia y tomarse un tiempo para consultar con las autoridades locales para ver, primero, si la familia del fallecido ha sido informada.

Detrás de los datos, hay vidas reales que se verán afectadas por la pérdida de un ser querido. Los periodistas deben tener cuidado de no ofender la sensibilidad de la audiencia a la que informan.

"Las cifras de víctimas son hechos, y los hechos siguen siendo la piedra angular del periodismo. Creo que la publicación de cifras de víctimas debe hacerse con un lenguaje que muestre sensibilidad y respeto por la vida humana", dice Eniola Akinkotu, periodista del periódico más leído de Nigeria, Punch.

En un artículo sobre cobertura ética de la muerte, Sal Lalji, directora de prensa y relaciones públicas de Samaritans, alienta a los periodistas a consultar con las familias antes de usar imágenes de las redes sociales para contar la historia. "Cuando una persona muere puede ser bastante molesto ver que los medios han tomado fotografías de sus redes sociales, que además no necesariamente serán la imágenes con las que los familiares quisieran que fuese recordada".

Respetar la confidencialidad de las fuentes

Los periodistas confían en las fuentes para conseguir información privilegiada, a la que de otra manera no podrían acceder. La naturaleza sin precedentes de la cobertura del COVID-19 significa que mucha información proviene de personas que están en la primera línea de la pandemia.

Se debe preguntar a todas las fuentes si se las puede nombrar en una cobertura, especialmente aquellas que podrían ser sensibles a la divulgación de su información. Esto incluye enfermeras, médicos, denunciantes en hospitales e instalaciones gubernamentales, personal descontento, fuentes que ofrecen información sobre el tratamiento y manejo de pacientes, y personas con conocimiento sobre encubrimientos de cifras de víctimas o tasas de infección.

Los periodistas nunca deben asumir que sus fuentes quieren ser nombradas. Es fundamental buscar su consentimiento y reflejar en la historia los permisos que otorgan.

También es importante asegurarse de que las fuentes no se identifiquen por contexto.

The News Manual ofrece un ejemplo: "La secretaria del Primer Ministro puede haberte dado información secreta de manera confidencial o extraoficial. Si escribes la historia atribuyendo los detalles a 'fuentes del staff personal del Primer Ministro', corres el riesgo de exponer a tu fuente, especialmente si solo hay una o dos personas en el staff personal del Primer Ministro. Sería mejor atribuirlo a 'fuentes de la oficina del Primer Ministro' si se trata de una oficina grande. Es necesario equilibrar la necesidad de demostrar que tus fuentes están cerca de la información (y, por lo tanto, son confiables), con la necesidad de proteger su identidad".

Mantener la confidencialidad de tu fuente  también es importante si esperas que te confíe más información en el futuro.

Verificar información

¿Se puede verificar tu información? Esta es la pregunta más importante para los periodistas que usan datos durante la pandemia de COVID-19. Hay numerosos datos provenientes de diferentes países y organizaciones que muestran cifras de víctimas, fondos asignados para suministros médicos y el impacto del virus en la vida en general.

Pero los datos pueden ser defectuosos, estar tergiversados, carecer de contexto e incluso inventarse, por lo tanto, los periodistas deben adoptar un proceso de verificación e interrogación exhaustivo.

En un artículo sobre visualizaciones de datos del coronavirus, Joel Selanikio, un ex investigador del Centro para el Control de Enfermedades, muestra cómo los mapas utilizados por CNN y The New York Times para "rastrear el brote" pueden distorsionar los datos.

Debido al diseño de un mapa, parecía que el virus se había expandido por todo China, pero había unos 35.000 casos en una población de 1.400 millones de personas, es decir, el 0,002% de la población. En otro ejemplo, un mapa de CNN que muestra la "propagación global del coronavirus", Norteamérica, Europa, Australia y Rusia, junto con China, están sólidamente infectados. Pero en el momento de la publicación, solo había un total de 12 casos en los Estados Unidos, de una población de 330 millones.

El uso del número acumulado de casos cuando se informa puede ser útil para comparar al COVID-19 con otros brotes como el SARS, pero no se puede confiar en el seguimiento en tiempo real porque nunca se desactiva. Muchas personas se han recuperado, algunas han muerto y otras siguen recibiendo tratamiento, por lo que no se puede utilizar para medir la tendencia del brote.

Los periodistas deben hacer esta distinción para asegurarse de que los datos que publican para su audiencia no sean estáticos y puedan usarse para rastrear la progresión en tiempo real sin subestimar o sobreestimar el impacto de la pandemia.

Cobertura del racismo y discursos de odio

Desde que apareció el COVID-19, han surgido nuevos discursos de odio y racismo por parte de líderes mundiales y actores de la industria. En los Estados Unidos, por ejemplo, el presidente Donald Trump se refiere abierta y repetidamente al COVID-19 como el "virus chino", lo que genera temores de acciones de odio por motivos raciales.

El jefe de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus, dijo que había sido objeto de comentarios racistas y amenazas de muerte durante meses debido a su trabajo de supervisión de la respuesta global a la pandemia.

Los medios de comunicación a veces no tienen clara su responsabilidad a la hora de cubrir a los creadores de noticias que difunden la intolerancia. Esto se debe en parte a que se trata de un problema complejo y no susceptible a fórmulas éticas simples. La mejor práctica implica alertar a la sociedad de los agentes del odio, pero sin darles un viaje gratis que exagere su importancia y amplifique sus puntos de vista sin crítica. Según la Red de Periodismo Ético, puede ser difícil lograr el equilibrio adecuado.

El discurso de odio nunca debe celebrarse en los titulares. Informar las reacciones al discurso de odio puede ser una mejor manera de contar la historia, dice Akinkotu, periodista de Punch.

La cobertura del COVID-19 debe hacerse con el máximo respeto por la vida y la sensibilidad humana, especialmente en este momento de gran incertidumbre.

Katya Podkovyroff Lewis (ijnet.org/es).

 
«InicioPrev12345678910PróximoFin»

Página 3 de 137

Alertas - OFIP

Jaén: Gobernador Regional de Cajamarca amenaza a periodistas locales
08/07/2020

El Gobernador Regional de Cajamarca, Mesías Antonio Guevara Amasifuen, profirió expresiones denigrantes y amenazantes en contra de medios y periodistas locales de la provincia de Jaén, en dicha r [ ... ]


Atalaya: Periodistas locales son centro de campaña difamatoria por redes sociales
08/07/2020

Los periodistas Juan López Encinas, de Radio La Poderosa, y Carlos Eduardo Armas Ríos, de Radio Atalaya, vienen siendo blanco de una campaña difamatoria en redes sociales que busca desacreditarlo [ ... ]


Tocache: Periodistas son víctimas de exceso policial durante cobertura de prensa
20/06/2020

Los periodistas Roy López Vila, de Radio Nycoll, y Mario Yuri Gómez Príncipe, de Radio Poder, -ambos responsables del portal noticioso en redes sociales Uchiza Opina- denunciaron ser víctimas de [ ... ]


Otras noticias

Filiales en Acción

ANP condena agresión a periodista en Arequipa
06/04/2020

La Asociación Nacional de Periodistas del Perú - ANP rechaza la agresión de la que fue víctima el periodista Pablo César Rojas Huayapa, corresponsal de RPP en Arequipa, a quien se le obstaculizó [ ... ]


ANP Chiclayo: Periodista Brennan Barboza Bravo participó en taller organizado por Embajada Británica y Thomson Foundation
08/03/2020

La Asociación Nacional de Periodistas del Perú (ANP) saluda la participación del periodista Brennan Barboza Bravo, de la ANP Chiclayo, en el taller Seguridad física y digital para periodistas. Br [ ... ]


ANP Huamanaga presente en vigilia por periodista desaparecida Daysi Mina Huamán
29/02/2020

La ANP Huamanaga estuvo presente en la vigilia realizada en Santa Rosa exigiendo que la periodista desaparecida Daysi Mina Huamán sea hallada con prontitud. De esta forma, a través de la base Huama [ ... ]


Otras noticias

Informe Especial

Redes de odio y difamación dominan la política en Brasil
09/08/2020

RÍO DE JANEIRO.- Felipe Neto, un fenómeno de la comunicación, con 39 millones de inscritos en su canal en YouTube, se puso en el centro de la guerra de difamación por redes sociales que envenena l [ ... ]


Los argumentos a favor de una renta básica universal
09/08/2020

BANGKOK.-La regla número uno del manual de gestión de crisis es el siguiente: cuando te encuentres en un hoyo, primero, deja de cavar. La vorágine en la que nos ha sumergido el brote de covid-19 h [ ... ]


La banca latinoamericana aún evade el cambio climático
09/08/2020

PANAMÁ.- La mayor parte de la banca privada de América Latina y el Caribe todavía evade el peso del cambio climático en su estrategia y operaciones, reveló un estudio de tres entidades internacio [ ... ]


Otras noticias
Créditos: Eylen Jalilíe