Matriz Histórica
Del Gremio De La Prensa
Miércoles, 21 octubre 2020
Becas - Cursos
Jaime Bausate y Meza: 62° aniversario de la Escuela Profesional de Periodismo

La histórica y prestigiada Escuela Profesional de Periodismo Jaime Bausate y Meza, que cuenta con un itinerario de 62 años de vida institucional y una reconocida labor académico, en el país y en el extranjero, conmemora este 23 de agosto un nuevo aniversario. La fecha tiene un significado especial, si se tiene en consideración que se trata de una Casa de Estudios Superiores que, año tras año, ha ido superando tramos a paso firme, hasta constituirse, por ley del Poder Legislativo, en Universidad que trasciende por su modernidad científica y tecnológica en el principal referente en el mundo de la comunicación social.

La historia de la Escuela se remonta al año 1958, época en que fue promovida por la Asociación Nacional de Periodistas (ANP) del Perú como Instituto Libre de Periodismo. Posteriormente fue sumando prestigio, gracias al esfuerzo de su cuerpo docente y de las nuevas generaciones de periodistas, que han alcanzado funciones del mayor relieve en la prensa, radio, televisión y otros medios de comunicación, tanto en el sector privado como en el sector público.

Con nuevas ideas, con una visión de futuro, la Escuela de Periodismo, forma parte del complejo de la Universidad, cuya Facultad de Comunicación Social dirige también la Escuela Profesional de Comunicación Audiovisual. Dichas escuelas de pregrado tienen su sede en el nuevo Campus Universitario, construido en la Urbanización Oyague, en el distrito de Jesús María, implementado este año con laboratorios, talleres, sistema de biblioteca virtual, repositorios, estudios de radio y sets de televisión de la más avanzada tecnología, además de plataformas académicas como sitios web, que hacen posible que el docente cuente con espacios virtuales en Internet para colocar materiales de los cursos, enlazar con otros, incluir foros, wikis, recibir tareas del estudiante, presentar test, promover debates, chats.

De la conmemoración del 62° aniversario de la Escuela Profesional de Periodismo, participan, igualmente, la Escuela de Posgrado, con especialidad en comunicación y marketing y el Instituto de Investigación Científica de la Universidad. Además de importantes organizaciones académicas como la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, gremiales como la Federación Internacional de Periodistas, con sede en Bruselas, catedráticos de la Universidad de Salamanca y Universidad de Sevilla, entre otras instituciones, a quienes hizo mención el Rector de la UB, doctor Roberto Mejía Alarcón, en su saludo a la comunidad bausatina.

 
Por qué el periodismo de calidad puede ayudar a salvar vidas de la población migrante durante la pandemia

En alianza con nuestra organización matriz, el Centro Internacional de Periodistas (ICFJ), IJNet conecta a periodistas con expertos en salud y redacciones internacionales a través de una serie de seminarios web sobre COVID-19 como parte del Foro de Cobertura de la Crisis Mundial de Salud.

“La pandemia de la COVID-19 evidencia que el periodismo es más necesario que nunca para la población migrante, porque la desinformación puede poner en riesgo la salud y los derechos, pero una información de calidad ayuda a salvar vidas. Por eso el trabajo que realizan los periodistas es tan importante”, dijo Nacho Martín Galán, asesor de Medios de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

El periodista e investigador académico participó desde España del seminario web “Cómo afecta la Covid-19 a la población migrante”, organizado por el Foro de Cobertura de la Crisis Mundial de la Salud del Centro Internacional para Periodistas (ICFJ) y la Red Internacional de Periodistas (IJNet). Lo hizo junto con Patricia Mercado Sánchez (México), fundadora de Conexión Migrante, y Luz Mely Reyes (Venezuela), cofundadora y directora de Efecto Cocuyo. El seminario fue moderado por Desirée Esquivel, gerente de Comunidad de este foro.

Galán afirmó que hay 272 millones de migrantes internacionales en el mundo y 740 millones migrantes internos. Desde que se inició la pandemia, en 219 países se han aprobado 80.884 restricciones de movilidad, afectando principalmente a la población migrante.

“Hay decenas de miles de inmigrantes bloqueados o afectados por confinamientos. Muchos han quedado en situación precaria, sin poder ejercer la actividad de subsistencia, con acceso limitado a servicios básicos, y con mayor riesgo de ser víctimas de explotación, de tráfico de personas, o fruto de la desesperación, de aceptar condiciones de empleo que los expone más a la Covid-19”, indicó.

En tanto, Reyes señaló la importancia de capacitar a los periodistas para contar historias sobre migración. “Muchas veces tratamos este tema con los criterios de impacto o relevancia de toda nota periodística, sin darnos cuenta de que un tratamiento inadecuado puede incidir en conductas como la xenofobia, la discriminación, la estigmatización”, dijo.

En el caso de los venezolanos, aunque las fronteras están cerradas por la pandemia, muchos migrantes igual se movilizan desde Chile, Perú, Ecuador o Colombia para ingresar por caminos no regulares. “Esto los pone en situación de mayor vulnerabilidad. Un ejemplo fue el caso de venezolanos que venían caminando desde Ecuador a Venezuela. Fueron atropellados por un camión, uno de ellos murió y varios quedaron heridos”, relató.

Desde México, Mercado Sánchez dijo a través de Conexión Migrante se busca explicar a la audiencia sobre las condiciones de vulnerabilidad que viven los latinos, mexicanos e hispanos en Estados Unidos, pero también dar información útil y de calidad a la población migrante para enfrentar la desinformación.

“Las historias que debemos contar no solo deben reflejar la parte dramática de la población migrante más vulnerable, sino también el esfuerzo que realizan por superar esta situación”, dijo.

Los panelistas coincidieron en la importancia de precisar las diferencias entre migrante (persona que ha cambiado su lugar de residencia habitual, independientemente de su estatus legal), refugiado (alguien que ha debido salir de su país debido a persecución, conflicto, violencia u otras circunstancias) y desplazado interno (persona que debe mudarse de un lugar a otro dentro su país, debido a circunstancias diversas). A su vez, recomendaron no utilizar los términos “irregular” o “ilegal”, que tienen una connotación despectiva.

Galán compartió este “Decálogo” para el tratamiento periodístico del tema migratorio:

1.- Contribuir a no estigmatizar a las personas migrantes. Un buen contenido periodístico contribuye a cambiar las percepciones negativas hacia las personas migrantes y a luchar contra prejuicios y estereotipos.

2.- Buen uso de la terminología. El buen manejo del lenguaje relacionado con la migración contribuye a referirnos de manera respetuosa a la persona migrante y a educar a la audiencia.

3.- Información precisa y contextualizada. La buena precisión y contextualización de la información contribuye a comprender mejor los desafíos entorno a la migración, pero también los logros y avances que se han dado en la materia.

4.- Conciencia sobre los derechos de las personas migrantes. Sensibilizar tanto a las comunidades de destino como a los propios migrantes de sus derechos contribuye a la integración.

5.- Buen balance de fuentes. Hacer un buen balance de fuentes permite a la audiencia contar con diferentes miradas de la situación y brinda diversos contextos desde ámbitos diferentes.

6.- Incluir al migrante y a su historia. Dar la oportunidad para que las personas migrantes expresen su opinión frente a una situación específica permite un balance de fuentes y un acercamiento a la realidad del migrante.

7.- Identidad de migrantes vulnerados. La preservación de la identidad de las personas migrantes más vulneradas contribuye a prevenir el riesgo de estigmatización y otros riesgos.

8.- Evitar los supuestos ante situaciones de coyuntura. La oportuna y verídica información sobre un tema coyuntural en particular contribuye a disminuir el riesgo de alarma tanto de la audiencia como de las personas migrantes.

9.- Manejo adecuado de las imágenes. El adecuado manejo de las imágenes y la utilización recursiva de fotografías contribuye a mostrar la diversidad de las temáticas relacionadas con la migración, así como a educar sobre su aporte positivo.

10.- Recursos audiovisuales para contar la historia. El uso de piezas audiovisuales como mapas, infografías o videoanimaciones, entre otros recursos, permite contar la historia de manera atractiva para que esta sea recordada.

Andrés Colmán Gutiérrez- ijnet.org/es

 
¿Cómo investigar en medio de la pandemia?

Como tantos otros oficios, el periodismo se tuvo que adaptar a los cambios que impuso la pandemia. No solo cambió la forma de trabajo, sino también el foco de atención de los medios de comunicación. El coronavirus se convirtió en el tema número uno de la agenda mediática y, en muchos casos, las redacciones tuvieron que reorientar investigaciones que estaban marcha y encontrar nuevos espacios grises en los que profundizar.

Luego de varios meses de pandemia, los periodistas hallaron mecanismos para continuar con investigaciones que habían quedado relegadas, pero también aprovecharon la oportunidad para hacerle nuevas preguntas al fenómeno mundial. ¿Cómo se puede continuar investigando durante el confinamiento? ¿Cuáles son los aprendizajes del periodismo a nivel regional?

Sí se puede

El periodista argentino Hugo Alconada Mon dio una serie de consejos en el seminario web “¿Cómo investigar en tiempos de covid-19?”, organizado por la Fundación Gabo, para llevar adelante investigaciones periodísticas durante la cuarentena. Lo primero que destacó es que hay “muchísima” información disponible. “No estamos hablando de algo secreto, que está oculto. La información está. El desafío es cómo la conseguimos”, afirmó. Para eso, agregó, es necesario dedicar mucho tiempo a leer, buscar y preguntar.

En el contexto de tanta información, Alconada Mon sugirió definir focos de interés. Una vez definidos los temas a priorizar, se pueden introducir palabras clave en Google Alert y hacer pedidos de acceso a la información pública. “Por ejemplo, podemos pedir precisiones generales sobre nuestro sistema sanitario, los cementerios, proveedores del Estado. Empecemos por lo macro y vayamos a lo micro”. Además, recomendó “peinar” diariamente los datos que surgen del boletín oficial, las normativas, decretos y licitaciones.

El periodista llamó a poner el foco en lo obvio, pero también a buscar caminos alternativos. “¿Estamos mirando todas las áreas del Estado que deberíamos estar mirando?”, preguntó. Si bien dijo que él tiende a concentrar su atención en el sector público, también comentó que es importante ver qué pasa “del otro lado del mostrador”. Qué pasa, por ejemplo, con los proveedores del Estado, señaló.

Alconada Mon también dijo que hay que prestar atención a lo que hacen otros colegas, porque muchas veces sucede que un tema o una persona implicada en una investigación puede ser conocida por las mismas -u otras- razones en otro país. “Hay veces que lo que publicaron otros nos permite hilar más fino”, acotó.

Ante la falta de contacto con personas, Alconada Mon propuso pensar en nuevas formas para comunicarse, aumentando los niveles de seguridad y eligiendo las plataformas más seguras para hablar con las fuentes. Aunque destacó que no es lo ideal, si el periodista no puede trasladarse a un lugar, puede intentar contactar a alguien de confianza de la zona para que le transmita lo que sucede allí, e incluso pedir a lectores o suscriptores su colaboración.

El momento de lo colaborativo

Un fenómeno tan complejo requiere múltiples miradas. En el webinario “Trabajos colaborativos: investigar el covid-19 más allá de nuestras fronteras”, organizado por la Red Global de Periodismo de Investigación (GIJN), los periodistas invitados coincidieron en la necesidad de aunar esfuerzos para entender mejor los efectos del covid-19. Fabiola Torres, fundadora y directora de Salud con Lupa, comentó que el coronavirus es un objeto de estudio con múltiples aristas para investigar y no es posible hacerlo si no es de una manera colaborativa. “Entender el fenómeno es sólo posible desde una mirada regional”, destacó.

Para Ernesto Cabral, del medio peruano Ojo Público, si bien hay experiencias colaborativas pre-pandemia, como las investigaciones de los casos de Odebrecht o los Panama Papers, el periodismo está acostumbrado a la “exclusividad y la primicia”. Sin embargo, resaltó la importancia de poder afrontar la pandemia de forma “colaborativa y regional”.

Cabral habló de Funes, el algoritmo desarrollado por Ojo Público que permite calificar el riesgo de corrupción en las contrataciones públicas a partir de ciertos indicadores. Sin embargo, en el contexto de una pandemia, esos indicadores se modifican y no se pueden aplicar como antes. Por ejemplo, indicó que el sobreprecio es un indicador, pero en este contexto es lógico que aumenten los precios por la relación de oferta y demanda.

“¿Cómo hicimos para tratar de salvar esta dificultad? Con una comparación de precios en más de un país”, indicó. Con la Red de Periodistas de América Latina para la Transparencia y la Anticorrupción (Red Palta) analizaron el caso de las compras de las mascarillas N95. Concluyeron que hay 14 compras públicas en ciertos países de Latinoamérica que están muy por encima del sobreprecio normal en esta región. De hecho, en algunos casos están 10 o 20 veces por encima del promedio regional a lo largo del tiempo. A su entender, la comparación hace que se logre una mayor precisión de situaciones de mayor riesgo de corrupción en cada país.

No perder el foco

En los últimos meses el coronavirus ha sido el tema prioritario de los medios de comunicación. ¿Pero qué sucede con los otros temas? Laila Abu Shihab, periodista de Colombia y fundadora de Vorágine, un portal de periodismo investigativo, dijo al podcast La Zaga, de El Espectador, que uno de los retos que enfrenta el periodismo es perder de foco los otros temas más allá del covid-19. “Estamos dejando de hablar del clientelismo o la corrupción y, como los colombianos no atendemos eso y los medios no están poniendo el foco en estos temas, los grandes corruptos y clientelistas están de fiesta”, advirtió.

Para Abu Shihab el periodismo se vuelve de a ratos monotemático con la crisis por el covid-19 “En Vorágine, y creo en general a todos los periodistas nos está pasando, el hecho de no poder salir a la calle, de estar encerrados, plantea un primer gran reto. Nos está faltando una parte del rompecabezas para hacer buen periodismo. Hacer todo desde una videollamada, del chat o teléfono nos está quitando una parte fundamental”, explicó.

Pero además alertó que las entidades públicas se escudan en el estado de la emergencia para “evadir la responsabilidad que tienen con el derecho a la información”. Lo mismo planteó Pablo Medina Uribe, director de Colombia Check, y explicó que el trabajo de verificación de la información depende de los documentos públicos. “Muchas veces se nos ha alargado la espera”, lo que los perjudica a la hora de chequear la información, sostuvo.

Mariana Cianelli- ijnet.org/es

 
Medios grandes y pequeños: enseñanzas y vivencias durante la pandemia

La crisis del Covid-19 obligó a ajustar tuercas en las redacciones de medios de comunicación de todo el mundo. Había que prepararse para lo imprevisto.

Dos redacciones en Costa Rica aún transitan por la tormenta sin llegar a un puerto seguro, una con más problemas que otra, pero ambas comparten enseñanzas.

Una de ellas es la del diario La Nación, el medio más grande y reconocido de Costa Rica, y la otra Delfino.cr, un portal digital que nació hace tan solo tres años pero ya es uno de los tres medios más visitados en el país.

Pese a tener planillas y esquemas de negocios completamente diferentes, ambos medios coinciden en que se trabaja sobre la marcha mientras se aprende a trabajar en medio de una pandemia.

El director de La Nación, Armando González, afirma que la pandemia generó una mayor demanda por información veraz y confiable, y que esto se ha traducido en un aumento en las suscripciones, pero aún no es suficiente para compensar la caída en pérdidas.

Esa caída en ingresos publicitarios se tradujo en tres meses de rebaja salarial del 50% a todos los empleados del Grupo Nación y, posteriormente, en el despido de 17 periodistas y una reducción del 20% de su planilla.

“La redacción que queremos no la podemos mantener a punta de publicidad digital. Ni siquiera el New York Times puede hacerlo. No hay publicidad digital suficiente que permita mantener una operación periodística de calidad”, comentó González.

El periodista y abogado afirma que apuestan por volcar el peso hacia la modalidad de suscripción digital, pero que el tamaño del mercado costarricense puede ser un obstáculo. Aun así, considera que esa debe ser la apuesta.

“Siempre ha sido una limitante. En el momento de oro de la prensa escrita ya lo era; nosotros teníamos limitantes de circulación. También es limitante para las suscripciones, además de que no todo mundo tiene acceso a Internet. Estamos en una etapa de transición. El que en este momento le dé la espalda al ingreso por venta de contenido es porque no quiere hacer un periódico de calidad, lo que quiere es tratar de buscar muchos ojos (clics) y financiar una redacción pequeñita con un producto limitado”, agregó.

El caso de La Nación no es único en su especie, otros medios grandes están viendo sus operaciones disminuidas a razón del covid-19. Unos decían que iba a pasar tarde o temprano, pero la pandemia adelantó una ola de despidos a nivel mundial.

The Guardian (Reino Unido), El Comercio (Perú) y El Tiempo (Colombia), así como otros medios emblemáticos de diferentes países, se han visto obligados a tomar acciones para mantenerse en pie.

González considera que aún es temprano para tomar distancia y sacar conclusiones, pero destaca la implementación del teletrabajo como una conclusión preliminar positiva.

“Hemos aprendido que el teletrabajo es posible, hemos aprendido que no puede ser exclusivo, hay que combinar. Lo presencial sigue siendo importante en el periodismo; antes el teletrabajo no se practicaba mucho, yo tenía a una sola persona en la redacción que me planteó la posibilidad. Funcionó muy bien con ella. Yo me preguntaba si eso lo podría hacer con más gente, pero había mucha duda. Esto nos ha enseñado que sí se puede”, dijo González.

El medio emergente

El sitio Delfino.cr experimenta la pandemia de otra manera. No ha existido necesidad de despidos y tampoco se requirió un proceso de adaptación al teletrabajo.

El medio es nativo digital y desde sus inicios en 2017 funciona en “modo pandemia”. Su director, Diego Delfino, salió de La Nación hace unos cinco años y decidió fundar un proyecto periodístico con sello propio, que inició como un resumen de noticias en Facebook.

Delfino utilizaba el espacio para resumir las noticias del día y añadirles un toque de fisga e ironía. Noticias “curadas y sufridas” por Delfino: así comenzó a venderse y a aprovechar el buen nombre que ya había cultivado con su experiencia en otros sitios que fundó.

Hoy, con un equipo de solo cuatro periodistas, Delfino.cr es el tercer sitio de noticias más leído en Costa Rica. Recientemente recibió el Premio de Periodismo Pío Víquez (máximo reconocimiento periodístico en ese país), y tiene cerca de 3.000 suscriptores en su modalidad de D+.

“Nuestra redacción es pequeña, pero procuramos que fuera diversa en sus áreas de conocimiento. En el equipo hay personas con estudios en derecho, ciencias políticas, geología, psicología, mercadeo y periodismo. Siempre vimos esto como un valor agregado para tener una visión más amplia y nutrida de la agenda noticiosa”, dijo.

Como sucedió con el sitio web de La Nación, la llegada del COVID-19 significó un aumento en la visitación de su página y en el interés de nuevas empresas por anunciarse en su sitio web.

“Percibo que una de las industrias que podría haber visto proyectada o amplificada su relevancia es la de los medios de comunicación. Como está inherentemente ligada a la publicidad, que más gente consuma más medios no implica más ingresos”, explicó Delfino.

Este director de 40 años improvisó una sala de redacción en su casa y es desde ahí donde transmite desde Facebook y donde graba un podcast llamado “Curul en llamas”, donde dos de sus reporteros discuten la actualidad de la Asamblea Legislativa de ese país.

Delfino coincide en que el tamaño del mercado es una limitante para aumentar las cifras de suscripciones, por eso apuesta por un modelo combinado en donde exista una pauta publicitaria con un ligamen social.

“La crisis de los medios de comunicación puede ser una oportunidad si nos movemos lo suficientemente rápido. Yo creo que se puede trabajar cosas interesantes a niveles de publicidad. Estamos atrapados en la dinámica del influencer, a poner a alguien a promocionar chicles. Pueden hacerse cosas que impulsen la proyección social de las marcas. La gente empieza a apreciar que las marcas impulsen valores, como se ha visto en el caso de la NFL en Estados Unidos o el boicot de marcas a Facebook”, agregó.

En el caso de Delfino.cr, la pandemia no les ha traído mayores limitantes hasta el momento, pero sí muchos aprendizajes.

“La pandemia nos recordó que no importa cuán preparada esté y cuánto conocimiento y experiencia acumulada tenga la redacción, siempre habrá situaciones frente a las cuales lo único que puede hacer la diferencia es la escala de valores humanos del equipo profesional. Nada nos podría haber preparado para esto. Cuando pase, si pasa, solo podremos tener la paz de no solo haber dado el mejor de nuestros esfuerzos, sino de haberlo hecho desde el mejor de los lugares y con la mejor de las intenciones: informar, servir y colaborar”, concluyó.

ijnet.org/es- Luis Fernando Cascante

 
Orb Media ofrece investigaciones sobre temas de relevancia global

Se han encontrado partículas de plástico, llamadas microplásticos, en agua y alimentos en todo el mundo. Si bien la investigación sobre su impacto en la salud humana está en curso, un informe publicado en 2018 encontró que los microplásticos potencialmente dañinos en el agua potable podrían afectar a toda la población mundial.

Orb Media, una organización sin fines de lucro de periodismo de investigación, publicó el informe para que los periodistas lo utilicen como recurso en su propio trabajo. El proyecto apoya esfuerzos periodísticos en más de 100 países y ha aparecido en 30 idiomas, cuenta Victoria Fine, CEO de Orb Media.

Fundada en 2011 por la premiada periodista Molly Bingham, Orb combina investigación global comparativa con análisis de datos para producir contenidos destinados a abordar problemas relacionados con la sostenibilidad social y ambiental. El objetivo es hacer que sus hallazgos sean procesables para periodistas a nivel local.

"Orb ha pasado por varios momentos, siempre con la atención puesta en pensar cómo podemos transmitir la comprensión de grandes problemas globales a través de las culturas y los límites geográficos", explica Fine.

El equipo de Orb es internacional, con periodistas e investigadores en nueve países, incluidos Alemania, Brasil, Singapur, el Reino Unido y Ghana. El equipo de datos, encabezado por Heather Krause, identifica y analiza patrones globales. El equipo de investigadores y reporteros de Orb utiliza análisis de datos para desarrollar informes exhaustivos que incluyen hallazgos detallados, gráficos y posibles ángulos para que otros periodistas exploren.

Este modelo ha sido aplicado a temas como la expansión del terrorismo desde el 11 de septiembre, la inclusión financiera para aliviar la pobreza y los efectos del aumento de los niveles de agua debido al cambio climático.

Proyecto sobre trabajadores comunitarios de la salud

Este mes, Orb lanzó un nuevo proyecto que analiza a los trabajadores de la salud y su impacto positivo en la salud pública y la mortalidad infantil en áreas marginadas.

Orb comenzó a investigar la mortalidad infantil a principios de 2020, recopilando, analizando e interpretando datos de 160 países. En marzo, el equipo se concentró en los trabajadores comunitarios de la salud. Utilizando datos identificados por Krause, la periodista Siddhi Camila Lama hizo una historia en torno a un hecho interesante. Siete países con aparentemente poco en común —Tailandia, Argentina, Hungría, México, Bangladesh, Honduras y Chile—, demostraron buenas tasas en relación la mortalidad infantil, con todo y fondos limitados para el cuidado de la salud.

"Inicialmente estábamos analizando la salud, específicamente la mortalidad infantil, desde ángulos diferentes y centrándonos en países específicos que tenían tasas de mortalidad infantil más bajas de lo esperado", cuenta Lama. "Otros investigadores de Orb se centraron en inventos e innovaciones locales, medicina tradicional y el papel de la democracia y las elecciones".

En los siguientes meses, un equipo de cinco investigadores consultó estudios científicos y entrevistó a expertos en salud para llegar al fondo de lo que estos países estaban haciendo bien.

Y descubrieron que los trabajadores comunitarios de la salud eran la respuesta. Los residentes, el gobierno y la sociedad civil confían en estos trabajadores para brindar servicios de salud vitales para quienes, de otro modo, no podrían acceder a ellos.

 

“Sus misiones pueden variar ampliamente, al igual que su entrenamiento y equipo. Esa versatilidad es una de sus principales ventajas: en un corto período de tiempo se pueden movilizar para satisfacer las necesidades más apremiantes de sus comunidades", dice el informe. "Desde una perspectiva de equidad, también pueden ser extremadamente efectivos para llegar a poblaciones históricamente desatendidas".

Con una suscripción gratuita, los periodistas pueden acceder a los modelos de investigación y datos del proyecto sobre mortalidad infantil, gráficos descargables y una lista de pistas y ángulos sugeridos para ayudarlos en su propio trabajo.

Investigaciones durante la pandemia

La investigación sobre los trabajadores de salud comunitarios comenzó en serio a principios de marzo, en momentos en que el COVID-19 se extendía rápidamente por todo el mundo.

"Tenemos un equipo muy diverso geográficamente, y casi todos necesitaban moverse en algún momento o ajustar su estilo de vida, a pesar de que ya estaban trabajando de forma remota", cuenta Fine. "Tuvimos mucha suerte de que nadie se enfermara".

Los periodistas e investigadores de este equipo viven en Canadá, Andorra, Estados Unidos y México. Si bien están acostumbrados a trabajar de forma remota, el inicio de la pandemia presentó sus propios obstáculos.

"Creo que podríamos haber hecho más investigaciones sobre el terreno para este proyecto si el COVID-19 no hubiera sido un problema", observa Lama. "Obviamente, el día promedio del trabajador comunitario de la salud cambió, y la posibilidad de visitarlos a ellos y a su comunidad fue inmediatamente imposible debido a la crisis sanitaria".

Futuros proyectos

Orb ya comenzó a trabajar en su próximo proyecto, que se centrará en algunas de las innovaciones inesperadas que han surgido durante la pandemia de COVID-19.

"Estamos construyendo un 'rastreador' y una base de datos de cómo las comunidades y organizaciones están trabajando después del COVID para ser más sostenibles", cuenta Fine. Eso incluye cómo podrían ajustar la relación con sus comunidades, lo que, por extensión, puede mejorar su propia sostenibilidad ambiental y social, explicó.

El equipo planea lanzar pronto un portal online para comunidades afectadas por el COVID-19, con el objetivo de que compartan proyectos e intervenciones en las que han estado involucradas. Los investigadores podrán contrastar la información entrante con datos para tener una idea de dónde se invierte el tiempo, el dinero y la acción.

El proyecto se asemeja al resto de los esfuerzos de Orb para ayudar en el trabajo crítico que los periodistas están llevando a cabo en países de todo el mundo.

"Consideramos que muchas personas están trabajando muy duro para hacer un mundo mejor, pero ese trabajo suele perderse entre las muchas otras cosas que están sucediendo", dice Fine. "En lugar de tratar de reinventar la rueda, deberíamos trabajar más duro para examinar qué funciona y qué no, y tomar decisiones más cuidadosas basadas en eso".

Abby Geluso/ijnet.org/es

 
«InicioPrev12345678910PróximoFin»

Página 3 de 139

Alertas - OFIP

Jaén: Periodistas denuncian impedimento de coberturas y maltrato verbal por parte de autoridades
18/10/2020

Periodistas locales de la provincia de Jaén denuncian ser hostigados por altos funcionarios de la Municipalidad Provincial de dicha circunscripción como represalia por su labor informativa. Impedime [ ... ]


Jaén: Gobernador Regional de Cajamarca amenaza a periodistas locales
08/07/2020

El Gobernador Regional de Cajamarca, Mesías Antonio Guevara Amasifuen, profirió expresiones denigrantes y amenazantes en contra de medios y periodistas locales de la provincia de Jaén, en dicha r [ ... ]


Atalaya: Periodistas locales son centro de campaña difamatoria por redes sociales
08/07/2020

Los periodistas Juan López Encinas, de Radio La Poderosa, y Carlos Eduardo Armas Ríos, de Radio Atalaya, vienen siendo blanco de una campaña difamatoria en redes sociales que busca desacreditarlo [ ... ]


Otras noticias

Filiales en Acción

ANP Filial Iquitos inició actividades por 54 aniversario
18/10/2020

La ANP Filial Iquitos inició sus actividades con motivo de su 54 aniversario con el webinar "Podcast: una nueva forma de narrar desde el periodismo". Para esta actividad se cuontó con la presencia  [ ... ]


ANP condena agresión a periodista en Arequipa
06/04/2020

La Asociación Nacional de Periodistas del Perú - ANP rechaza la agresión de la que fue víctima el periodista Pablo César Rojas Huayapa, corresponsal de RPP en Arequipa, a quien se le obstaculizó [ ... ]


ANP Chiclayo: Periodista Brennan Barboza Bravo participó en taller organizado por Embajada Británica y Thomson Foundation
08/03/2020

La Asociación Nacional de Periodistas del Perú (ANP) saluda la participación del periodista Brennan Barboza Bravo, de la ANP Chiclayo, en el taller Seguridad física y digital para periodistas. Br [ ... ]


Otras noticias

Informe Especial

La ONU pide ayuda ante la “devastación” causada por la covid
18/10/2020

GINEBRA.- Cuatro agencias de las Naciones Unidas lanzaron un nuevo llamado a la solidaridad internacional para enfrentar el impacto de la pandemia covid-19 sobre los grupos más vulnerables del planet [ ... ]


Premio Nobel al Programa Mundial de Alimentos ayudará a salvar millones de vidas
11/10/2020

NACIONES UNIDAS.-Al ganar el Premio Nobel de la Paz 2020 al Programa Mundial de Alimentos (PMA), con sede en Roma, las Naciones Unidas y sus agencias incrementan su presencia, cercana al monopolio, en [ ... ]


El fútbol narrado y comentado por mujeres: una nueva barrera rota en Perú
11/10/2020

LIMA.- El fútbol también suena con voz de mujer, como ha comenzado a escucharse en Perú, donde por primera vez un partido de la primera división fue transmitido por televisión con la narración y [ ... ]


Otras noticias
Créditos: Eylen Jalilíe