Matriz Histórica
Del Gremio De La Prensa
Miércoles, 26 febrero 2020
Amazonía en llamas, obra de la paranoia militar en Brasil

RÍO DE JANEIRO, (IPS) - El gobierno de Brasil decidió, ante las presiones internacionales, movilizar los militares para contener la oleada de incendios forestales en la Amazonía, pero solo habrá un cambio de rumbo si se modifican las convicciones que son la matriz de esa tragedia ambiental y climática.

Tanto el presidente Jair Bolsonaro como los generales que lo acompañan en su gobierno de extrema derecha creen que hay una conspiración para “internacionalizar” la Amazonía o quitarle partes de su territorio a Brasil, sin considerar que en sus bosques está en juego el clima mundial.

Por eso Bolsonaro rechazó la ayuda de 20 millones de dólares ofrecida por el Grupo de los Siete (G7) países más industrializados, al concluir su cumbre el 26 de agosto, en apoyo al combate a los incendios que proliferaron en la Amazonía brasileña este mes de agosto.

“¿Qué quieren ellos?”, se preguntó antes de subrayar su sospecha de que hay pretensiones “coloniales” detrás de la oferta, ya que “nadie ayuda alguien sin retribución”.

En una reunión con los gobernadores de los nueve estados amazónicos de Brasil, que argumentaron que cualquier ayuda es indispensable ante la magnitud de la crisis de recursos presupuestarios que enfrentan, el presidente justificó así su oposición a tales recursos externos.

El problema es que se destinarían a demarcar tierras indígenas y áreas de protección ambiental, “eso nos lleva a un destino que ya conocemos, la insolvencia de Brasil” y amenazas a la soberanía nacional, sostuvo Bolsonaro.

Esas demarcaciones de territorios indígenas hechas por gobiernos anteriores fueron “una irresponsabilidad”, opinó, obviando que responden a un mandato explícito de la Constitución de 1988, que rige la democracia brasileña tras la dictadura militar (1964-1985).

El apoyo financiero del G7 sería para combatir los incendios y la deforestación, nada se habló sobre indígenas o conservación en Biarritz, la ciudad balnearia del sur de Francia que acogió su cumbre anual de tres días.

En el pasado esa misma paranoia justificó grandes desatinos y atrocidades de los gobiernos militares, como masacres de varios grupos indígenas para la construcción de carreteras en las selvas, varias de las cuales quedaron inútiles por décadas.

Pero sirvió como eje del asentamiento de miles de familias campesinas provenientes principalmente de las regiones del Sur y del Nordeste brasileño, que quedaron abandonadas a su suerte.

“Integrar para no entregar”, era la consigna de la dictadura para promover la ocupación amazónica y alejar la codicia extranjera. “Tierras sin hombres para hombres sin tierra” decía la publicidad oficial para atraer gente al paraíso tropical, en el ámbito del Plan de Integración Nacional, formalizado en 1970.

En consecuencia, la Amazonía muy conservada hacia 1960, con actividades extractivas, como la del caucho natural, que poco alteraban su estructura forestal, pasó a vivir un período de intensa deforestación hasta 2004.

Medidas de control lograron una reducción de 73 por ciento del área afectada, en los últimos 14 años, según datos del estatal Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (Inpe).

La alarma de un rebrote en este año sonó ante los 42.719 puntos de fuego observados por el Inpe en el bioma amazónico hasta 27 de agosto, 128 por ciento más que en igual período de 2018.

“Hay una evidente relación de esos incendios con la deforestación”, aseguró a IPS la geógrafa Ane Alencar, directora de Ciencia del no gubernamental Instituto de Investigación Ambiental de la Amazonía (Ipam).

Autoridades del gobierno atribuyeron su aumento a la sequía, pero “no es verdad que este año haya sido más seco, al revés, hubo más lluvias que en años anteriores”, contrarrestó.

“Gran parte de las llamas ocurren donde hubo deforestación meses antes. El apogeo será en septiembre, si no se adoptan medidas”, porque es cuando habrá más vegetación seca para quemar, advirtió.

También hay quemas de pastizales y residuos de las siembras, pero eso no explica el gran incremento del uso del fuego, ya que son actividades sin expansión brusca del área aprovechada.

El despliegue de los militares contra los incendios forestales, decidido por el gobierno el 24 de agosto, “exige buena orientación para ser eficaz y eso depende de los miembros del Instituto Brasileño de Medio Ambiente (Ibama) que tienen experiencia en combatir los grandes agentes deforestadores en las áreas estratégicas para inhibir el fuego ilegal”, destacó Alencar desde Brasilia.

Sin embargo, la proliferación de los incendios ilegales se debe en buena parte a la desmovilización del Ibama. De sus oficinas en los 27 estados brasileños, la autoridad ambiental solo cuenta ahora con siete superintendentes. Los demás fueron relevados de su función en febrero, hasta ahora sin sustitución.

El desmantelamiento del sistema de prevención y control ambiental es, según los activistas, la misión del ministro de Medio Ambiente, Ricardo Salles, conocidamente vinculado a los “ruralistas”, los grandes terratenientes radicalmente opuestos a la conservación ecológica y a las tierras indígenas, con bancada propia en el parlamento.

Este año las multas aplicadas por inspectores del Ibama cayeron 23 por ciento en relación al año pasado, alentando delitos por la impunidad.

El ministro además ya casi echó a perder el Fondo Amazonia, creado con donaciones de Noruega y Alemania, que ya aportaron el equivalente a cerca de 900 millones de dólares para el financiamiento de proyectos de control de la deforestación y desarrollo sostenible.

Hasta ahora no logró explicar porque cuestionó la administración del Fondo, en un momento en que su ministerio carece de recursos y sufrió recortes presupuestarios.

La prédica de Bolsonaro contra la “industria de las multas” y el ambientalismo contribuye a estimular las ilegalidades en la neurálgica ecorregión.

Líderes de la gran agricultura destinada a la exportación se alarmaron por la repercusión de los incendios amazónicos y presionaron el gobierno por medidas de emergencia para la contención de las llamas. Temen posibles embargos europeos a productos sospechosos de provenir de tierras recientemente deforestadas.

Los agricultores deberían ser campeones de la preservación forestal también porque gran parte de las lluvias en el centro-sur brasileño, la región de mayor producción agrícola, dependen de la “evapotranspiración” de los árboles amazónicos, explican los investigadores del cambio climático,

Además, como la mayor área forestal tropical, la Amazonía es fundamental para evitar un mayor calentamiento del planeta, al retener gran cantidad de carbono.

No es proveedor de oxígeno, como dijeron el presidente francés Emmanuel Macron y el secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, sino un determinante regulador del clima.

Militares y soberanía

Se trata de un “bien común” de la humanidad, reconoció Macron que, al proponer un debate sobre un “estatuto internacional” de la Amazonía para evitar la destrucción forestal, reavivó los viejos temores militares brasileños.

Indígenas que viven en reservas fronterizas con los otros siete países de la cuenca amazónica podrían proclamar su independencia, quitándole parte del territorio a Brasil, teoriza por ejemplo Augusto Heleno Pereira, jefe del Gabinete de Seguridad Institucional, uno ministro muy cercano a Bolsonaro, también él un capitán retirado del Ejército.

Las organizaciones no gubernamentales (ONG) constituyen otros enemigos para los militares y el gobierno, que los perciben como sucesores de los comunistas de la Guerra Fría. Para algunos militares de Brasilia conspiran por intereses externos, especialmente europeos, y buscan obstaculizar el desarrollo brasileño, recurriendo al ambientalismo.

Como las ONG fueron esenciales a la construcción de la conciencia, las leyes y el sistema ambiental brasileño, será difícil impulsar una política de protección de la Amazonia sin su participación y con un gobierno en que los militares ocupan un tercio de los ministerios.

(IPS)/Mario Osava

 

Alertas - OFIP

ANP rechaza amenazas a periodistas de diario judicial Jornada en Ayacucho
30/11/2019

La Asociación Nacional de Periodistas del Perú – ANP expresa su firme rechazo a las amenazas por redes sociales contra el equipo periodístico del diario judicial Jornada, en Ayacucho, que tienen  [ ... ]


Tarapoto: Absuelven a periodista denunciado por congresista fujimorista
24/10/2018

SAN MARTÍN.- La Corte Superior absolvió al periodista de Tarapoto, Edgar Alarcón Zavaleta, denunciado por Esther Saavedra por presunta difamación agravada. La congresista fujimorista solicitó, a [ ... ]


Puno: Amenazan de muerte a periodista
02/10/2018

El periodista Liubomir Fernández Fernández, del diario La República, en Puno, fue amenazado de muerte por Rubén Choquehuanca Mamani, cuñado del candidato a la gobernación regional, Alexander Flo [ ... ]


Otras noticias

Filiales en Acción

Saludo a la ANP Sullana
15/02/2020

La Asociación Nacional de Periodistas del Perú (ANP) envía un saludo a la ANP Sullana por su octavo aniversario, deseando que el trabajo de sus afiliadas y afiliados fortalezca la presencia de nues [ ... ]


ANP Urubamba realizó asamblea
08/02/2020

La ANP Urubamba realizó su asamblea en la que entregó el carné ANP 2020 a sus integrantes, cumpliendo así con la actualización de su membresía para el año en curso. La Asociación Nacional de  [ ... ]


Filiales rinden homenaje a mártires de Uchuraccay
08/02/2020

Nuestras filiales, presentes en costa, sierra y selva, realizaron y participaron de actos cívicos, académicos, culturales y de memoria con motivo de conmemorar los 37 años de la inmolación de los  [ ... ]


Otras noticias

Informe Especial

El coronavirus amenaza al comercio mundial
22/02/2020

GINEBRA.- El crecimiento del volumen del comercio mundial seguirá debilitándose en el comienzo de 2020 y un nuevo componente, el efecto de la enfermedad del coronavirus (Covid-19), se sumará a los  [ ... ]


Fiscalía filtra y prensa publica, impunidad ante un feminicidio en México
15/02/2020

MÉXICO.- La fotografía de la última víctima conocida de feminicidio en México, Ingrid Escamilla, asesinada por su pareja, según su propia confesión, en que este  mutiló el cadáver de forma a [ ... ]


Activismo juvenil lidera guerra contra viejo orden mundial
08/02/2020

NACIONES UNIDAS.- Los jóvenes activistas del mundo, que suman más de 3800 millones de personas, parecen avanzar hacia una guerra con un viejo orden que consideran obsoleto y que pone en peligro el f [ ... ]


Otras noticias
Créditos: Eylen Jalilíe