Matriz Histórica
Del Gremio De La Prensa
Miércoles, 24 abril 2019
Becas - Cursos


Freelancers francesas forman un colectivo de periodismo feminista

Audrey Lebel dejó hace poco su trabajo full-time en una redacción para convertirse en freelancer full-time. Aunque sabía que la decisión traería sus dificultades, quería tener más libertad para centrarse en las historias que le interesaban. Y, al poco tiempo, descubrió que el trabajo independiente no era tan aislado ni competitivo como esperaba.

Mientras buscaba un espacio compartido de oficina, encontró algo mejor: un equipo de freelancers que compartían sus valores personales y periodísticos.

Lebel se unió a Judith Duportail, Cerise Sudry-Le Dû y Pauline Verduzier en su nuevo colectivo periodístico Journalopes, que puede traducirse, en inglés, a Journo-bitches.

El colectivo no solo comparte una oficina en París, sino también valores de solidaridad y comunidad, y trabaja en temas relacionados con los derechos de las mujeres y los derechos humanos.

"Es un estado de ánimo compartido. Es amabilidad, sororidad, ayuda mutua, compartir contactos, aconsejarse y apoyarse cuando un editor no ha respondido, ha rechazado una propuesta o quiere que revisemos una historia", explica Lebel.

En los últimos dos años llegaron nuevos miembros y el equipo ahora tiene seis mujeres, lo que Lebel considera un número práctico para un grupo que desea permanecer cohesionado y manejable. Duportail y Sudry-Le Dû se mudaron recientemente, a Berlín y Estambul respectivamente, pero las redes sociales las ayudan a permanecer estrechamente conectadas.

Las periodistas se ponen al día a diario en un grupo privado de Facebook y tienen un grupo de WhatsApp en el que mezclan conversaciones personales y profesionales. Cada mes organizan una reunión en Skype donde hablan sobre su trabajo en curso e ideas para proyectos futuros.

Si bien todas cubren los derechos de las mujeres, han cultivado una experiencia en diferentes temas, incluyendo redes sociales, la intimidad y los derechos de las mujeres en diferentes regiones del mundo.

Lebel dice que rara vez hay competencia, y siempre que surge una tensión en el equipo se comunican de inmediato. En lugar de generar problemas, su fuerte identidad les ha permitido llegar a ser más conocidas, y promueven el trabajo del grupo a través de sus redes sociales colectivas.

"Hemos ganado visibilidad porque tras dos años estamos claramente identificadas como un colectivo feminista y femenino que cubre temas sociales relacionados con los derechos de las mujeres en Francia y el extranjero", dice Lebel.

Las periodistas se apoyan mutuamente en los fracasos y los rechazos, pero también celebran los éxitos de las demás, lo que aumenta la confianza del equipo. El año pasado, por ejemplo, Lebel reporteó desde Ucrania.

"No creo que me hubiera ido a vivir a Ucrania sin las Journalopes", dice Lebel. "Ellas me demostraron que podía hacerlo".

Mientras estuvo allí Lebel nunca se sintió sola; incluso se ha sentido más segura por ser parte del colectivo. Cada vez que una miembro va a una zona de conflicto, comparte sus números locales con el resto del grupo, así como los de su fotógrafo y fixer.

"El grupo tiene nuestra agenda, incluidos los días y los lugares donde planeamos estar", cuenta Lebel. "Es una ventaja increíble".

Cuando Journalopes acababa de nacer, sus miembros ya tenían claro que no querían ser amigas sino compañeras de trabajo, pensando que mezclar trabajo y amistad no sería eficiente ni productivo. Sin embargo, a través de sus experiencias compartidas, se acercaron y ahora se consideran una familia. Durante su reunión mensual de Skype, hablan sobre trabajo, pero suelen terminan compartiendo temas personales.

"Como en cualquier colectivo, redacción o equipo, hay tensiones, pero sabemos cómo manejarlas", dice Lebel. "Con Journalopes todas hemos encontrado lo que queríamos, y estar juntas es una verdadera fortaleza”.

Clothilde Goujard/ijnet.org/es

 
Bausate: Semilleros enriquecen su proyecto de investigacion con opinión experta

Una conferencia sobre “Medios de Comunicación y Prevención de Desastres” se realizó el 14 de noviembre en la Universidad Jaime Bausate y Meza, con el fin de enriquecer “con opinión experta”, el proyecto de investigación que, sobre este mismo tema, desarrolla uno de los semilleros de investigación de esta casa superior de estudios.

La conferencia, que estuvo a cargo del periodista Roberto Ochoa, fue presidida por el Director del Instituto de Investigación, Dr. Luis E. Garay Peña, y contó con la participación no solo de los estudiantes que integran el equipo encargado del proyecto de investigación, sino también de otros estudiantes interesados en el tema.

Esta es la segunda conferencia que, con el mismo fin, organizan los semilleros de investigación. La primera trató sobre “el lenguaje escrito e icónico en Facebook y su incidencia en la redacción periodística”, que es materia de investigación de otro semillero.

 
La corresponsalía extranjera ya no es lo que era

La industria de los medios ha experimentado cambios enormes en la última década, y uno de los trabajos que se ha visto más afectado es el de la corresponsalía extranjera. Se han cerrado muchas oficinas internacionales, dejando a la mayoría de los periodistas que querían trabajar allí con pocas opciones salvo la de desempeñarse como freelancers.

Sin embargo, ganarse la vida como freelancer internacional es cada vez más insostenible. Dado que los medios pagan salarios limitados y reducen su cobertura internacional, varios periodistas han señalado cuán grave se ha vuelto la situación para los corresponsales extranjeros.

Frente a una industria cambiante, algunos reporteros han tenido que abandonar su carrera en el exterior, mientras que otros han tomado caminos alternativos para seguir desempeñando su trabajo.

Megha Rajagopalan, corresponsal internacional de Buzzfeed News en Medio Oriente, logró sus objetivos profesionales al elegir un camino no tradicional.

“Las trayectorias profesionales solían ser muy distintas para quienes se iniciaban en los años 90, o incluso hasta principios del 2000. Pero para mi generación de corresponsales occidentales, ingresar a la profesión tras la crisis financiera de 2008 fue muy diferente", dice.

Cuando estaba en la universidad, el consejo constante que recibía Rajagopalan era que debía comenzar su carrera profesional en una redacción de Estados Unidos, trabajar duro y, finalmente, algún día, la enviarán al extranjero: un consejo que los periodistas veteranos le siguen dando a los más jóvenes.

"La realidad es que por lo general ya no funciona así", cuenta. "La forma en que aconsejamos a los periodistas que intentan ingresar a una corresponsalía también debería cambiar".

Al graduarse en 2008, Rajagopalan viajó a China con una beca Fulbright, donde tomó la decisión de ser corresponsal extranjera. Después de una pasantía en ProPublica en los Estados Unidos, ingresó en el programa de capacitación de nivel inicial de Reuters, donde saber chino le dio una ventaja. A partir de ahí, fue contratada por Reuters China por cuatro años y se cambió a Buzzfeed China en 2016. Hace poco se mudó a Medio Oriente, también de la mano de Buzzfeed.

"Varios de mis amigos han hecho el mismo camino: comienzan en un servicio de cable, pasan unos años allí, se especializan en algo y tal vez después consiguen trabajar a un ritmo más lento”, explica.

Aunque el programa de Reuters fue extremadamente competitivo, Rajagopalan dice que gracias a él su trayectoria fue más estable que si se hubiera lanzado al freelancing desde un comienzo.

Anna-Catherine Brigida dejó los Estados Unidos después de graduarse de la universidad y viajó a América Latina, donde trabajó de manera independiente para publicaciones internacionales como el Washington Post y The Guardian.

"He trabajado como freelancer durante casi tres años y es una lucha financiera constante", dice. "Siento que no dejo nunca de trabajar, y no importa lo mucho que trabaje: siempre está esa tensión financiera que me afecta porque mis ingresos no son suficientes para vivir".

Brigida cuenta que ya tenía dificultades financieras incluso cuando era más joven y tenía pocos gastos o responsabilidades, y vivía en países con bajos costos de vida en los que se le pagaba en dólares estadounidenses o libras esterlinas, monedas con tipos de cambio ventajosos.

Al graduarse, se dio cuenta de que su única opción para convertirse en corresponsal en el extranjero era trabajar por cuenta propia. Como hablaba español con fluidez y tenía experiencia cubriendo temas de inmigración de América Central, se mudó a Guatemala.

"Hablar español me resultó muy útil porque hoy no es económicamente viable pagarle a un traductor", dice.

Si bien tenía mucho trabajo, los editores a veces tardaban semanas o meses en publicar sus historias, lo que retrasaba sus pagos.

En 2019,  Brigida ya no estará dentro del plan de salud de sus padres, y ese gasto adicional pesará sobre su ajustado presupuesto, lo que hace que se replantee su futuro laboral.

"Creo que ser freelancer a tiempo completo en distintos medios de comunicación nunca llevará a la estabilidad económica. No me gusta que sea así y me parece que la industria necesita cambiar”, dice. "Ahora estoy buscando otras opciones y formas de conseguir empleos a tiempo parcial que ofrezcan más estabilidad".

En noviembre, Brigida comenzó a trabajar como redactora en el boletín Migratory Notes: una oportunidad que le brindará un ingreso más confiable. En uno de los últimos números de esa publicación, compartió su experiencia como freelancer internacional.

ijnet.org/es- Clothilde Goujard

 
Buzzfeed busca becario/a de redes sociales

Estudiantes universitarios que estén cursando sus estudios o acaben de terminarlos pueden postular a esta beca.

BuzzFeed España busca un becario/a de redes sociales que sea creativo/a y gestione con éxito sus cuentas personales o las de su blog, newsletter o cualquier otro proyecto digital.

Quien obtenga el puesto participará en reuniones de equipo, buscará y creará contenido para distintos canales sociales, ayudará al equipo de Social Medio con la gestión y planificación de los perfiles sociales de BuzzFeed España (BFES, LOLA, Muy Nifty, Bring Me, etc) y más.

La posición es remunerada y tendrá una duración de seis meses a medio tiempo en la oficina de BuzzFeed en Madrid.

ijnet.org/es

 
Universidad Bausate y Meza: Premian a ganadores de concurso de fotoperiodismo

Como parte de las celebraciones por el X Aniversario de la Universidad Jaime Bausate y Meza, el jurado calificador del Concurso Anual de Fotoperiodismo 2018: "Lima, capital en crisis urbana"; Richard Morris, presidente de la ANP-Lima; José LLerena, miembro de la Asociación de Reporteros Gráficos del Perú y Alan Ramírez, reportero gráfico del Diario El Trome; evaluaron las fotografías de los alumnos participantes. Tras su deliberación por unanimidad declararon ganadores a los siguientes alumnos:

Primer Puesto: Guilson Efraín León Illescas

Segundo Puesto: Claudia Marisol Rosales Álvarez

Tercer Puesto: William Saúl Carhuachin Yzquierdo

En la mesa de honor de la ceremonia de premiación estuvieron presentes el vicerrector académico, Dr. José García Sosaya; el director de la Escuela Profesional de Periodismo, Mg. Edgar Dávila Chota y el coordinador académico, Lic. Rómulo Luján Roque; junto a los miembros del jurado calificador.

A los ganadores se les hizo entrega de un diploma de honor y los premios establecidos en las bases.

 
«InicioPrev12345678910PróximoFin»

Página 8 de 116
Créditos: productionscerise