Matriz Histórica
Del Gremio De La Prensa
Miércoles, 24 abril 2019
Becas - Cursos


¿Quieres conservar suscriptores? Elimina el contenido que nadie lee

Si los medios quieren atraer y retener a los suscriptores, deben recurrir a la psicología... e insistir, insistir y volver a insistir. Esa es una de las grandes conclusiones de una reciente cumbre sobre engagement. Y aquí hay otra idea: ¿Qué pasa si simplemente te deshicieras del contenido que nadie lee?

La cumbre sobre engagement que organizó INMA en noviembre pasado examinó de qué manera las redacciones pueden lograr que los lectores se conviertan en suscriptores de por vida. Esa cumbre fue resumida en un informe publicado recientemente por INMA. A continuación, algunas claves y recomendaciones.

— Los medios afirman que el engagement es importante, pero no siempre le destinan recursos. Según INMA, “el engagement es el factor más importante para que ingrese dinero de parte de los usuarios”, pero una encuesta a 60 medios antes de la cumbre reveló que el 59% de ellos gastaba menos en engagement que en la captación de usuarios rentables. El Financial Times es un caso atípico aquí, ya que gasta tres veces más en engagement que en captación, e INMA dice que "la mejor práctica es invertir entre tres a 10 veces tanto en engagement como en captación”.

— Elige una métrica de engagement y no la cambies. El Financial Times, por ejemplo, define el engagement como "antigüedad + frecuencia + volumen". El Wall Street Journal se concentra en los usuarios activos mensuales. The Telegraph de Londres se centra en el total de suscripciones. Matt Skibinski, de Lenfest, define al engagement simplemente como "el momento en que tus lectores consideran que tu contenido, productos y marca son lo suficientemente valiosos como para que estén dispuestos a pagar por ellos".

— Averigua cómo construir hábitos, dice Charles Duhigg, columnista y editor senior del New York Times y autor de bestsellers como The Power of Habit. Dice:

En nuestra industria deberíamos fijarnos en qué recompensas estamos ofreciendo a los lectores. Cuando estudias las analíticas de usuario, ¿qué tipo de respuestas obtienes? ¿Qué están haciendo los usuarios con el sitio web que no está contemplado en tu modelo? ¿Qué recompensas se dan entre sí?

Duhigg habló sobre el poder de la emoción en la construcción de hábitos. Leer para odiar es algo adictivo; ¿hay algo más positivo que pueda reemplazarlo?

"Si nos fijamos en los últimos dos años, la cantidad de enojo que producen las noticias ha aumentado nuestro tráfico", dijo Duhigg, refiriéndose a la cobertura del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump. "El enojo es la emoción que mayor excitación produce, y nadie cree que sea una emoción disfrutable. Si le dices a alguien "¿Te gustaría estar enojado?”, te dirá universalmente que no. Pero lo cierto es que luego lee algo en Twitter que le indigna, lo compartirá y lo leerá una y otra vez. Tenemos que encontrar otras recompensas emocionales para entregar contenido sostenible”.

El énfasis que históricamente han puesto los medios para vender las noticias es esperar que la gente las consuma porque “son buenas para ti”, como las verduras. Pero esa supuesta bondad, en opinión de Duhigg, carece de recompensa emocional. "Para la salud de la nación y del mundo, las verduras son importantes. No estoy diciendo que no deberíamos ofrecer verduras. Pero para la salud financiera de nuestros medios, las recompensas son los dulces".

— Insiste, insiste, insiste. Cuando el Globe and Mail de Canadá comenzó a enviar correos electrónicos a los suscriptores con mayor propensión a darse de baja, logró reducir la tasa de cancelación en un 140%. Los suscriptores que recibieron el correo electrónico y que no habían iniciado sesión durante 30 días redujeron la cancelación en un 27%.

— ¿Y si te deshicieras del contenido que nadie lee? USA Today Network realizó una campaña interna diseñada en torno al concepto "Dejar de hacer cosas que los lectores no quieren". Construyó una herramienta llamada Pressbox para mostrar a sus periodistas cómo le está yendo a sus artículos. La herramienta funciona en base no solo A las páginas vistas sino al "volumen, tiempo de engagement y fidelidad (frecuencia de retorno)".

"Podríamos eliminar la mitad de nuestra producción periodística y nuestro tráfico realmente no cambiaría si lo reemplazáramos por nada", dijo Josh Awtry, director senior de estrategia de noticias de USA Today Network. "¿Qué pasaría si reemplazáramos eso con contenidos que los lectores realmente quieren? Sabíamos desde el principio que no solo queríamos contar visitas de página... Estamos publicando 2,7% menos de contenido por mes y las visitas de página han aumentado”.

Mientras tanto, los periódicos del Times de Reino Unido decidieron deshacerse del contenido que duplicaba lo que ya estaba disponible en la BBC, y que el 98% de los lectores del Times ya utilizan semanalmente. "Nos retiramos efectivamente de las noticias de última hora", dijo el editor en jefe del Times, Chris Duncan. "Nuestros lectores realmente no las valoraban. Entonces, ¿por qué competir en algo que nuestros clientes no valoran? "

— A la gente le gustan las sorpresas. The Atlantic intenta encontrar pequeñas recompensas al azar para los suscriptores, contó Emilie Harkin, directora senior de marketing y crecimiento. Dos ejemplos: enviar a un lector un pequeño obsequio y recrear una versión digital de un número especial e histórico de Martin Luther King Jr. para suscriptores digitales.

Otro ejemplo de pequeñas cosas que ayudan: el Atlanta Journal-Constitution mejoró la retención de suscriptores al crear una campaña para que accedieran al pago automático de la suscripción. Hasta ese momento, el 45% de los suscriptores todavía recibía facturas impresas.

Laura Hazard Owen//ijnet.org/es

 
¿Dónde trazar el límite personal en las redes? Consejos para periodistas

Buscar fuentes, interactuar con los lectores, seguir sucesos en vivo y promover tu trabajo: la era digital brinda a los periodistas nuevas herramientas y canales para realizar sus funciones. Sin embargo, a medida que más y más actividades se realizan online y se difunden en las redes sociales, se vuelve cada vez más difícil establecer límites entre lo personal y lo profesional en público. No solo están en juego la credibilidad y la reputación, sino también la privacidad y la seguridad.

Algunos periodistas disfrutan de los comentarios online y la capacidad de establecer una relación íntima con los lectores, mientras que otros terminan sintiéndose sobreexpuestos y vulnerables.

Las mujeres corren mayores riesgos de ser humilladas, intimidadas, menospreciadas, degradadas o silenciadas, como lo confirma un informe reciente de Amnistía Internacional. Un estudio previo de la International Women’s Media Foundation (IWMF) reportó que cerca de un tercio de las mujeres periodistas ha considerado abandonar la profesión debido a las agresiones online.

Aun así, una presencia online efectiva puede ayudar a amplificar historias, crear conexiones y encontrar trabajo, especialmente para los profesionales freelance que no cuentan con el respaldo de una publicación establecida.

IJNet habló con dos periodistas que son sumamente activas en las redes — Anna Codrea-Rado y Dodai Stewart — sobre cómo negocian sus límites personales. Codrea-Rado es una freelancer especializada en tecnología y cultura. Ella usa las redes solo con fines profesionales –sumándole a sus posteos una sana dosis de personalidad– y ha lanzado un boletín semanal sobre freelancing. Stewart es editora de metro en el New York Times y una de las fundadoras del sitio para mujeres Jezebel. Tiene más de 40.000 seguidores en Twitter, donde combina contenido profesional y personal.

Ten cuidado

Todos deben tener cuidado con lo que comparten online. Incluso información personal aparentemente inocente podría ser usada con propósitos maliciosos. "No es probable que publique mi ubicación en el momento en que me encuentro allí", dice Stewart. "La mayoría de las veces la publicaré más tarde porque sé que es fácil rastrear a las personas".

Stewart sufrió más acoso cuando escribía exclusivamente sobre mujeres en Jezebel, pero todavía actúa con precaución: "Soy muy rápida para bloquear y silenciar a las personas, y en mi configuración solo veo respuestas de las personas a las que sigo en Twitter. Eso es muy útil”.

No olvides las buenas prácticas periodísticas

Debido a que escribe sobre cultura digital y el futuro del trabajo, Codrea-Rado considera que las redes sociales son una herramienta importante para encontrar historias y fuentes. "Para una historia en la que trabajé hace poco hice el contacto con mis fuentes a través de Facebook y Twitter", dice.

Así como hay una forma correcta y otra incorrecta de contactar y tratar a las fuentes en persona, también la hay en el mundo digital, explica. Preséntate, explica tus intereses y tu punto de vista de la misma manera que lo harías en cualquier otro contexto, como si te encontraras con alguien en persona por primera vez.

No se trata solo de marketing

“Twitter me parece muy divertido y tengo muchos seguidores, por lo que me es útil de diferentes maneras: puedo hacer encuestas informales o difundir historias en las que estoy interesada o en las que he trabajado. Puede ser una buena herramienta para amplificar mi trabajo”, dice Stewart. Sin embargo, no se olvida de divertirse con posteos más relajados: "Parte del truco es la diversidad de lo que publico”.

Para los freelancers es importante mantener una presencia visible online, dice Codrea-Rado. "Para decirlo sin rodeos, es parte la autopromoción; del marketing personal”.

Sin embargo, las redes sociales tienen un potencial más allá de la autopromoción. Pueden ser utilizadas para conectarse con colegas freelancers y redes profesionales y así invertir el trabajo solitario. “Tiendo a promover todas las historias que escribo (incluido el trabajo de marca), pero no solo me promociono. También me relaciono con otros y utilizo las plataformas principalmente como un medio para hablar con personas, incluyendo fuentes y miembros de la comunidad freelance".

Toma medidas contra el abuso

La violencia y el abuso nunca deberían ser tolerados, dice Codrea-Rado, y no deberían ser aceptados como “parte del trabajo”. “Si te han agredido como resultado de un artículo que publicaste, envíale esos mensajes a tu editor”, aconseja.

Stewart está de acuerdo en que las amenazas y el acoso son un punto crítico. Hay herramientas disponibles en sitios web y redes sociales para usar en dichas circunstancias.

ijnet.org/es/ Cristiana Bedei

 
En 2019 las redacciones se centrarán en medir su impacto

Los medios se han vuelto muy buenos en medir clics, alcance y compromiso. Somos excelentes para determinar quién está leyendo nuestro contenido, durante cuánto tiempo y cómo lo comparte.

Lo que no hacemos tan bien es medir por qué nuestro contenido importa. ¿Una historia ayudó a alguien a tomar una mejor decisión sobre la atención médica, a contactar a un miembro del municipio o a gastar el dinero de manera más inteligente? ¿Un artículo instó a los funcionarios a arreglar una intersección peligrosa, a mejorar los servicios para personas sin hogar o a erradicar políticas que facilitaran la corrupción? En otras palabras, ¿condujo a una acción concreta que ayudara a nuestras audiencias?

En 2019, los medios informativos intensificarán sus esfuerzos para medir su impacto en la sociedad, y no solo porque esa medición nos hará sentir mejor. Estamos enfrentando una crisis sin precedentes en la credibilidad de los medios, y una forma de recuperar la confianza de nuestras audiencias actuales y potenciales es mostrarles que el periodismo desempeña un papel vital para mejorar sus vidas.

Las redacciones de McClatchy, por ejemplo, abogan por la credibilidad y la confianza a través de su campaña #ReadLocal (#LeeLocal). Allí destacan investigaciones y artículos importantes que han llevado a cambios concretos en las vidas de sus lectores. Esta iniciativa da un paso más allá de las prácticas de otros medios de comunicación que se conectan activamente con sus audiencias a través de las redes sociales, eventos en vivo y otras actividades que tradicionalmente no formaban parte del trabajo de la redacción.

El Center for Investigative Reporting, ProPublica y Gannett se encuentran entre los medios que han dado prioridad al seguimiento del impacto de sus historias. Anjanette Delgado, directora digital senior de Detroit Free Press, dirige los esfuerzos de Gannett. Primero ayudó a desarrollar Impact Tracker para el Journal News Media Group, también parte de Gannett. El equipo de investigación consideró que las métricas de audiencia tradicionales no capturaban los grandes cambios impulsados por sus artículos. Ahora, toda la red de Gannett USA Today puede usar la nueva herramienta para determinar qué historias tienen el mayor impacto.

Y la tendencia va más allá de las fronteras de Estados Unidos. El becario ICFJ Knight Pedro Burgos creó una impresionante herramienta en Brasil que utiliza la automatización para encontrar ejemplos de cómo el periodismo crea un cambio positivo. Su herramienta se llama Impacto, y seis medios de comunicación de su país la están utilizando para buscar en documentos públicos, redes sociales e investigaciones académicas cuándo una pieza periodística marcó una diferencia. Impacto puede detectar si una historia fue citada por personas influyentes, como legisladores que la incluyen en un proyecto de ley, o funcionarios municipales que la citan como una razón para limpiar un vertedero.

La premisa es que al buscar y compartir ejemplos de un impacto positivo con las audiencias, la confianza en los medios crecerá. Uno de los periódicos que usa Impacto, por ejemplo, mapea todas las respuestas positivas a un artículo, por lo que cuando un lector llama para cancelar su suscripción, se le puede mostrar cómo el periódico ha mejorado la calidad de vida en el vecindario de esa persona.

Una gran parte del proyecto de Pedro, que también recibe apoyo de Google News Lab, no es solo desarrollar y probar Impacto. Implica que los medios se den cuenta de la importancia de medir el impacto, independientemente de la herramienta que elijan utilizar. Ha hablado de esto en conferencias en todo el continente americano y se reunió con redacciones de cinco países. La reacción suele ser entusiasta: “¡Sí! ¿Cómo podemos hacerlo?"

A partir de 2019 habrá cada vez más herramientas que las redacciones podrán utilizar para hacer precisamente eso. Mostrar el impacto se convertirá en una forma esencial de retener y ampliar la audiencia ofreciendo información confiable y precisa. Creo que nuestro futuro depende de ello.

Patrick Butler/ijnet.org/es

 
Fact-checking en el mundo: CrossCheck de Nigeria

Una teoría conspirativa de Nigeria comenzó, como suele ocurrir, en las redes sociales. El rumor afirmaba que el presidente Muhammadu Buhari, de 75 años, estaba muerto y había sido reemplazado por un impostor que, tras una cirugía, tenía un aspecto similar.

El periódico Guardian de Nigeria informó que "las declaraciones que repiten esa farsa se han visto en Facebook, Twitter y YouTube más de 500.000 veces".

Se trata solo de un ejemplo de las falsedades que se han difundido en el camino hacia las elecciones de febrero de 2019, y que llevaron a profesionales de los medios a organizarse y unir fuerzas para investigar y desmentir información engañosa y falsa sobre candidatos, partidos políticos y actividades de campaña. Esperan así que las conspiraciones y mentiras no influyan en los votantes ni afecten los resultados electorales.

En noviembre nació en el país una nueva organización de fact-checking: CrossCheck Nigeria investigó las declaraciones acerca de la muerte del presidente Buhari y no encontró ninguna evidencia que las sustentara. También descubrió que algunos miembros de la oposición estaban detrás del invento.

First Draft, la principal organización de verificación del Reino Unido, brindó la tecnología y la experiencia para ayudar a lanzar el proyecto. Las otras iniciativas de First Draft, Comprova en Brasil y CrossCheck Francia, ofrecieron modelos de trabajo.

El panorama político de Nigeria estaba plagado de inventos, exageraciones y mentiras cuando CrossCheck comenzó a planificar la estrategia para las próximas elecciones.

"Los últimos meses demostraron no solo que los políticos inventarían información para obtener ventajas políticas y perjudicar a los oponentes, sino también el enorme daño que las noticias falsas pueden causar en nuestra política", dijo Dayo Aiyetan, director fundador del International Centre for Investigative Reporting (ICIR) de Nigeria, que está supervisando el proyecto.

Alrededor de 50 periodistas de medios impresos, televisivos, radiales y digitales están involucrados con CrossCheck. Muchos de ellos asistieron a un campamento de formación de dos días en Lagos, dirigido por un capacitador de Comprova, Brasil, para aprender habilidades avanzadas para detectar y desacreditar información errónea.

¿Cómo convenció el ICIR a los medios de comunicación del país a cooperar?

“A decir verdad, no fue fácil. Son ferozmente competitivos y solían hacer verificaciones por sí solos”, cuenta Aiyetan. "Tomó mucho trabajo: hubo que visitarlos y convencerlos de la necesidad, no solo de trabajar juntos en la verificación –como en una redacción–, sino también de coordinar nuestros informes”.

Sin embargo, los directores de medios informativos de Nigeria ya estaban preocupados por el diluvio de noticias falsas en las campañas políticas. "Solo tuvimos que pintar el escenario del enorme daño que podrían hacer las noticias falsas si no se controla", dice Aiyetan, un experimentado periodista de investigación.

Las redacciones participantes monitorean CrowdTangle y TweetDeck para evaluar la atención que el público presta a ciertos problemas. Los periodistas revisan sitios web y redes sociales usando palabras clave relacionadas con la escena política.

La cooperación es clave. Los periodistas comparten notas, fuentes y procesos de verificación, que se archivan en una base de datos central. Aiyetan explica que al menos cinco periodistas profesionales deben ponerse de acuerdo sobre las conclusiones de un informe antes de que se publique en el sitio web del proyecto.

Los objetivos de CrossCheck son mejorar la precisión y la credibilidad de los medios nigerianos, fomentar la confianza del público y brindar herramientas para que los ciudadanos reconozcan la información errónea. CrossCheck también necesita atraer feedback.

El sitio web de CrossCheck pide a los usuarios enviar links o tips vía WhatsApp, Twitter o Facebook.

Aiyetan ve a CrossCheck como un paso importante para los medios de Nigeria, "en el camino de tratar de manera proactiva con esta amenaza" y, hasta ahora, han tenido poco descanso.

Por ejemplo, en una publicación del 14 de diciembre, CrossCheck desmintió una supuesta declaración de la esposa del presidente Buhari diciendo: "Cualquiera que vote por mi esposo es un tonto".

El artículo había sido compartido 22.000 veces en Facebook, con miles de publicaciones online repitiendo la mentira. CrossCheck no encontró evidencia de que Aisha Buhari hiciera tal declaración.

Las redacciones asociadas a CrossCheck Nigeria incluyen The Premium Times, Daily Trust, Agencia de Noticias de Nigeria, The Guardian, Agence France-Presse, The Nation, Tribune, This Day, Africa Check, The Sun, Channels Television, The Cable, Freedom Radio, First Draft, Sahara Reporters y el Departamento de Comunicación de Masas de la Universidad de Lagos.

/ijnet.org/es/Sherry Ricchiardi

 
Equipo de la BBC comparte el trabajo detrás de investigación viral de código abierto

En julio de 2018, un video que mostraba a mujeres y niños siendo fusilados por hombres en uniformes militares comenzó a circular en las redes sociales. Amnistía Internacional acusó a soldados cameruneses por esos asesinatos. El gobierno de Camerún inicialmente desestimó los informes, calificándolos de "noticias falsas" e insistió en que los soldados no eran cameruneses.

A través del análisis forense digital y el periodismo de código abierto, Africa Eye, la unidad de investigación de la BBC en África, pudo identificar cuándo y dónde ocurrieron las matanzas, el tipo de armas utilizadas y la identidad de los perpetradores. La investigación demostró que los uniformes militares que usaban los soldados en el video eran, de hecho, los que usaban algunas divisiones del ejército camerunés.

El periodismo y la investigación de código abierto involucran el uso de información pública, como imágenes satelitales, conjuntos de datos abiertos y redes sociales, para contar una historia o verificar eventos. Los periodistas pueden extraer, chequear y analizar datos o información fácilmente disponibles en Internet.

La investigación atrajo mucha atención debido en primer lugar a la naturaleza horrible de los asesinatos, y también por las técnicas utilizadas para investigar e ilustrar diferentes aspectos de lo ocurrido. Africa Eye publicó un hilo en Twitter con el resumen de la investigación, que recibió más de 70.000 "me gusta" y 50.000 retweets.

El productor de la serie en Africa Eye de la BBC, Daniel Adamson, y el investigador de código abierto Benjamin Strick, hablaron con IJNet sobre cómo pudieron llevar a cabo la investigación.

Determinar un marco de investigación

Los investigadores de Africa Eye quisieron responder tres preguntas: ¿Dónde sucedió? ¿Cuando sucedió? ¿Quién fue el responsable?

Delinear los elementos que uno espera descubrir, y cómo llegar allí más rápido, facilitará un proyecto de periodismo de código abierto. Para tener una idea de los elementos centrales que se necesitarían para una investigación en particular, Adamson sugiere mirar otros trabajos de código abierto.

“Comienza por seguir a Bellingcat en Twitter”, dice. “Lee todo su trabajo y mira las herramientas que usan. También sigue al equipo de Investigaciones Visuales del New York Times: son brillantes en el trabajo de código abierto. Para documentales de investigación de toda África, sigue a BBC Africa Eye en YouTube. Si ves todo su trabajo, comenzarás a desarrollar una comprensión de los elementos centrales que necesitas para investigar".

Una vez que tengas un marco, hacer la investigación real requiere seguir procedimientos o procesos particulares que ayuden a organizar y acelerar el proceso de investigación. Es posible que cada enfoque no sea exactamente el mismo para todos los casos, pero para una mayor eficiencia ayuda tener sistemas implementados dice Strick, quien a menudo trabaja al revés en sus investigaciones, eliminando lo que él sabe que no es verdad.

Utilizar herramientas gratuitas

Las herramientas que el equipo utilizó para investigar los asesinatos están disponibles para cualquier persona con una computadora y acceso a Internet.

“El trabajo de código abierto puede ser realizado por cualquiera. Las herramientas son en su mayoría gratuitas. Solo se necesita una buena disposición para aprender, un enfoque metódico y paciencia”, explica Adamson.

Strick usó un reproductor de video para analizar el video cuadro por cuadro, y Google Earth para identificar la ubicación en que fue filmado. El equipo también usó Sentinel Hub –un programa de la nube que analiza imágenes satelitales– para comparar con el material de archivo y confirmar las ubicaciones, y SunCalc, una aplicación online que muestra las fases del movimiento del sol y la luz solar para determinar a qué hora se produjo la matanza.

Colaborar con personas que no se dedican al periodismo

El periodismo de código abierto depende en gran medida de la colaboración con personas que no son periodistas para sumar y verificar hechos. El equipo que trabajó en el proyecto incluyó a tres reporteros de la BBC y un grupo de otros 15 colaboradores que se organizaron en un grupo de Twitter y un canal de Slack. Analistas e investigadores de Amnistía Internacional también contribuyeron a la investigación.

“Hay toda una comunidad de analistas de código abierto online, muchos de los cuales tienen especialidades y áreas de expertise. Su colaboración es esencial para estas investigaciones”, dijo Adamson. "Todos los hallazgos, por supuesto, son verificados independientemente por la BBC".

Si bien las colaboraciones brindan una gran cantidad de habilidades y conocimientos, Adamson también señaló que el proceso de trabajar con investigadores de código abierto puede ser difícil, ya que están acostumbrados a publicar información apenas la encuentran.

"La comunidad de investigación de código abierto está acostumbrada a trabajar de manera muy transparente, publicando en Twitter cada hallazgo individual a medida que avanzan", explica Adamson. "Fue un desafío lograr que no publicaran: que esperaran y guardaran silencio hasta completar la investigación; hasta llegar al fondo de la historia”.

Mandla Chinula/ /ijnet.org/es

 
«InicioPrev12345678910PróximoFin»

Página 6 de 116
Créditos: productionscerise