Matriz Histórica
Del Gremio De La Prensa
Martes, 20 febrero 2018
Internacionales


CIDH condena y exige investigación del asesinato de dos periodistas en Brasil

WASHINGTON (EEUU).- La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) condenó los asesinatos de dos periodistas ocurridos en Brasil este enero y urgió a las autoridades del país a que investiguen los motivos de estos ataques.

 

A través de la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión, el organismo reclamó a las instituciones brasileñas que indaguen sobre el contexto de los sucesos para conocer si éstos estuvieron relacionados con la propia actividad periodística.

En esta línea, también instó a que se identifique a los autores de los homicidios y se impongan las correspondientes sanciones a los responsables, según un comunicado de la Comisión.

Los hechos a los que hace referencia son el asesinato del periodista Ueliton Brizon, que tuvo lugar el 16 de enero en la ciudad de Cacoal -Radonia-, y del locutor Jefferson Pureza, un día después en la ciudad de Edealina, estado de Goiás.

En el primer ataque, Brizon, que también era concejal suplente en la localidad, fue disparado por un motociclista mientras él conducía otra moto, acompañado de su esposa, que salió ilesa.

Brizon trabajaba en el Jornal de Rondonia y escribía sobre política local y denuncias.

Por su parte, Pureza, locutor de un programa de investigación de Beira Ria FM, recibió varios disparos en el garaje de su casa por parte de dos personas que se desplazaban en una motocicleta.

La Comisión, órgano autónomo de la Organización de Estados Americanos (OEA), expresó que, según las informaciones conocidas, ambos periodistas habían sido amenazados previamente y se había registrado un incendio en la radio local el pasado noviembre.

Sobre el existente programa de protección para los defensores de los derechos humanos brasileño, la institución subrayó la relevancia de ajustar los mecanismos a las necesidades de los periodistas y ampliar su difusión.

 

En este sentido, también reclamó al Estado que “fortalezca” las vías de protección para los comunicadores a nivel nacional, así como que dote de un presupuesto para su funcionamiento.

 
Uchuraccay: Federación Europea de Periodistas llama a nunca olvidar sacrificio de mártires

En memoria de los periodistas asesinados en Uchuraccay, la Federación Europea de Periodistas (FEP) se suma a la Asociación Nacional de Periodistas del Perú (ANP) y a la Federación de Periodistas de América Latina y el Caribe (FEPALC) para exigir que el caso, todavía impune, encuentre justicia.

 

La masacre de Uchuraccay representa un caso emblemático de impunidad. Desde Europa, seguimos confiando en que se convierta en un caso emblemático de justicia.

No podemos aceptar la impunidad ante la responsabilidad política de la matanza. No podemos entender la protección de los culpables por parte de las Guardia Nacional y de las Fuerzas Armadas.

Hace poco más de tres meses, asesinaron con un coche bomba a Daphne Caruana Galizia, una de las periodistas de los Panamá Papers, en Malta, país de la Unión europea. Y todavía no sabemos nada sobre los que ordenaron ese acto de barbarie.

Junto con ANP y la FEPALC, la FEP denuncia la impunidad rampante de los ataques contra los periodistas. Las Naciones Unidas recordaron hace poco que entre 2006 y 2016, 930 periodistas y trabajadores de los medios fueron asesinados, y que en nueve de cada diez casos los responsables nunca son llevados ante un juez.

 

La FEP pide justicia, en memoria de todos los periodistas que han sido asesinados. La FEP pide justicia en memoria de Daphne Caruana Galizia. Y en memoria de las víctimas de Uchuraccay. Nunca les olvidaremos.

 
Fepalc condena asesinato de periodistas en Guatemala y exige no quede en la impunidad

La Federación de Periodistas de América Latina y el Caribe (Fepalc) expresa su solidaridad con los periodistas de Guatemala, ante el brutal asesinato de dos colegas en esta nación centroamericana.

 

Los cuerpos de los periodistas asesinados, Laurent Ángel Castillo Cifuentes, de 28 años y corresponsal del periódico Nuestro Diario y Luis Alfredo Girón, de 30 años, quien laboraba para la emisora de radio Coaltepec, fueron localizados en medio de unos cañaverales, ubicados en una aldea del municipio de Mazatenango, en el sureño departamento de Suchitepéquez, atados de pies y manos, con evidentes signos de violencia y un disparo en la cabeza. Ambos se encontraban desaparecidos desde el pasado lunes.

La Fepalc, exige de las autoridades guatemaltecas, que este horrendo crimen al igual que otros en donde periodistas han sido asesinados, no quede en la impunidad y se dé con los responsables de estos asesinatos.

Demandamos de las autoridades guatemaltecas, cumplan el compromiso asumido, en el 2012 en Ginebra, Suiza, para poner en marcha mecanismos de protección para los profesionales de la comunicación, atendiendo la recomendación del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, tras la sugerencia que formularon varias Estados, en aquella ocasión.

Guatemala enfrenta una ola de violencia criminal que dejó más de 5.000 muertes el año pasado, la mitad atribuidas por las autoridades a las operaciones del narcotráfico y a las dos pandillas, dedicadas principalmente a la extorsión y el sicariato, según datos oficiales.

La Asociación de Periodistas de Guatemala indicó que el año pasado 11 comunicadores fueron asesinados y 36 perdieron la vida en forma violenta desde el 2000

Zuliana Lainez

Presidenta Fepalc

Filemón Medina

 

Secretario de Derechos Humanos Fepalc

 
FIP pide poner fin a la impunidad tras la muerte de 82 periodistas en 2017

La Federación Internacional de Periodistas (FIP) ha publicado su informe anual completo sobre los periodistas y trabajadores de medios de comunicación desaparecidos en 2017, que detalla los asesinatos de los 82 profesionales de la información.

 

Los casos presentados en el informe revelan que, si bien hay razones para alegrarse de que el número de muertes de reporteros en el marco de su profesión haya registrado la cifra más baja en los últimos 10 años, esta cifra sigue siendo inaceptable.

“La lista de tragedias y pérdidas presentadas en estos informes anuales es devastadora para la comunidad de periodistas”, ha declarado el secretario general de la FIP, Anthony Bellanger. “Sin embargo, el mejor homenaje que podemos rendir a las víctimas es la movilización continua y el trabajo sin descanso para erradicar la sombra de la impunidad que ha planeado sobre el periodismo durante demasiado tiempo”.

En numerosos países, el periodismo continúa siendo una profesión extremadamente peligrosa, en especial en Afganistán, que ha registrado el número más alto de atentados suicidas y México, con la cifra récord de asesinatos selectivos (13), muchos de ellos causados por la corrupción y la connivencia entre el crimen organizado, el narcotráfico y las autoridades locales.

El informe subraya los retos más acuciantes para la seguridad de los periodistas en todo el mundo. Los retos incluyen la oposición a los medios como pilar esencial de la democracia en ciertas regiones de África, el fracaso de algunos países europeos a la hora de exigir responsabilidades a aquellos que asesinan periodistas, el reino del terror del crimen organizado en América Latina, los ataques terroristas en Asia-Pacífico, Oriente medio y el mundo árabe y la violencia en primera línea en esta última región.

Propone igualmente iniciativas proactivas de la FIP y sus afiliados que demuestran su determinación de trabajar juntos por el cambio. La FIP propone en concreto una nueva convención internacional sobre la seguridad y la independencia de periodistas y otros profesionales de medios, que será propuesta a los miembros de las Naciones Unidas para su adopción. La convención busca ofrecer los medios necesarios para hacer respetar las leyes existentes y exigir responsabilidades a aquellos que ataquen a los periodistas.

Otras iniciativas sobre la lucha contra la crisis de seguridad en los medios provienen de la región Asia-Pacífico, donde los afiliados de la FIP en Nepal (FNJ) y en Filipinas (NUJP) han implementado redes eficaces de vigilancia de los medios para monitorear la situación y continuar a hacer presión para obtener un cambio significativo. En Iraq se ha creado un comité nacional sobre la seguridad de los periodistas y la impunidad como consecuencia de una campaña organizada por el Sindicato de periodistas iraquíes (IJS), que ha coordinado el proceso.

 

“Gracias a este detallado informe, la FIP rinde homenaje a todos nuestros valientes colegas que, el año pasado, pagaron con su vida el haber ayudado a revelar la verdad. La FIP y sus afiliados en el mundo entero continúan luchando y desarrollando nuevas iniciativas para poner fin a la crisis de seguridad que se vive en los medios mediante sindicatos más fuertes para proteger a los periodistas y demás profesionales de medios. Se han hecho muchas cosas pero hoy no olvidamos los constantes desafíos a los que tenemos que hacer frente todos juntos en el seno de la profesión relativos a la seguridad y el derecho laboral y especialmente a la lucha contra la escandalosa impunidad que protege a los asesinos de reporteros”.

 
CPJ: Número de periodistas encarcelados bate nuevo récord mundial


NUEVA YORK.- Por segundo año consecutivo, el número de periodistas en prisión batió el récord histórico, con Turquía, China y Egipto como los países con el mayor número de encarcelados, según un informe del Comité para la Protección de Periodistas (CPJ).

Más de la mitad de los 262 periodistas que están entre rejas se encuentran repartidos entre esos tres países, lo que el Comité para la Protección de Periodistas considera un “deplorable fracaso” de la comunidad internacional a la hora de atajar los ataques contra la libertad de prensa.

Para la entidad, los países occidentales, y especialmente Estados Unidos han acogido con los brazos abiertos a gobernantes como el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, o el presidente chino, Xi Jinping, en lugar de presionarlos para que liberen a los periodistas encarcelados.

En su informe, difundido hoy, el Comité para la Protección de Periodistas culpa al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, porque, con su “insistencia en etiquetar a los medios críticos como ‘fake news'” (noticias falsas), da alas a los gobiernos que persiguen a los periodistas más combativos.

Cerca de dos tercios de los periodistas encarcelados lo están por cargos contra el Estado, y muchos de ellos están enjuiciados por leyes antiterroristas imprecisas.

Otros 21 periodistas, el récord hasta la fecha, están en prisión acusados de publicar noticias falsas.

El Comité para la Protección de Periodistas contabilizó en su censo anual hasta 262 periodistas en prisión por realizar su trabajo, un récord después de los 259 del año pasado, y Turquía, China y Egipto son los responsables del 51 % de los encarcelamientos.

Pese a haber liberado a algunos periodistas en 2017, Turquía sigue siendo el país que más les encarcela por segundo año consecutivo, con 73 entre rejas, ocho menos que el año pasado, aunque docenas más aún están a la espera de un juicio y continuamente hay nuevas detenciones.

En China, el número de periodistas entre rejas pasó de 38 a 41, y el Comité para la Protección de Periodistas lamentó que en la visita de Trump a Pekín en noviembre el presidente “no hiciera ninguna referencia en público a los derechos humanos”.

EFE

 
«InicioPrev12345678910PróximoFin»

Página 1 de 131