Matriz Histórica
Del Gremio De La Prensa
Jueves, 21 setiembre 2017
Internacionales


Chile: Periodista detenido y torturado por la dictadura gana Premio Nacional

SANTIAGO DE CHILE.- El periodista chileno Alberto Gamboa Soto, torturado y confinado en un campo de concentración por el dictador Augusto Pinochet, fue galardonado con el Premio Nacional de Periodismo.

“Premio Nacional de Periodismo 2017: Alberto ‘Gato’ Gamboa ¡Felicitaciones!”, escribió el Ministerio de Educación en su cuenta oficial de Twitter.

Según el jurado, que presidió la ministra de Educación, Adriana Delpiano, el galardón reconoce en Gamboa “su vasta experiencia en el periodismo, que ha dejado un legado de la narrativa popular, dando importancia a quienes eran marginados de la agenda noticiosa”.

De 96 años y conocido como “Gato”, Alberto Gamboa fue uno de fundadores del Colegio de Periodistas de Chile y del Círculo de Periodistas Deportivos -que presidió de 1950 a 1960- y durante su vida ha sido editor y director de diversos periódicos.

Alumno del Instituto Pedagógico de la Universidad de Chile, donde estudió Historia y Geografía, Gamboa empezó su carrera a los 17 años, como reportero deportivo del diario La Opinión”.

Trabajó en la revista Ercilla, en Última Hora, periódico que llegó a dirigir, y en La Gaceta.

Dirigió el diario Clarín, que trastocó el lenguaje periodístico clásico en uno popular, desde principios de los años sesenta hasta septiembre de 1973, cuando siendo el de mayor tirada en Chile, con 150.000 ejemplares de venta diaria en promedio, fue requisado y cerrado por la dictadura de Pinochet (1974-1990).

Durante la Unidad Popular, la coalición izquierda que llevó a la Presidencia de la República a Salvador Allende, convirtió a Clarín, cuyo lema era “Firme junto al pueblo”, en un defensor del experimento socialista que encabezó el mandatario entre 1970 y 1973.

Gamboa fue detenido, torturado y confinado en un campo de prisioneros situado en el antiguo yacimiento salitrero “Chacabuco”, en pleno desierto de Atacama, experiencia que después contaría en su libro testimonial “Un viaje por el infierno” (1984), en el que señaló que “los milicos nos trataban a patada limpia; un trato muy duro”.

Cuando salió libre, en 1976, Gamboa desempeñó varios oficios para sobrevivir. Fue jornalero en la construcción de un tramo del Metro de Santiago, donde su misión consistía en acarrear materiales en una carretilla tirada a mano.

El periodista Emilio Filippi, director de la desaparecida revista “Hoy”, lo rescató otra vez para el periodismo.

Posteriormente dirigió el periódico Fortín Mapocho, estaría en los inicios de La Cuarta y de La Época, diario en el que fue jefe de Deportes. También fue subdirector de La Nación.

El 6 de octubre de 1988 escribió en Fortín Mapocho uno de los más célebres titulares en la historia del periodismo chileno: “Corrió solo y llegó segundo”, en alusión al plebiscito en el que el día anterior los chilenos dijeron “No” a Pinochet en su afán de eternizarse en el poder.

Gamboa, que ha participado en diversos documentales, recibió durante su carrera profesional varias distinciones por su aporte al periodismo nacional, como el “Premio a la Trayectoria Periodística” del Colegio de Periodistas, y el Premio Bicentenario de Periodismo 2012, entre otros.

Ha sido miembro de jurados periodísticos, es autor de numerosos libros y ha ejercido la docencia en la universidad.

El premio está dotado de 18,125.000 pesos (unos 28,500 dólares), además de una pensión vitalicia mensual equivalente a 880,000 (unos 1,375 dólares) en la actualidad y de un diploma.

 
Honduras: El 91% de agresiones a periodistas están impunes

TEGUCIGALPA (Honduras).- El 91% de las agresiones contra periodistas y profesionales de los medios en Honduras permanece impune, denunció el Comisionado Nacional de los DDHH, Roberto Herrera (foto).

En un comunicado del organismo, Herrera indicó que al menos una treintena de periodistas y comunicadores sociales fueron víctimas de “robo, asaltos o atentados” entre el 2001 y lo que va del 2017 y que en el 91% de los casos prevalece la impunidad.

El Defensor del pueblo hondureño lamentó que en el país ocurran “este tipo de acciones violentas” contra los periodistas a causa de la “situación de violencia” que afecta a la nación centroamericana, donde a diario se registra una media de once asesinatos.

Además, condenó el supuesto atentado que sufrió el periodista y propietario del periódico El Libertador, Jhony Lagos, un suceso en el que su esposa resultó herida de bala.

“Ante este lamentable atentado, expresamos nuestra más enérgica condena contra este y todo tipo de hechos violentos que ponen en riesgo la vida y la integridad física de personas, su seguridad personal, el normal desempeño de sus actividades laborales y su vida familiar”, subrayó.

Lagos salió ileso del supuesto ataque perpetrado la noche del jueves por desconocidos que dispararon en contra de su vehículo mientras circulaba por el barrio Guadalupe de Tegucigalpa, según la prensa hondureña.

El periodista, propietario del rotativo El Libertador, una publicación crítica con el Gobierno, fue interceptado por hombres que intentaron asaltarle cuando viajaba con su esposa, Lurbin Cerrato, que resultó herida de bala.

Herrera indicó que se mantendrá “vigilante” para que el Estado hondureño ponga en marcha “las medidas de seguridad que sean necesarias” para dar “protección” a Lagos y a su familia, para “salvaguardar su vida y su integridad física”.

Instó además a las autoridades hondureñas a realizar una “investigación profunda y adecuada” para dar con el paradero de los responsables y precisar las causas del supuesto atentado, para poner fin a la impunidad.

“Demandamos de las autoridades encargadas de la seguridad en el país una profunda investigación de las causas que motivan estos atentados en contra de periodistas, comunicadores sociales y dueños de medios de comunicación en el país”, enfatizó.

El organismo estatal “asumió de oficio” este caso, por lo que realizará “las diligencias correspondientes” para que las autoridades hondureñas “tomen las medidas de seguridad que sean necesarias” para proteger al periodista, señaló el defensor del pueblo del país centroamericano.

 
Panamá: Periodistas no hacen relaciones públicas a los políticos


PANAMÁ.- Los profesionales del periodismo no estamos para hacerle relaciones públicas a los políticos y tampoco somos moneda de oro para gustarle a todo el mundo, refirió Filemón Medina, secretario general del Sindicato de Periodistas de Panamá ante las supuestas amenazas del diputado y periodista Javier Ortega al director del periódico Metro Libre.

De acuerdo con Medina, el hecho que una persona ocupe un puesto público no le da la facultad para amenazar tanto a personas como a periodistas valiéndose del poder político.

Medina le recordó a Ortega de que no se olvide de que su génesis como profesional es el periodismo y que él jamás hubiese aceptado que ningún político le hubiese cuestionado su accionar profesional.

El secretario general del Sindicato de Periodistas le manifestó a Ortega que si él “no quiere ser objeto de cuestionamiento público entonces no participe del mundo   político partidista, ya que como servidor público, cualquier actividad está en la mira de los medios de comunicación”.

Hay que resaltar que el reclamo de Ortega, según Aparicio, se da por un escrito que lleva su firma, en la que expresa que es un error sugerir un proceso disciplinario contra la diputada Zulay Rodríguez, porque a un grupo de diputados no le gusta su discurso radical.

www.panamaamerica.com.pa

 
México: Asesinan a noveno periodista en lo que va del año


CIUDAD DE MÉXICO.- El periodista Luciano Rivera murió a causa de un disparo en la cabeza en la localidad de Playas de Rosarito, en el norteño estado mexicano de Baja California, informó la Procuraduría General de Justicia (PGJBC) de dicho estado.

“Los hechos donde perdió la vida el reportero de CNR canal 54 se reportaron hoy a la 1:40 en el interior del Bar La Antigua en la zona Centro de Playas de Rosarito”, dice el comunicado.

Según algunos testigos, los supuestos agresores interrumpieron una tranquila conversación entre Rivera y dos amigas en dicho bar para, después de dar muerte al periodista, subirse a bordo de un taxi rumbo a la ciudad fronteriza de Tijuana.

“En su intervención la Policía Municipal detuvo a Alfredo N, quien estaba a bordo de un taxi donde se localizó un arma de fuego”, informó la institución.

La PGJBC aseguró que ya “investiga al detenido por el homicidio del reportero Luciano Rivera”.

“La Subprocuraduría de Zona Playas de Rosarito recibió por parte de la Policía Municipal a un probable responsable del homicidio del reportero Luciano Rivera”, confirma el comunicado.

El periodista era reportero y conductor del noticiero CNR Noticias Canal 54 y dirigía la edición tanto impresa como digital de la revista Dictamen.

Con su muerte, ya son 9 periodistas asesinados en lo que va de año en México, considerado como uno de los países más peligroso para el ejercicio del periodismo.

EFE/Foto: psn.ni

 
Gerda Taro, 80 años de la trágica muerte de mujer que marcó historia en el fotoperiodismo


Trabajó menos de un año como fotógrafa y se conservan apenas 2.000 de las imágenes que tomó, pero Gerda Taro fue una "influencia esencial" para Robert Capa y para el fotoperiodismo en general por su estilo de composición, su sensibilidad y por lo mucho que se acercaba al objeto fotografiado.

El pasado 25 de julio se cumplieron 80 años de su muerte en la batalla de Brunete (Madrid), aplastada por un tanque de guerra cuando tenía solo 26 años y estaba llamada a ser uno de los grandes nombres del fotoperiodismo.

Y se han necesitado décadas para que su nombre ocupe el lugar que le corresponde en la historia de la fotografía, como reconoció a Efe la comisaria del Archivo Ropert Capa del Centro Internacional de Fotografía (ICP) de Nueva York, Cynthia Young.

Experta en la obra de Taro, para Young los últimos 20 años han sido básicos para redescubrir la obra de la fotógrafa alemana, que había sido básicamente conocida por ser pareja de Capa.

La investigación realizada por Irme Shaber y François Maspero y varias exposiciones sobre su obra han permitido reivindicar la figura de Taro, junto con el descubrimiento de "La Maleta Mexicana", que marcó un punto de inflexión en la historia del fotoperiodismo.

Con ese nombre se conoce a tres cajas de cartón que estuvieron desaparecidas durante décadas y que contenían miles de negativos de fotos que Capa, Taro y David 'Chim' Seymour tomaron durante la Guerra Civil española.

"Fue, junto a Capa, una pionera y el hecho de que fuera una mujer hace su historia aún más extraordinaria", afirma convencida Young.

Nacida como Gerta Pohorylle en Stuttgart (Alemania) en 1910, en el seno de una familia judío polaca de origen gallego, se trasladó en 1934 a París huyendo del creciente antisemitismo impuesto por el régimen de Adolf Hitler.

Un año después conoció al fotoperiodista Endre Friedmann, un judío húngaro con quien empezó a trabajar como asistente.

Ambos eran muy jóvenes y al parecer no tenían el aspecto que los empresarios esperaban de un fotógrafo, por lo que idearon una estratagema que se reveló muy útil: inventaron a Robert Capa, un supuesto y prestigioso fotógrafo estadounidense, del que ellos eran agentes. El truco resultó, y ambos empezaron a trabajar conjuntamente bajo ese nombre, hasta que Pohorylle se 'rebautizó' como Gerda Taro, en honor al artista japonés Taro Okamoto.

Con el estallido de la Guerra Civil en España en julio de 1936, decidieron viajar a Barcelona junto con David 'Chim' Seymour. Cubrieron juntos el frente de Aragón y luego se trasladaron a Córdoba.

Aunque durante un breve periodo la pareja publicó sus fotografías bajo la firma conjunta de "Capa&Taro", pronto separaron sus imágenes y la que es considerada la primera fotoperiodista de la historia empezó a firmarlas como "Photo Taro".

Unas imágenes que mostraban un gran énfasis en la composición, algo que le obsesionó y por lo que utilizaba una cámara de formato mediano.

"Tenía un gran sentido de la estética y composición, así como una marcada sensibilidad, algo muy complicado de aplicar a la fotografía de guerra porque eso toma tiempo y en las coberturas de guerra hay que hacer las composiciones muy, muy rápido", explicó Young.

"Yo creo que quizás Capa la impulsó, la alentó, le dio una cámara y le ayudó con la parte técnica, pero creo también que él aprendió mucho de ella, de cómo comportarse en situaciones muy tensas", señaló la experta del ICP.

Capa "vio cómo ella se acercaba mucho al sujeto a fotografiar, solo hay que pensar la forma en la que murió", resalta Young. Y eso lleva a la famosa máxima del fotógrafo: "Si una foto no es suficientemente buena es porque no estabas suficientemente cerca".

La experta también se pronunció sobre la famosa foto "Muerte de un miliciano", la más emblemática de Capa, y la idea que algunos expertos han sostenido en los últimos años sobre la posibilidad de que en realidad fuera tomada por Taro.

"Es imposible de saber, no hay pruebas técnicas que puedan demostrar que la autoría es de Capa pero ella era muy fuerte y no dijo nada cuando la imagen se publicó y no creo que quisiera esconderse detrás de él. La idea de que su trabajo fuera firmado por Capa, simplemente no tiene sentido", aseguró Young.

Su trabajo se publicó en muchas revistas y con las alrededor de 500 fotografías que se recuperaron en "La Maleta Mexicana" se ha podido reunir un fondo de unas 2.000 imágenes que el ICP custodia con esmero y que demuestran el valor y la importancia del trabajo de Taro.

En base a EFE

 
«InicioPrev12345678910PróximoFin»

Página 1 de 128