Matriz Histórica
Del Gremio De La Prensa
Lunes, 18 junio 2018
Nacionales


Organizaciones invocan al Congreso a archivar proyecto de Ley sobre publicidad estatal

Organizaciones de la sociedad civil advierten que la aprobación de esta autógrafa constituiría un grave atentado contra las libertades informativas y hacen un llamado al Ejecutivo a fin de que apruebe el reglamento de la Ley 28874.

Mediante un comunicado, la Asociación Nacional de Periodistas del Perú (ANP), el Consejo de la Prensa Peruana (CPP), la Sociedad Nacional de Radio y Televisión (SNRTV), el Instituto Prensa y Sociedad (IPYS), la Interactive Advertising Bureau (IAB Perú), Liber, Proética y Transparencia se pronunciaron respecto a la sesión de la Comisión de Transportes y Comunicaciones del Congreso de este 12 de junio.

Señala que tomando en consideración que este grupo de trabajo parlamentario debatió las observaciones del Poder Ejecutivo a la autógrafa de ley que regula el gasto de publicidad estatal, las organizaciones firmantes consideran oportuno reiterar su preocupación sobre los alcances de la referida norma.

Desde que el proyecto fuera presentado, en noviembre del año pasado, las organizaciones firmantes han hecho públicos sus reparos sobre los alcances del mismo, al considerar que vulnera de manera desproporcionada el derecho fundamental a la libertad de información, opinión, expresión y difusión del pensamiento, reconocido en la Constitución Política. De aprobarse la norma, se estaría configurando un supuesto de censura indirecta, proscrito en el artículo 13 de la Convención Americana de Derechos Humanos.

De otro lado, la norma impedirá que un alto porcentaje de la población acceda a información relevante sobre los programas, proyectos y servicios que brinda el Estado. Ello es así, pues mientras los medios estatales tienen niveles de audiencia inmensamente inferiores a los medios privados, las redes sociales son inaccesibles para 1 de cada 3 peruanos, en particular para las poblaciones más vulnerables.

El peligro que representa esta propuesta trasciende nuestras fronteras, al constituirse como un mal precedente que debilita la posición del país en el ámbito internacional. La Relatoría para la Libertad de Expresión de la CIDH ha remitido a la Cancillería sus observaciones al referido proyecto señalando que la es una medida innecesaria, excesivamente costosa y desproporcionada para el ejercicio de la libertad de expresión.

Además de las organizaciones firmantes, el presidente de la República, el Defensor del Pueblo y el presidente del Poder Judicial han manifestado su preocupación respecto a la norma. El presidente Vizcarra ha señalado que el proyecto no es adecuado al considerar que la pauta publicitaria es necesaria para informar sobre medidas que benefician a la ciudadanía. Por su parte, el Defensor del Pueblo ha señalado que el proyecto que prohíbe al Estado usar los medios de comunicación para dar a conocer lo que está haciendo no es adecuado.

En ese sentido, las organizaciones firmantes invocamos a los integrantes de la Comisión para que dispongan el archivo de la autógrafa. Asimismo, hacemos un llamado al Poder Ejecutivo para que inicie un debate público que conduzca a la aprobación del reglamento de la Ley 28874, vigente desde el 2006.

Foto Congreso

 
La economía solidaria: instrumento de transformación social

De una economía de mercado se está pasando a una sociedad de mercado. La situación es preocupante y debería convertirse en motivo de reflexión, debate y acción política. El afán de lucro desmedido, de individualidad dineraria exagerada, va ganando a muchos, en extremo tal que son capaces de vender hasta su conciencia y el sentido de respeto por la dignidad del prójimo El norte de ellos es tener riqueza, aunque ésta sea mal habida o consecuencia de la explotación de otros.

El problema se está agudizando porque hay quienes consideran que la lógica del capital es la competencia y no la solidaridad entre seres humanos. Esos quienes, metidos a políticos, son los responsables de que el mundo enfrente situaciones de barbarie, tras un equivocado concepto del fin de la economía. Ignoran u olvidan que la misma tiene entre seres civilizados, con capacidad de razonamiento, el bienestar de todos y no de unos pocos.

El sentido intrínseco, la naturaleza eficiente y rentable de la economía, es la de encontrar la mejor vía para que la persona humana disfrute, sin discriminación ni marginación, del bien común. Todo lo contrario a esa economía hoy reinante, que excluye del bienestar a quienes nada tienen o tienen poco. Producir miseria, formar masas de gente hambrienta, concentrar riqueza en menos manos, es incompatible con los anhelos de una sociedad que tiene como sustentos la libertad y la democracia.

Sin embargo, en medio de esta crisis mental, poco a poco se va abriendo camino una mejor ruta dentro de la convivencia humana. Y lo singular es que va surgiendo del crisol humanista y cristiano, con sus fundamentos éticos y culturales. acorde con las necesidades de desarrollo pleno de hombres y mujeres, de jóvenes y adultos mayores, hasta hoy postergados de lo humano, de lo racional, de lo moral. Se trata de la economía social y solidaria.

Se ha dicho y hoy repetimos: "la economía social y solidaria es un enfoque de la actividad económica que tiene en cuenta a las personas, el medio ambiente y el desarrollo sostenible y sustentable, como referencia prioritaria por encima de otros intereses... También se le conoce como economía solidaria o ESS, una manera de vivir que abarca la integralidad de las personas y designa la subordinación de la economía a su verdadera finalidad: proveer de manera sostenible las bases materiales para el desarrollo personal, social y ambiental del ser humano"

¿Resulta difícil el camino a seguir? ¿Por qué no hacer el intento en esta hora difícil, cuando el joven es postergado, cuando el mayor se desalienta, cuando la mujer se siente frustrada?  Hagamos un alto en nuestra vida para pensar en lo que se debe hacer en el presente y cómo labrar el futuro. La economía solidaria es la respuesta. Cada día hay un mejor compartir al respectp porque "la referencia de la economía solidaria es cada sujeto y las comunidades creadas desde las iniciativas sociales, por lo que no se la identifica según los beneficios materiales de una iniciativa, sino que se la define en función de la calidad de vida y el bienestar de sus miembros y de toda la sociedad como sistema global".

Roberto Mejía Alarcón

 

 
ANP: Presidente del Congreso promueve discurso de odio

La Asociación Nacional de Periodistas del Perú, organización matriz del gremio de los trabajadores de prensa, con una trayectoria de 90 años en defensa y protección del derecho del pueblo a ser informado con la verdad sobre asuntos de interés público, considera de su deber hacer de conocimiento de la colectividad peruana, su preocupación y su más enérgico rechazo a las reiteradas agresiones  verbales que viene repitiendo el señor Luis Galarreta Velarde, quien eventualmente ejerce la delicada función de presidente del Poder Legislativo, razón por la cual está en la obligación de desempeñarla de manera ejemplar, sin atisbos de inconducta.

El señor Galarreta Velarde al calificar de “mermeleros” a medios de comunicación social y periodistas, sin citar nombres de manera clara y directa, con su irresponsable actitud trasluce su proclividad de promover discursos de odio contra los profesionales de la comunicación social y medios de prensa, que expresan preocupación por el irregular uso de los recursos fiscales, resultante de los impuestos que paga la ciudadanía.

Por otro lado, hace ver que la presidencia del Poder Legislativo está en manos de una persona que promueve una política de hostilidad y de violencia contra quienes no están de acuerdo con su desempeño como funcionario público, olvidando que por encima de todo está en el deber de cultivar políticas que coadyuven al fortalecimiento de una ciudadanía informada de sus derechos y libertades, así como de sus responsabilidades tan indispensables en sociedades pacíficas y verdaderamente democráticas.

Lima, 31 de mayo de 2018

COMITÈ EJECUTIVO NACIONAL

 
La protección social de los trabajadores, una tarea prioritaria por cumplir

Las cifras que maneja  la Organización Internacional del Trabajo (OIT) nos dicen que en el Perú, menos de una quinta parte, vale decir el 19% de los adultos de la tercera edad, percibe efectivamente pensiones para el retiro por edad.

Este es un de los problemas más serios relacionados con la protección social de los trabajadores que aún no encuentran solución y que, lamentablemente, no está dentro de las prioridades del gobierno.

En realidad se trata de un problema que aqueja a la clase trabajadora de toda la región latinoamericana, incluyendo el Caribe. El 38,6% de la población equivalente a 241 millones de personas no cuentan con ningún tipo de protección social, mientras que el 61,2% restante con frecuencia accede a prestaciones cuya protección efectiva es muy baja.

Lo señalado está en negro sobre blanco en el Informe Mundial sobre protección social 2017-2019 de la OIT, que califica el hecho no solamente como un reto de gran magnitud sino como una tarea pendiente para alcanzar los objetivos de desarrollo sostenible, en especial o relativos a la lucha contra la pobreza y extrema pobreza.

El documento  debe llamar la atención de gobernantes y gobernados, toda vez que las limitaciones estructurales de la economía nacional y la gran incidencia de la informalidad laboral,  según lo expresado por los especialistas en protección social, Helmunt Schwarzer y Fabio Duran, resulta en que trabajadores rurales, independientes, de las microempresas y trabajadoras domésticas estén excluidos de la protección social o tengan una cobertura efectiva muy baja.

La protección de los trabajadores es un tema que merece estar en la agenda de quienes en estos momentos de crisis política, tienen aspiraciones de gobernanza. Se entiende que la protección tiene una amplitud muy grande. No se puede tratar a la ligera enrazón de que abarca la  seguridad social, las condiciones y medio ambiente de trabajo, y la seguridad y la salud en el trabajo.

Bastaría mencionar al respecto que en cuanto a seguridad y salud en el trabajo, existen cifras alarmantes si se tiene en consideración que cada año 250 millones de personas son víctimas en el mundo de un accidente de trabajo y aproximadamente 2 millones fallecen como consecuencias de los mismos.

Podríamos mencionar también el caso de la seguridad social, para concluir que  la misma ha sido la resultante en todo el mundo de una lucha prolongada y del diálogo social, acciones en las que los sindicatos han tenido un papel preponderante.

Tengamos presente que la seguridad social es un derecho humano fundamental  y figura como tal en el Pacto Internacional sobre los Derechos Económicos, Sociales y Culturales. Esto es letra viva y debe motivar el pensamiento y la acción de quienes tienen la convicción que hay un mundo mejor, de paz, de convivencia inclusiva y dignidad como fundamento de la vida humana.

Roberto Mejía Alarcón

 
Humanizar la economía

Es tiempo para reflexionar y para actuar. Es tiempo para preocuparse por la relación entre la economía y la justicia social. Es tiempo para interpretar y mantener al centro de tal realidad la dignidad y el valor de las personas.

En ese propósito, la Asociación Nacional de Periodistas del Perú (ANP), y Solidaridad Mundial (WSM) han decidido unir fuerzas y voluntades con el propósito de abrir mejores caminos que permitan el uso solidario y social del dinero, donde no se imponga el capital sobre la persona humana, sino más bien la persona humana sobre el capital. Como dijo no hace mucho el papa Francisco, labrar la ruta y andar por ella para hacer crecer la economía de la honestidad.

El esfuerzo de WSM y de la ANP se traducirá en hecho concreto este fin de semana en la ciudad de Arequipa con asistencia de representantes de las asociaciones provinciales de la Ciudad Blanca, Camaná, Islay, Moquegua, Ilo, Tacna, Puno, Azángaro, Ayaviri, Ilave, Juliaca, Lampa, Yunguyo, Huancané y Chucuito. En la práctica será una nueva forma de hacer gremialismo y sindicalismo.

Se trata de estimular la participación activa de trabajadores de prensa mediante seminarios talleres para que hagan juntos lo que más adelante deben hacer por los demás y de esa manera encender el dínamo de una fuerza encaminada a desarrollar las partes más débiles del mundo del trabajo y favorecer, por sobre todo a la mujer y al joven, que en estos tiempos de globalización están en la búsqueda de empleo digno.

¿Qué sucederá más adelante de estos primeros seminarios talleres? La interrogante debe ser respondida por quienes participen en tales jornadas, pero también de quienes tienen el deber de estimularlas. No olvidemos que la economía solidaria es un enfoque de la actividad económica que tiene en cuenta a las personas, el medio ambiente y el desarrollo sostenible y sustentable, como referencia prioritaria por el encima de otros intereses. Así la define quienes conocen la materia, los mismos que subrayan que ella, la economía solidaria, es el marco de la tradición de la economía social, que incorpora a la gestión de la actividad económica los valores universales que parece haber olvidado la sociedad y que hay necesidad de rescatar, porque se trata de encontrar una convivencia humana donde primen la equidad, la justicia, la fraternidad económica, la solidaridad social y la democracia directa.

La construcción de este camino tiene punto inicial, pero no tiene punto final. En su andar no hay lugar para la pausa ni para la fatiga. Se trata de una nueva forma de producir, de consumir y de distribuir como alternativa viable y sostenible para la satisfacción de las necesidades individuales y globales, con la esperanza de consolidarse como un medio de transformación social.

Roberto Mejía Alarcón

 
«InicioPrev12345678910PróximoFin»

Página 1 de 90