Matriz Histórica
Del Gremio De La Prensa
Martes, 22 octubre 2019
Nacionales


Entre “hermanos, hermanitos, primos y primitos”

Desde hace muchos años en el uso de la palabra oral, en nuestro país se utiliza las expresiones coloquiales de “hermano”, “hermanito”, “hermanón”, “primo” y “primito”, como manifestación de estima especial a quien, más allá de la amistad, no tiene relación sanguínea alguna entre los interlocutores. Es propia de quienes guardan consideración muy especial y una forma de distinguir a una persona por sus valores y principios, que los diferencia de otros.

Lamentablemente tan íntima manifestación, de cariño y respeto, se está eclipsando hoy en día por culpa de quienes hacen mal uso de dichas expresiones. El caso más notable es el protagonizado por quienes conforman la organización criminal que lleva por apelativo “Los cuellos blancos del puerto” y que la conforman jueces y fiscales, que vienen sufriendo las consecuencias de sus equivocados pasos. Ellos tenían la costumbre de intercambiar conversaciones, no sin antes tratarse de “hermano” o “hermanito”. Cayeron en el desatino y ahora  la justicia los tiene con los pelos de punta.

Este no es el caso del distinguido abogado Gonzalo Ortiz de Zevallos, personaje de conducta al parecer intachable y que se sabe es ducho en asuntos financieros.  Al mencionado Gonzalo se le metió entre ceja y ceja, ser titular del Tribunal Constitucional, convencido de que su primo hermano Pedro Olaechea, en ese entonces presidente del Congreso de la República, podía satisfacer ese anhelo, quizá perseguido por las ansias de ponerse la cinta y medalla de tan alta institución, encargada de velar por el respeto a la Constitución y procurar que las leyes se ajusten a su espíritu.

Olvidó el buen Gonzalo que eso no es posible en el Perú de hoy. Más aún que no hay prepotencia que valga, ni abuso de poder. Podrá apellidarse como quiera, pero todos, absolutamente todos, somos iguales ante la ley. Esto explica por qué de los siete miembros que integran el Tribunal Constitucional, cinco de ellos rechazaron tal apetencia, precisando que el proceso de elección  en un Congreso disuelto por mandato de la Constitución, imposibilitaba ese afán de juramentar pasando por alto las exigencias señaladas por la ley de leyes.

En pocas palabras el hecho de ser primo de quien alguna vez fue presidente del Poder Legislativo, no es suficiente cuando se trata de caminar ajustado a los pasos que señala la Carta Política del Estado. El buen Gonzalo resbaló y se ensució los zapatos.  Todo por culpa de su primo hermano, Pedro Olaechea, personaje distinguido y que en los últimos tiempos anda también mal acompañado por una junta de amistades con antecedentes políticos poco recomendables.

Después de lo sucedido muchos se preguntarán  ¿por qué Gonzalo tenía esa sed de poder? La interrogante es inmensa. Persona con fortuna amplia y abundante, profesional respetable en su especialidad donde el dinero va y viene, poco conocedor del constitucionalismo. La primera respuesta es que tenía la condición de plegarse a la citada banda política, que en estos últimos años, todo lo bueno que quiso hacer lo hizo mal y todo lo malo que ha hecho lo ha hecho bien.

Roberto Mejía Alarcón

 
ANP: Conversatorio "Justicia para Melissa Alfaro"

En la sede de la Asociación Nacional de Periodistas del Perú (ANP) se realizó el conversatorio "Justicia para Melissa Alfaro", conmemorando los 28 años del asesinato de Melissa Alfaro Méndez.

La actividad, organizada por la Coordinadora Contra la Impunidad (CCI) y Trenzar comenzó con la proyección del documental "Melissa Alfaro, tu estrella nunca dejará de brillar", producido por el colectivo Jauría, que relata la historia de la joven practicante de periodismo y la lucha de su familia por alcanzar justicia.

El conversatorio contó con un panel de invitados especiales entre los que destacó la presencia de Norma Méndez, madre de Melissa Alfaro, y Zuliana Lainez Secretaria General de la ANP.

 

 

 

 
Día del periodista: Romería a mártires del periodismo

La Asociación Nacional de Periodistas del Perú (ANP) realizó un homenaje a los mártires del periodismo con la romería al mausoleo de los Mártires de Uchuraccay, en el cementerio El Ángel.

Esta actividad contó con la participación de dirigentes nacionales y afiliados de la ANP así como familiares de los mártires de Uchuraccay.

Esta actividad se realizó como parte del programa especial por el Día del Periodista 2019.

 
Día del Periodista: Sesión solemne exigiendo despenalizar delitos de prensa

La Asociación Nacional de Periodistas del Perú (ANP) realizó su sesión solemne con motivo del Día del Periodista, junto al conversatorio “Diez razones para despenalizar los delitos de prensa”, una de las principales consignas que este gremio trae desde hace varios años.

El acto fue en el auditorio principal de la ANP comenzando con el conversatorio que estuvo a cargo del Dr. Miguel Jugo Viera, asesor legal de la Oficina de los Derechos Humanos del Periodista (OFIP).

Durante su exposición, Jugo explicó qué se entiende como delitos de prensa y cuáles son las razones por las que deben ser tratados en el fuero civil y no el penal.

Asimismo, la presentación luego fue comentada por Zuliana Lainez, Secretaria General de la ANP y Vicepresidenta de la Federación Internacional de Periodistas (FIP), e Ítalo Jiménez, Secretario Ejecutivo de Comunicaciones de la ANP.

En su momento, durante el discurso de orden, el doctor Roberto Mejía Alarcón, presidente de la ANP, expresó la urgencia de llevar adelante este trabajo por despenalizar los delitos de prensa o del honor, además de velar por el respeto del derecho a la libertad de expresión.

 
Día del Periodista: Trabajando por una sociedad más humana

La oportunidad de recordar la edición del primer diario de América Latina  por Jaime Bausate y Meza, aquel lejano 1 de octubre de 1790 y,  con ello, la institucionalización del “Día del Periodista”, por iniciativa de la Asociación Nacional de Periodistas del Perú, en los primeros años de la década de los treinta del siglo pasado y su reafirmación en los cincuenta en el Congreso de la República, permite apreciar la trascendencia que tiene el ejercicio libre  de tan importante quehacer humano, especialmente como medio para la afirmación de la vida ciudadana en democracia política, económica y social.

Tal tarea, sin embargo, es inagotable. No da lugar a fatiga alguna. Sobre todo en las circunstancias en las que hoy vivimos, cuando no existen políticas de Estado para el desarrollo de la comunicación social a lo largo y ancho del territorio nacional, se margina con interpretaciones equivocadas de la ley a los medios que se autogestionan o cogestionan al interior del país. Y lo que es peor, se mantiene vigente la perversa normatividad legal que tipifica como delito penal la crítica pública y escrutinio por parte del periodismo, haciendo caso omiso a las recomendaciones de la Relatoría Especial de la ONU sobre la libertad de prensa, cuya predica data desde el 9 de diciembre del 2002 y que ha dado lugar, precisamente, a un proyecto de despenalización presentado por la histórica ANP.

En esta fecha recordatoria, la Asociación Nacional de Periodistas del Perú, consecuente con el mensaje heredado de sus fundadores desde 1928, enfatiza su demanda para que la libertad de prensa y la libertad de expresión, no sean eclipsadas por quienes tienen el poder político. Es menester que estos entiendan que vivir en democracia no se puede confundir con minúsculas falsificaciones que tratan de oprimir o eliminar a quienes son mensajeros de la información de interés público, mediante repudiables iniciativas legislativas.

La Asociación Nacional de Periodistas del Perú hace llegar, en esta fecha significativa, su saludo fraterno a las y a los periodistas de todo el país, sin discriminación ni marginación alguna, exhortándoles al cumplimiento del deber sagrado que les corresponde y que no es otro que el de contribuir a la construcción de una sociedad plenamente humana.

Lima, 1 de octubre de 2019

 
«InicioPrev12345678910PróximoFin»

Página 1 de 122
Créditos: Eylen Jalilíe